alnavio.com
Edición testing    6 de abril de 2020

default

Juan Carlos Zapata (ALN).- Nicolás Maduro se prepara para un segundo mandato. En Venezuela, los segundos periodos nunca fueron buenos. Pero Maduro ya tiene un récord: su primer gobierno, el que está por concluir, tampoco lo es. No lo ha sido. Y si el primero ha sido malo, el segundo será peor. Maduro termina seis años con este inventario:

María Rodríguez (ALN).- Se cumplió lo previsto: Venezuela no pagó el capital del bono este miércoles, valorado en 1.053 millones de dólares. Ahora la principal preocupación de los acreedores es cómo “arañar” algo del valor depositado en los bonos y exigírselo al Gobierno, explica al diario ALnavío Darío García, analista de XTB en Madrid. No obstante, adelanta que va a ser muy complicado. Y más cuando “todas las reservas de oro venezolano se trasladaron de Reino Unido y Suiza a Turquía”.

Jonathan Michael (ALN - Boungy).- Los atrasos y vencimientos de los cupones tanto de PDVSA como de la República de Venezuela han creado una bola de nieve que ha crecido con el pasar de los meses y que cambia el monto de los compromisos que se deben afrontar mes a mes. De esta forma, para marzo se deberá honrar, por ahora, unos 742,6 millones de dólares en pagos de deuda, cifra que dista de los 228,7 millones de dólares programados originalmente en el cronograma.

Antonio José Chinchetru (ALN).- La compañía presidida por Josu Jon Imaz es una de las cuatro grandes petroleras socias de PDVSA a las que la estatal venezolana ha acudido para buscar una financiación que la salve del default. Los intereses de Repsol en Venezuela incluyen una gasista que algunos sectores del chavismo quieren expropiar y varias empresas mixtas, a una de las cuales la empresa española ya ha concedido 1.200 millones de crédito.

Pedro Benítez (ALN).- La propuesta del Gobierno venezolano para reestructurar el servicio de la deuda externa está respondiendo hasta ahora no a un plan financiero sino a un plan político para consumo interno. El objetivo es desviar la atención del público de un hecho: Venezuela es el único exportador importante de petróleo en el mundo con problemas para cumplir con los pagos de su deuda.

Daniel Gómez (ALN).- “En el mercado siempre hay gente comprando y siempre hay precios”, dice un banquero al que consultó ALnavío. Este y otros especialistas aconsejan a los tenedores de deuda “vender y asumir la pérdida”. No obstante, los Bonos 2027 y 2018 podrían ser una opción interesante para los que ya los tienen, o para aquellos con mayor capacidad de exposición.

Juan Carlos Zapata (ALN).- El plan del régimen de Maduro sobre el “reformateo” de la deuda está pensado, y no tiene nada de improvisado. Maduro estima ganar tiempo igual que lo ganó con el diálogo político de este 2017 y el anterior de 2016. En todo caso, la crisis sigue atentando contra la estabilidad futura del régimen. Hasta el momento, Maduro ha sorteado los pronósticos de la implosión y del estallido social. Analistas y políticos todavía aseguran que este es un escenario probable. Pero apostar a la implosión del régimen no es una política en sí misma sino una aspiración.

Pedro Benítez (ALN).- La verdadera debilidad estratégica del régimen de Maduro es su dependencia económica de Estados Unidos. A diferencia de Cuba, Venezuela todavía tiene hoy una estrecha relación financiera y petrolera con el gigante del norte. En el alto gobierno hay plena conciencia de que entrar en default es cortar de tajo las fuentes de financiamiento y crédito que mantienen en pie la estructura política del régimen.

Daniel Gómez (ALN).- La calificadora estadounidense se une a Moody’s y rebaja el rating de la estatal Petróleos de Venezuela tras el anuncio de restructuración de deuda que hizo el presidente Nicolás Maduro. En este caso, Fitch sitúa la nota de crédito a largo plazo en moneda extranjera en C, lo cual hace “altamente probable” un evento de suspensión de pagos.

Daniel Gómez (ALN).- El presidente Nicolás Maduro acaba de confirmar el pago de bonos de PDVSA 2017, al tiempo que anunció una restructuración y refinanciación de la deuda. Si ésta no termina con éxito, llegará la suspensión de pagos, una situación que no contempla Repsol.
  • 1