alnavio.com
Edición testing    28 de mayo de 2020

Control de precios

Guillermo Ortega (ALN).- Desde finales de 2018 el gobierno de Nicolás Maduro inició un viraje en su política económica: eliminó el control y permitió cierta flexibilidad en la determinación de la tasa de cambio, introdujo un esquema de restricción monetaria, abandonó la política de control de precios y en materia petrolera le dio gran libertad a sus socios para que determinaran el rumbo del negocio, relajando la camisa de fuerza desde los tiempos de Rafael Ramírez, expresidente de Petróleos de Venezuela. Algunos pensaban que se trataba de un cambio a una especie de socialismo chino, en el cual el gobierno mantenía un control político rígido, mientras permitía que el mercado se encargase de los asuntos económicos. Era el momento de los optimistas anónimos.

Pedro Benítez (ALN).- El chavismo tiene una habilidad enorme para vender sus derrotas como victorias. Con la finalidad de combatir el reciente rebrote hiperinflacionario, el pasado lunes Tareck El Aissami, vicepresidente de Área Económica de Nicolás Maduro, anunció que los precios, en dólares, de 27 productos fueron fijados de mutuo acuerdo con el sector privado. No en petros ni en bolívares. Por otro lado, Maduro anunció nuevas compensaciones salariales para los trabajadores…pero en bolívares. Todos estos anuncios se han hecho con un aire triunfalista y de mucho optimismo pese a que con los datos en la mano queda en evidencia quién ganó la guerra económica y que el dólar no fue el derrotado.

Pedro Benítez (ALN).- El chavismo descubre el capitalismo sin entenderlo. El régimen de Maduro ha tomado medidas pragmáticas en la economía que han creado una ilusión de cierta mejora. Eso es parte de un plan político más ambicioso de cara al 2020. Pero el precio del dólar se vuelve a disparar; una señal muy clara que indica que este giro está haciendo crisis rápidamente.

Zenaida Amador (ALN).- Aunque Nicolás Maduro sigue blandiendo el Plan de la Patria como hoja de ruta de su gestión para avanzar hacia la construcción del socialismo y con la jerga revolucionaria impregnando sus discursos, la realidad es que ha venido adoptando medidas económicas que cualquier observador podría catalogar de neoliberales. ¿Son medidas de ajuste o son sólo un intento desesperado por sostenerse en el poder a cualquier costo en medio de una crisis económica sin precedentes?

Pedro Benítez (ALN).- El ciclo de acción y reacción con que el régimen de Maduro lidia con la economía venezolana parece interminable. Un día da señales de querer manejarse con cierta sensatez y promete no emitir más moneda para financiar el déficit fiscal y al otro coloca a lo que queda de la empresa privada al borde de la quiebra, para después autorizarla a que suba los precios de los productos, ofrecerles créditos y pedirles apoyo. Pero al final el resultado es el mismo: no logra que la economía le obedezca.
  • 1