alnavio.com

Daniel Ortega

#Latam Report

Rogelio Núñez (ALN).- El triunfo de Mauricio Macri y la derrota del kirchnerismo en las elecciones presidenciales de 2015 significó el punto de partida de la teoría del “giro a la derecha” según la cual América Latina, tras una década de “giro a la izquierda”, volvía a la política pendular y giraba hacia la derecha.

Ysrrael Camero (ALN).- Hoy nadie quiere retratarse con la dictadura de Nicolás Maduro. Hay un consenso regional amplio respecto al carácter autoritario del régimen, así como sobre la necesidad de darle una solución política perentoria a la crisis que dicho régimen propaga por el hemisferio. El peronista Alberto Fernández ha mostrado abiertamente sus diferencias con la dictadura y su preocupación por lo señalado en el Informe Bachelet sobre la violación de los derechos humanos en Venezuela, pero respecto a Maduro no coincidirá con la “línea dura” promulgada por Trump, Bolsonaro o Duque.

Pedro Benítez (ALN).- Suele olvidarse, pero en estos momentos hay tres dictaduras en América: Cuba, Nicaragua y Venezuela. En las tres se violan abiertamente los derechos humanos y se imponen manipulando la voluntad de la mayoría de los ciudadanos. Las tres colaboran en el sostenimiento mutuo, persuadidas de que si cae una, caen las otras.

Daniel Gómez (ALN).- Los fondos que envía el régimen de Nicolás Maduro al de Daniel Ortega fueron de 27,2 millones de dólares en 2018. Un descenso de 73,4% respecto a 2017, indica el Banco Central de Nicaragua.

Daniel Gómez (ALN).- La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos dice estar “preocupada” con Nicaragua. Teme “otra reacción violenta” ante las protestas que se avecinan. Por eso exige al régimen de Daniel Ortega “asegurar que las fuerzas de seguridad garanticen los espacios necesarios para que las personas se reúnan pacíficamente y puedan expresar sus opiniones de conformidad con los derechos internacionalmente reconocidos”. Bachelet también se abre a dialogar “siempre y cuando se den condiciones que les permitan operar de manera efectiva y creíble”.

María Rodríguez (ALN).- El presidente electo de El Salvador, Nayib Bukele, de gira por EEUU, les dice a Nicolás Maduro y Daniel Ortega que “pueden irse despidiendo de sus aliados en El Salvador”. Una decisión que bendice el consejero de Seguridad Nacional de EEUU, John Bolton, con quien Bukele se reunió este jueves. Está claro que en junio, cuando Bukele asuma la Presidencia, habrá un cambio radical en las relaciones con Venezuela y Nicaragua.

María Rodríguez (ALN).- Al presidente de Ecuador, Lenín Moreno, no le interesa el poder como tal. Lo que le interesa es “dejarle al próximo Gobierno y al país un mejor Ecuador”, dijo el mandatario en un vídeo difundido en redes sociales. O lo que es lo mismo, Moreno no tiene intención de perpetuarse en el poder, como sí soñó el expresidente Rafael Correa, inspirado en otros gobiernos de la vieja órbita bolivariana.

Beatriz de Majo C. (ALN).- El Nicolás Maduro descoyuntado que vimos pocos minutos más tarde de la exposición de Donald Trump era un gobernante con el norte perdido, incapaz de aportar una nueva idea a la resolución de los graves problemas que enfrenta su gestión. Era la de un mentiroso incapaz de mirar la realidad de frente. Era la de un ser atrapado dentro de la perversidad de sus alianzas. En dos platos, la de un boxeador en situación de nocaut técnico. Ya no da más.

Daniel Gómez (ALN).- El régimen de Daniel Ortega le entregó al magante chino Wang Jing un megaproyecto de 50.000 millones de dólares: el Canal Interoceánico. Han pasado cinco años de aquello y las obras no han comenzado. Los expertos dicen que no se pueden realizar. Hasta ahora Ortega guardaba silencio y finalmente habló.

Daniel Gómez (ALN).- Hubo un tiempo en el que la revolución sandinista fue un ejemplo democrático. Hoy es una efeméride que sirve para juntar a las dictaduras, cuyo denominador común, por lo general, es la soledad. Sólo esto explica que Venezuela, Cuba e Irán sean los principales invitados al acto que organiza en Managua el régimen de Daniel Ortega.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Vargas Llosa no deja pasar la polémica. Le preocupa lo que está ocurriendo en México. Le preocupa la línea que paso a paso va siguiendo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. El populismo que no disimula desde que llegó al poder. Y por lo que hace, cada vez el presidente de México se parece más a Hugo Chávez, y cuidado si llega a parecerse a Nicolás Maduro.

María Rodríguez (ALN).- No hay dudas de que el 1 de junio El Salvador dará un vuelco radical en la alianza política con Venezuela y Nicaragua. Una ruptura drástica. Será en la toma de posesión de Nayib Bukele como presidente del país. No estarán invitados Nicolás Maduro ni Daniel Ortega. Bukele quiere empezar con buen pie el Gobierno. “El Salvador va a ser parte de un grupo de países democráticos que creen en las elecciones, en los Estados donde la gente debe elegir de forma democrática a sus gobernantes”, indicó al respecto Federico Anliker, secretario general del partido de Bukele.

María Rodríguez (ALN).- La estatua del presidente argentino Néstor Kirchner frente a la sede de Unasur, en Ecuador, tiene los días contados. “Procederemos a retirarla”, dice el presidente ecuatoriano Lenín Moreno. ¿Los motivos? Que Kirchner “no representa los valores y la ética de nuestros pueblos”, critica el mandatario. Esta medida se suma al derribo, decapitación y quema de estatuas de Hugo Chávez en Venezuela y de los “árboles de la vida”, símbolo sandinista, en Nicaragua. En ambos casos por parte de manifestantes.

Pedro Benítez (ALN).- Venezuela fue el primer país que Fidel Castro visitó luego del triunfo de la revolución cubana en enero de 1959. También fue el país latinoamericano en el cual ese acontecimiento tuvo el mayor impacto emocional. 40 años después fue la tabla de salvación del castrismo, pero hoy puede ser el sitio de su sepultura, por obra y gracia del mal cálculo de los hermanos Castro al señalar a Nicolás Maduro como heredero y sucesor de Hugo Chávez.

María Rodríguez (ALN).- Cinco de los principales empresarios nicaragüenses mantuvieron un encuentro con Daniel Ortega. ¿El objetivo? Reanudar la negociación entre el régimen de Ortega y la oposición. Esta no se lo pondrá fácil. Ya ha fijado condiciones previas, entre ellas, liberar a los centenares de presos políticos y permitir la total libertad de prensa y manifestación. Mientras, la economía de Nicaragua sufre las consecuencias de la crisis. Tanto que en 2019 el PIB del país podría contraerse hasta 10,9%.