alnavio.com

Control de cambio

Zenaida Amador (ALN).- Aunque Nicolás Maduro sigue blandiendo el Plan de la Patria como hoja de ruta de su gestión para avanzar hacia la construcción del socialismo y con la jerga revolucionaria impregnando sus discursos, la realidad es que ha venido adoptando medidas económicas que cualquier observador podría catalogar de neoliberales. ¿Son medidas de ajuste o son sólo un intento desesperado por sostenerse en el poder a cualquier costo en medio de una crisis económica sin precedentes?

Zenaida Amador (ALN).- Después de 15 años de control cambiario el gobierno de Nicolás Maduro le anunció al mundo una nueva normativa que permite la libre convertibilidad de la moneda en todo el territorio venezolano. Una noticia de este tenor ha debido generar una reacción positiva en el mercado y sacudir a los actores económicos que hacen vida en el país, que a duras penas sobreviven a los efectos de la crisis y al sistema de regulaciones del Estado; pero no ocurrió así. ¿Por qué?

Pedro Benítez (ALN).- La semana pasada la Asamblea Nacional Constituyente de Nicolás Maduro firmó un acta de rendición. Derogó la ley de ilícitos cambiarios vigente desde 2008. En teoría ya no será ilegal comprar y vender libremente divisas en Venezuela. El régimen chavista se ha rendido ante el dólar paralelo. Ese mismo que aseguró pulverizaría. Una derrota. Pero no es de sus derrotas y fracasos de lo que quieren Maduro y el régimen que se hable. No del hambre y la emigración masiva, sino de golpes y atentados.
  • 1

Pedro Benítez (ALN).- Luego de cinco años de desastres económicos, con millones de emigrados y miles de fallecidos por desnutrición o enfermedades curables, Nicolás Maduro parece empezar a comprender que la inflación la provoca la emisión monetaria y el déficit fiscal. También arroja por la borda el nefasto control de cambios impuesto por Hugo Chávez hace 15 años. No obstante, lanza a continuación una bomba atómica hiperinflacionaria sobre lo que queda de la economía venezolana. Ha entrado en la etapa del ensayo y el error con terribles consecuencias humanas.

Pedro Benítez (ALN).- La economía de Venezuela puede terminar este año siendo la mitad de lo que era en 1999. Un proceso de destrucción, sin precedentes en el continente americano, de un país que no ha pasado por una guerra. Esta devastación supera la crisis peruana de fines de los 80 e iguala la de Nicaragua en la misma década, sólo que este último país padeció un guerra civil. Una serie de medidas económicas y petroleras tomadas por el expresidente Hugo Chávez, y mantenidas en el tiempo por su heredero y sucesor, resumen todo lo que la ciencia económica indica que no se debe hacer, pero se ha hecho con consecuencias humanas devastadoras.