alnavio.com

Delcy Rodríguez

David Placer (ALN).- Rafael Ramírez, el hombre que dirigió a Petróleos de Venezuela (PDVSA) durante 12 años, habla sobre los bolichicos y exjerarcas del chavismo investigados por corrupción. Ramírez conversó con el diario ALnavío y esta es la IV y última entrega de la serie. Ramírez, acusado por corrupción por Nicolás Maduro y de mafioso por el fiscal General de Maduro, niega cualquier responsabilidad directa en las tramas de PDVSA y se defiende atacando: dispara contra Diosdado Cabello, contra la vicepresidenta Delcy Rodríguez, contra el boliburgués Wilmer Ruperti, y reparte responsabilidades en otros exdirectivos de PDVSA como Asdrúbal Chávez, primo de Hugo Chávez, y Eulogio del Pino, hoy detenido por el régimen de Maduro.

David Placer (ALN).- Rafael Ramírez, el exZar de la industria petrolera y expresidente de PDVSA habla desde su exilio en Europa. Ahora lo hace sobre los líderes chavistas que se mantienen en el poder con Nicolás Maduro. Uno de ellos, Diosdado Cabello. El segundo del régimen. Asegura que Cabello le confesó que está en desacuerdo con la política de Maduro, pero lo mantiene por “supervivencia” mutua.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Por lo menos son cinco las consecuencias del error del presidente Duque en la ONU. Del error cometido con el informe sobre Maduro. El informe con el que iba a demostrar y a convencer a la Asamblea General de la ONU y al mundo de los nexos de Nicolás Maduro con el terrorismo. Pero el plan se vino abajo con las fotos que no corresponden a la presencia de la guerrilla y los grupos terroristas en territorio venezolano.

Daniel Gómez (ALN).- Cada septiembre Nicolás Maduro le tiene que pagar a Vladímir Putin, y este último mes cumplió. Por eso ahora la deuda se redujo a 3.000 millones de dólares, un monto inferior al que tienen Cuba, Ucrania y Bielorrusia.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Lo de Maduro fue una foto. Y un par de videos. Hasta allí lo de Putin y lo de Moscú. Maduro quería la foto para mostrarle al mundo que no está solo en el mundo y el balance de la visita al presidente de Rusia es peor de lo que imaginaba. ¿Por qué?

Juan Carlos Zapata (ALN).- Nicolás Maduro pone todos los huevos en una sola canasta. Y esa canasta se llama Rusia. Maduro depende cada vez más del apoyo político que le brinda Rusia en la ONU, en el Consejo de Seguridad, en las declaraciones para contrarrestar la ofensiva de los Estados Unidos. Maduro quiere más de Rusia y se entrega a Rusia. No le basta con la presencia de Rosneft, soportando la producción petrolera. Maduro quiere que Rusia lo apoye en la explotación minera, en tecnología, en operaciones financieras, y lo siga asistiendo en cooperación militar. ¿Le conviene esta política a Maduro?

Daniel Gómez (ALN).- “Advertimos contra medidas precipitadas”. Esto dice el vicecanciller ruso, Serguéi Riabkov, sobre el supuesto bloqueo naval que la Administración Trump estudia implantar a Venezuela. Un bloqueo que será tratado, según el diplomático, en la reunión que la Vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez, mantendrá hoy con el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

Juan Carlos Zapata (ALN).- A Maduro le queda eso. El terror. Que tampoco es que sea un elemento nuevo en el esquema que lo sostiene en el poder. Por ello este miércoles anuncia que será implacable contra la oposición si intentan derrocarlo. “Seríamos implacables”. La verdad es que Maduro parece un hombre acorralado. Porque hasta en su propia casa se conspira contra él.

Zenaida Amador (ALN).- Rusia es el aliado estratégico que el régimen de Nicolás Maduro exhibe ante el mundo cuando la escena global le juega en contra, es el espaldarazo necesario frente al cerco de Estados Unidos y el contrapeso en el tablero de la geopolítica. Pero no es todo lo que el chavismo espera y necesita, al menos no con la urgencia que lo demanda.

Pedro Benítez (ALN).- A dos años y dos meses de la cuestionada instalación la Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela descansa el sueño eterno. No es noticia y nadie la extraña. Se la presentó en 2017 como el Poder Constituyente Originario, supraconstitucional y plenipotenciario, pero no puede ni designar a los rectores del Consejo Nacional Electoral y Nicolás Maduro que fue el promotor ni la toma en cuenta.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Cuando Hugo Chávez quería manipular e impactar en los grupos de poder que lo rodeaban y en las masas que lo seguían, apelaba a un recurso cuyo propósito era enfatizar en la voluntad de estar dispuesto a llevar a cabo una tarea costara lo que costara. Y ese costo era, de ser posible, reunirse hasta con el diablo y en el mismísimo infierno. Si tengo que reunirme con el diablo, lo haré. Si la reunión es en el infierno, hasta allá iré. Vociferaba Chávez en discursos de calle o en cadenas de radio y televisión. El chavismo, todo, aprendió las frases de Chávez. Y las repite. Maduro las ha repetido. Maduro puede ir al infierno. Pero se niega ir a los Estados Unidos por muy importante que sea la tarea para el interés nacional.

Daniel Gómez (ALN).- La visita de Delcy Rodríguez a Rusia hay que considerarla “un fracaso total”, dice al diario ALnavío el exembajador, Fernando Gerbasi. Tres días estuvo en Moscú casi que para nada. A Maduro sólo le trajo palabras, mientras que el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, quien también en Rusia, pero hace dos semanas, sí que consiguió un nuevo acuerdo militar.

Daniel Gómez (ALN).- El régimen de Nicolás Maduro acaba de colgar un comunicado que habla de acuerdos y convenios con Rusia, pero que no anuncia hechos concretos. Los únicos detalles se han conocido gracias a Twitter. Como un pacto para elevar el nivel de los deportistas venezolanos con métodos rusos y el impulso de un plan económico que quiere romper el rentismo petrolero.

Pedro Benítez (ALN).- ¿La respuesta de Maduro ante la Orden Ejecutiva de Trump? Tratar de involucrar a China y a Rusia. Necesita que salven a su régimen de la misma manera que hizo China con Corea del Norte y la Unión Soviética (y Hugo Chávez luego) con la Cuba de Castro.

#FiltracionesdeVenezuela

Juan Carlos Zapata (ALN).- El exjefe del Sebin, Cristopher Figuera, no excluye a nadie. No excluye ni siquiera a Nicolasito, el hijo de Nicolás Maduro, a quien involucra en el saqueo del oro del Banco Central, que es uno de los tantos esquemas en los que mutó la corrupción en los tiempos de Maduro. Anda en los 29 años, y es miembro de la Asamblea Nacional Constituyente.