alnavio.com
Edición testing    8 de abril de 2020

Diosdado Cabello

Pedro Benítez (ALN).- Una furia está a la vuelta de la esquina en Venezuela y no es precisamente “la bolivariana” con la que amenaza Diosdado Cabello a la oposición. El detonante puede ser el grave desabastecimiento de gasolina que ha paralizado al país. Esa es una crisis en desarrollo más urgente que una posible intervención militar extrajera.

Caleb Zuleta (ALN).- “Estamos ante una poderosa especie de licuadora gigante donde se mezclan los diversos intereses de diferentes organizaciones criminales vinculadas fuertemente a la corrupción y al tráfico de drogas”, señala Carlos Tablante, exministro de Estado y expresidente de la Comisión Antidrogas de Venezuela entre 1996 y 1998. Opina que es positiva la decisión del gobierno de EEUU de desplegar naves en el Caribe para enfrentar el tráfico de drogas internacional, con claras referencias a Venezuela, pero, aclara, “la amenaza de una invasión a Venezuela en los términos en que se realizó la de Panamá para la captura de Manuel Noriega, es un escenario indeseable y sería lamentable”. En Panamá hubo 4.000 muertos.

Zenaida Amador(ALN).- Desde el 13 de marzo, cuando en Venezuela se decretó el estado de alarma nacional por la aparición de Covid-19 en el territorio, Nicolás Maduro no ha escatimado en sus prácticas represivas y en sus violaciones a la libertad de expresión. La “furia bolivariana” va en escalada, sin importar si se trata de líderes políticos, médicos o periodistas. Para eso el régimen tiene en las calles a sus fuerzas especiales de seguridad a cargo de la represión.

Pedro Benítez (ALN).- Por medio de Mike Pompeo y Elliott Abrams, el gobierno de Estados Unidos ha asumido la propuesta de transición política que Juan Guaidó hizo pública en septiembre pasado y que luego dirigió a los diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en una sesión de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela. No es una oferta que se le hace a Nicolás Maduro y a Diosdado Cabello. Se le hace a los gobernadores del PSUV, al Alto Mando Militar y al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), es decir, a la coalición cívico-militar chavista que sostiene a Maduro. ¿Es una oferta que no pueden rechazar? ¿Qué alternativas y escenarios tiene el chavismo?

Pedro Benítez (ALN).- El Poder Judicial de Estados Unidos ha comenzado a moverse como una pesada pero imparable maquinaria contra los principales dirigentes del régimen chavista en Venezuela empezando por Nicolás Maduro. Nada lo va a detener. No se trata ya de la simpatía o cálculos electorales de Donald Trump o de algún otro político republicano o demócrata en ese país. Las instituciones de los EEUU no le van a dar tregua a Maduro. Con o sin coronavirus. Esto desbarata los planes para flexibilizar las sanciones y complica todavía más el cuadro político venezolano.

Ysrrael Camero (ALN).- En momentos en que la opinión pública mundial se encuentra enfocada en la respuesta de los gobiernos a la pandemia global del coronavirus, William Barr, fiscal general de los Estados Unidos, anuncia la presentación de cargos criminales contra Nicolás Maduro y otros altos personajes del entorno de su régimen, llegando a ofrecer altas recompensas a quienes contribuyan a su aprehensión. ¿Cómo ha de ser leído este paso? ¿Qué consecuencias políticas reales tiene este anuncio en Venezuela? ¿Acerca un cambio político democratizador o contribuye a consolidar el autoritarismo? ¿Obedece esta decisión a factores internos de la política del gobierno de Trump?

Pedro Benítez (ALN).- Dos décadas de polarización, persecuciones, cárceles, exilios, insultos, venganzas, miedos, mentiras y sectarismo promovidos por la retórica chavista, y que sus sucesivos adversarios no han podido (o no han querido) desmontar, han abierto un abismo de desconfianzas mutuas de tales dimensiones que impide que aun en una situación límite como la que se encuentra Venezuela cualquier posibilidad de acuerdo político sea posible.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Maduro hizo mal todo el procedimiento en la solicitud de los 5.000 millones de dólares al FMI. El organismo le dijo no. El argumento principal fue la legitimidad de Maduro. Este lo sabía. De modo que ahora se considera que la iniciativa de Maduro es más para hacerse víctima y sacar partido mientras la crisis avanza. ¿Es posible esto?

Daniel Gómez (ALN).- Lo de Diosdado Cabello con Michelle Bachelet ya es personal. El número dos del chavismo, señalado por la ONU de participar “en una retórica que estigmatiza a la oposición”, dice que la alta comisionada para los Derechos Humanos no está habilitada para hablar de lo que ocurre en Venezuela. Y no lo está porque, según Cabello, Bachelet ha callado sobre la situación de Chile y Colombia. Se equivoca.

Zenaida Amador (ALN).- En un intento por reavivar la gesta democrática, Juan Guaidó lanzó en febrero el llamado para unificar todas las luchas de los venezolanos en un gran pliego de conflicto nacional, en el que se conecten la protesta social y los reclamos políticos, y “que termine en una elección presidencial realmente libre”. El momento culminante de la convocatoria es este martes 10 de marzo cuando debe ocurrir una gran movilización ciudadana a la Asamblea Nacional, aunque el régimen de Nicolás Maduro ya jugó en contra para bloquear la marcha. El reto es alto para Guaidó y la dirigencia opositora.

Pedro Benítez (ALN).- A siete años del anuncio del fallecimiento de Hugo Chávez la gran pregunta es cómo ha sido posible que Nicolás Maduro no haya caído del poder. La respuesta probablemente sea muy sencilla: se le ha subestimado. A él en lo personal y a las fuerzas que lo han sostenido.

Daniel Gómez (ALN).- ¿En qué se parece el gobierno de Iván Duque al régimen de Nicolás Maduro? Estos por primera vez tienen algo en común: las críticas a la oficina de la alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet. A Duque no le gustó el informe que presentó Bachelet sobre Colombia la semana pasada y lo criticó con dureza. Hasta el punto de rebajarse al nivel de Maduro y Cabello cuando estos descalificaron a Bachelet y la ONU por su trabajo en Venezuela. ¿Es la actitud de Duque una buena noticia para el régimen de Maduro? ¿En qué situación deja el gobierno de Colombia a Juan Guaidó? ¿Acaso no hay que tomarse en serio a la ONU?

Daniel Gómez (ALN).- En el informe de Naciones Unidas sobre Venezuela, ya se advertía que Diosdado Cabello participaba de una retórica pública de ataque a la oposición. Cabello, en vez de cuidar las formas, continuó con el discurso de odio liderando las críticas del régimen contra Juan Guaidó. Por lo anterior, la Organización de Estados Americanos lo señala como uno de los responsables del atentado contra Guaidó.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Este sábado se registró un ataque de grupos paramilitares del régimen de Maduro contra Juan Guaidó. El atentado ha sido repudiado por las principales cancillerías del mundo, entre otras España. ¿Pero qué pudo haber pasado? ¿Pudieron haber matado a Guaidó?

Pedro Benítez (ALN).- Ni la Fuerza Armada Nacional, ni la Milicia bolivariana, ni los colectivos, ni el ELN, nadie en Venezuela va a dar su vida para que Nicolás Maduro y Diosdado Cabello sigan en el poder. Y ellos menos que nadie. La historia del chavismo se ha caracterizado por poner pies en polvorosa ante cualquier amenaza real de fuerza. A la hora que se desenfundan las armas o amenaza con correr la sangre (de ellos) sus dirigentes siempre han huido y no hay nada que indique que en el futuro será distinto.