alnavio.com
Edición testing    7 de agosto de 2020

Control de cambio

Guillermo Ortega (ALN).- Desde finales de 2018 el gobierno de Nicolás Maduro inició un viraje en su política económica: eliminó el control y permitió cierta flexibilidad en la determinación de la tasa de cambio, introdujo un esquema de restricción monetaria, abandonó la política de control de precios y en materia petrolera le dio gran libertad a sus socios para que determinaran el rumbo del negocio, relajando la camisa de fuerza desde los tiempos de Rafael Ramírez, expresidente de Petróleos de Venezuela. Algunos pensaban que se trataba de un cambio a una especie de socialismo chino, en el cual el gobierno mantenía un control político rígido, mientras permitía que el mercado se encargase de los asuntos económicos. Era el momento de los optimistas anónimos.

Zenaida Amador (ALN).- 10 años atrás las casas de bolsa venezolanas dejaron de comercializar bonos del gobierno o títulos valores en dólares, luego de ser acusadas por las autoridades de propiciar ilícitos cambiarios y de estimular el mercado negro de divisas en medio del férreo control de cambio impuesto por Hugo Chávez. Hoy, en una nueva muestra del giro pragmático que ha dado el chavismo, el régimen venezolano decidió desmontar este cerco y darles luz verde a las empresas privadas para que emitan títulos de deuda en moneda extranjera para financiarse través del mercado de valores.

Pedro Benítez (ALN).- El chavismo descubre el capitalismo sin entenderlo. El régimen de Maduro ha tomado medidas pragmáticas en la economía que han creado una ilusión de cierta mejora. Eso es parte de un plan político más ambicioso de cara al 2020. Pero el precio del dólar se vuelve a disparar; una señal muy clara que indica que este giro está haciendo crisis rápidamente.

#Informe Confidencial

Rogelio Núñez (ALN).- El extendido y generalizado crédito del que gozaba el presidente Mauricio Macri hasta mediados de 2019 se ha desvanecido en unas pocas semanas a lo largo del mes de agosto. A menos de dos meses para las presidenciales, Macri está más débil que nunca: aparece como un presidente amortizado y un candidato cuyas opciones de triunfo pasan porque ocurra un milagro.

Zenaida Amador (ALN).- Aunque Nicolás Maduro sigue blandiendo el Plan de la Patria como hoja de ruta de su gestión para avanzar hacia la construcción del socialismo y con la jerga revolucionaria impregnando sus discursos, la realidad es que ha venido adoptando medidas económicas que cualquier observador podría catalogar de neoliberales. ¿Son medidas de ajuste o son sólo un intento desesperado por sostenerse en el poder a cualquier costo en medio de una crisis económica sin precedentes?

Zenaida Amador (ALN).- Después de 15 años de control cambiario el gobierno de Nicolás Maduro le anunció al mundo una nueva normativa que permite la libre convertibilidad de la moneda en todo el territorio venezolano. Una noticia de este tenor ha debido generar una reacción positiva en el mercado y sacudir a los actores económicos que hacen vida en el país, que a duras penas sobreviven a los efectos de la crisis y al sistema de regulaciones del Estado; pero no ocurrió así. ¿Por qué?

Pedro Benítez (ALN).- Luego de cinco años de desastres económicos, con millones de emigrados y miles de fallecidos por desnutrición o enfermedades curables, Nicolás Maduro parece empezar a comprender que la inflación la provoca la emisión monetaria y el déficit fiscal. También arroja por la borda el nefasto control de cambios impuesto por Hugo Chávez hace 15 años. No obstante, lanza a continuación una bomba atómica hiperinflacionaria sobre lo que queda de la economía venezolana. Ha entrado en la etapa del ensayo y el error con terribles consecuencias humanas.

Pedro Benítez (ALN).- La semana pasada la Asamblea Nacional Constituyente de Nicolás Maduro firmó un acta de rendición. Derogó la ley de ilícitos cambiarios vigente desde 2008. En teoría ya no será ilegal comprar y vender libremente divisas en Venezuela. El régimen chavista se ha rendido ante el dólar paralelo. Ese mismo que aseguró pulverizaría. Una derrota. Pero no es de sus derrotas y fracasos de lo que quieren Maduro y el régimen que se hable. No del hambre y la emigración masiva, sino de golpes y atentados.

Pedro Benítez (ALN).- La economía de Venezuela puede terminar este año siendo la mitad de lo que era en 1999. Un proceso de destrucción, sin precedentes en el continente americano, de un país que no ha pasado por una guerra. Esta devastación supera la crisis peruana de fines de los 80 e iguala la de Nicaragua en la misma década, sólo que este último país padeció un guerra civil. Una serie de medidas económicas y petroleras tomadas por el expresidente Hugo Chávez, y mantenidas en el tiempo por su heredero y sucesor, resumen todo lo que la ciencia económica indica que no se debe hacer, pero se ha hecho con consecuencias humanas devastadoras.
  • 1