alnavio.com
Edición testing    7 de abril de 2020

Daniel Orega

Juan Carlos Zapata (ALN).- A Evo Morales lo perdió la enfermedad del chavismo. Esa peste producida por el exceso de poder y excesos en el poder. Evo Morales estaba avisado desde que perdió el referendo de 2016. Evo Morales torció la historia, violó la Constitución, y se burló de la mayoría y de la voluntad popular, imponiendo la opción de una nueva presidencia que los votos le negaban, entonces con la derrota del referendo, y ahora en las elecciones de este octubre. Evo Morales no entendió que perder una elección no significa perder la vida y tampoco quedar fuera del poder, no totalmente. Evo Morales no entendía que peor era manipular el escrutinio, y cometer fraude. Evo Morales estaba enfermo de chavismo y quería más poder, quería otra presidencia, y estaba dispuesto a lograrlo, y creía que esta vez, como en 2016, no correría riesgo, pues calculaba tenerlo todo bajo control. Evo Morales no calculó, sin embargo, que no era mayoría, y que esa mayoría, contenida en 2016, podía explotar y explotó.

Daniel Gómez (ALN).- El Departamento del Tesoro de EEUU acaba de sancionar a Medalla Ramón Antonio Avellan, Lumberto Ignacio Campbell Hooker y Roberto José López Gómez. Tres funcionarios del régimen de Daniel Ortega en Nicaragua involucrados “abusos de derechos humanos, fraude y corrupción”.

  • 1