alnavio.com

Estados Unidos

Leopoldo Martínez Nucete (ALN).- Donald Trump incluyó en el discurso del Estado de la Unión una concreta referencia a la crisis de Venezuela, con un alentador y decidido apoyo a la Presidencia interina de Juan Guaidó. La historia del conflicto que vive Venezuela, y el endurecimiento bien documentado del Gobierno de los EEUU frente a los excesos de Nicolás Maduro y su régimen, comenzaron con la Ley Menéndez-Rubio, una iniciativa bipartidista. El presidente Barack Obama dictó el primer pliego de sanciones a funcionarios del régimen chavista y, con base en esa ley, renovó la autoridad del Ejecutivo para seguir emitiendo sanciones antes de entregar el mando a Trump.

Zenaida Amador (ALN).- Nicolás Maduro se resiste a abandonar el poder, pero la presión internacional y el rechazo interno lo dejan sin opciones financieras y sin margen para tratar de articular su sostenimiento. A Juan Guaidó, por su lado, la necesidad de minimizar los daños al país, humanos y patrimoniales, lo empuja a acelerar el paso en la estrategia para impulsar la transición política en Venezuela.

Zenaida Amador (ALN).- Al ritmo al que se suceden los hechos en Venezuela es difícil seguirles el pulso. Tampoco es sencillo advertir todas las variaciones que ocurren en el accionar de los distintos actores nacionales e internacionales ante la coyuntura. Sin embargo, toda esta vorágine deja claro que hay un cúmulo de intereses de geopolítica en juego y que, más allá de lo que trasciende a la opinión pública, se está desarrollando una apretada agenda de conversaciones y de negociaciones de toda índole que puede añadir matices a la evolución de los acontecimientos.

Leopoldo Martínez Nucete (ALN).- La crisis que vive Venezuela, así como la ruta que transita para restablecer el orden constitucional democrático, son inéditas. Sin elecciones confiables, el sufrimiento del pueblo venezolano, ya inmenso, sería aún mayor; y asistiríamos irremediablemente a un escalamiento del conflicto político cuyo desenlace nadie puede predecir.

Zenaida Amador (ALN).- Casi 90% de las divisas que ingresan a Venezuela provienen del negocio de los hidrocarburos. De hecho, la grave crisis económica actual en buena medida responde a la destrucción de PDVSA a consecuencia del modelo político del chavismo y por eso para Juan Guaidó es una prioridad preservar la operatividad, transmitir señales de confianza al mercado y apurar el paso para la recuperación del negocio petrolero.

Moisés Naím (ALN).- Los terroristas islamistas que han actuado en Estados Unidos después del 11-S son personas sorprendentemente ordinarias. Y no llegaron de afuera. Son estadounidenses que han vivido siempre, o la mayor parte de su vida, en ese país. Además, vale la pena señalar que, en EEUU, es 3.000 veces más probable que una persona muera asesinada de un balazo disparado por uno de sus compatriotas, sin motivaciones ideológicas, que por un yihadista.

Zenaida Amador (ALN).- Venezuela aún no reacciona ante la inédita situación de tener dos presidentes en funciones, Nicolás Maduro y Juan Guaidó, uno considerado ilegítimo y otro avalado por la mayor parte de la comunidad internacional. En este complicado contexto y con el peso de las sanciones internacionales, Maduro impulsa una nueva política cambiaria con la que busca ganar espacios de sobrevivencia.