alnavio.com
Edición testing    2 de abril de 2020

Consejo Nacional Electoral

Zenaida Amador (ALN).- En Venezuela hay tres agendas políticas moviéndose en simultáneo. Por una parte, están las gestiones para designar nuevas autoridades electorales, lo que pretende darle paso a una salida democrática al conflicto; por la otra, siguen las amenazas y las arremetidas de Nicolás Maduro para socavar las bases de la oposición y neutralizar cualquier gestión en su contra; y en medio de todo, el afán de Juan Guaidó por reactivar la protesta ciudadana para presionar la salida del régimen.

Pedro Benítez (ALN).- Hoy en Venezuela tanto chavistas como antichavistas desean un cambio. La estrategia de Juan Guaidó es poner en evidencia que el obstáculo para ese cambio tiene nombre y apellido: Nicolás Maduro. Este quiere aparentar ante el mundo que pretende normalizar la vida política nacional escogiendo a su propia oposición y justificando la elección de nuevos miembros del Consejo Nacional Electoral (CNE) por parte de un órgano que controla, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), desconociendo a la institución que constitucionalmente tiene esa responsabilidad, la Asamblea Nacional.

Zenaida Amador (ALN).- El régimen de Nicolás Maduro empuja con fuerza la agenda electoral. El objetivo es hacerse de la única institución democrática que prevalece en Venezuela, la Asamblea Nacional (AN), y para eso echará mano de todos los recursos que le garanticen unos comicios a su medida, ante lo cual Juan Guaidó pretende impulsar formalmente el cambio de autoridades del Consejo Nacional Electoral. Esta nueva prueba de fuerzas pudiera dar lugar a dos entes electorales en Venezuela.

Pedro Benítez (ALN).- A dos años y dos meses de la cuestionada instalación la Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela descansa el sueño eterno. No es noticia y nadie la extraña. Se la presentó en 2017 como el Poder Constituyente Originario, supraconstitucional y plenipotenciario, pero no puede ni designar a los rectores del Consejo Nacional Electoral y Nicolás Maduro que fue el promotor ni la toma en cuenta.

Pedro Benítez (ALN).- Maduro no tiene juego nuevo. Carece de nuevas cartas. No tiene ideas nuevas. Perdió el factor sorpresa, ese del que tanto alarde hizo Hugo Chávez. A Maduro se le ven los próximos pasos. Todas sus jugadas de ahora en adelante son previsibles porque ya las aplicó y ninguna le ha funcionado. Exactamente la misma lógica que emplea en la economía.

Pedro Benítez (ALN).- El regreso del PSUV a la Asamblea Nacional sería una victoria para Juan Guaidó, una derrota para Diosdado Cabello y un problema para Nicolás Maduro. Para el ala radical del chavismo gobernante que encabeza Diosdado Cabello implica una derrota. Es reconocer la inutilidad de la Constituyente que hace dos años se vendió como plenipotenciaria, supraconstitucional y todopoderosa. Pues bien, ella se pierde en sus manos. Razón por la cual no es de extrañar que ya haya empezado con sus tácticas de saboteo a los planes de Maduro.

Ysrrael Camero (ALN).- En 2020 habrá un proceso electoral en Venezuela. Si estas elecciones son libres y nos conducen a la democracia, o se convierten en otra alcabala de nuestra dilatada autocratización, depende de que se pueda construir una negociación a la que hay que empujar a Nicolás Maduro con los incentivos correctos, la movilización masiva en la calle, la presión diplomática y una oferta que no pueda (ni quiera) rechazar.

#NegociacionesVenezuela

Juan Carlos Zapata (ALN).- Tanto se habló en Noruega. Tanto se avanzó. Y por tanto se espera que se siga avanzando. Porque Oslo no ha muerto. El proceso sigue abierto, y ocurrió lo que anticipamos. Que en el momento que se abordara el tema de las elecciones con Nicolás Maduro en el poder, el juego se iba a trancar. Pese a ello, la opción se mantiene.

Beatriz de Majo (ALN).- La jefa de la diplomacia comunitaria europea, Federica Mogherini, dejó tres cosas bien claras con respecto al régimen de Nicolás Maduro al finalizar la reunión de ministros de la Unión Europea.

Redacción (Londres/ALN).- Este artículo fue publicado en inglés en ‘Project Syndicate’ el pasado 3 de octubre bajo el título ‘Planning for post Maduro Venezuela’. ALnavío lo reproduce en traducción propia. Su autor, Andrés Velasco, fue ministro de Finanzas en el primer gobierno de Michelle Bachelet. Acaba de ser designado como primer director de la Escuela de Políticas Públicas de la London School of Economics.

Pedro Benítez (ALN).- El agravamiento del caos económico, la migración masiva, el descontento social interno y el cerco internacional serán el escenario más probable con que amanecerá Venezuela el día siguiente a los comicios presidenciales convocados para este domingo 20 de mayo. No obstante, Nicolás Maduro, una vez consagrada su reelección por el Consejo Nacional Electoral, podría intentar crear un ambiente de distensión con los candidatos disidentes que avalaron el proceso con su participación, pero para eso deberá valerse de un talento político que hasta ahora no ha demostrado poseer.

Alonso Moleiro (ALN).- Cuestionado en algunos sectores a causa de su estilo moderado y pactista, Henri Falcón es el principal candidato opositor que se ha lanzado a las elecciones organizadas por el aparato institucional de Nicolás Maduro en Venezuela, a celebrarse este 20 de mayo. Falcón recorre el país para invitar a la población a remontar la cuesta del chavismo. En términos numéricos, las posibilidades de victoria guardan relación directa con la decisión de ir a votar. Sobre este dilema discurre hoy la atormentada realidad de los venezolanos.

Pedro Benítez (ALN).- En abril de 2013 Nicolás Maduro buscó y obtuvo el reconocimiento y la legitimidad, por parte de los gobiernos de Suramérica, del proceso electoral que lo eligió presidente de Venezuela y que la oposición entonces impugnó. Casi los mismos países que hoy rechazan, alegando falta de garantías, la convocatoria de la elección presidencial mediante la cual pretende reelegirse. La lista incluye un mandatario que todavía sigue en su cargo: Juan Manuel Santos.

María Rodríguez (ALN).- El banco de inversiones Torino Capital ve “poco probable” que la reanudación de las conversaciones este viernes entre el Gobierno venezolano y la oposición conlleve acuerdos “durables o exigibles”. La firma considera que si se rompen las negociaciones el Ejecutivo podría convocar elecciones presidenciales con la composición actual del Consejo Nacional Electoral, un punto a favor para que Maduro siga en el poder.

Pedro Benítez (ALN).- Los problemas de la unidad opositora se resumen en uno muy concreto: votar o no votar para enfrentar al régimen chavista. La tesis según la cual las prácticas fraudulentas del chavismo se podrían superar por medio de una votación masiva hoy está en entredicho.