alnavio.com
Edición testing    21 de febrero de 2020

Eva Copa

Rogelio Núñez (ALN).- Sobre las elecciones de Bolivia va a planear la sombra de Evo Morales. Su hegemonía colapsó en octubre pero ni él ni su partido, el MAS, son cadáveres políticos. De hecho, desde su renuncia, Morales ha buscado cómo incidir en la situación interna: primero afirmando que deseaba regresar. Luego trasladándose de México a Argentina para estar más cerca de la evolución de los acontecimientos. Y ahora planeando la estrategia a seguir y evaluando quién es el mejor candidato masista para cuidar su herencia.

Rogelio Núñez (ALN).- Cuatro son las características que presentará 2020 para la región latinoamericana: será un año de muy alta intensidad electoral, de persistencia de la parálisis reformista a causa de los bloqueos político-institucionales, de favoritismo de las oposiciones en las urnas y de persistencia de las grandes incertidumbres.

Daniel Gómez (ALN).- La presidenta del Senado, Eva Copa, también conocida por ser la dirigente del MAS que facilitó la transición con el gobierno interino de Jeanine Áñez, carga contra los sectores radicales del partido y señala a Adriana Salvatierra. Esta joven política presidió el Senado hasta que Evo Morales renunció. Entonces ella también lo hizo. ¿Por qué? Según Eva Copa, para defender a su padre, el exministro Hugo Salvatierra, de un caso de corrupción. Y en esta acusación está el origen de un conflicto que puede complicar al MAS.

Daniel Gómez (ALN).- La presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, no quiere más muertos ni más violencia en Bolivia. Quiere negociación, diálogo y paz. Su apuesta es porque se arribe lo antes posible a elecciones urgentes, como señala el acuerdo que firmó este domingo con la presidenta interina, Jeanine Áñez. No hay que olvidar que Eva Copa es dirigente del MAS, el partido de Evo Morales. Un MAS dividido entre los radicales del evismo, y los pragmáticos. Ella representa a estos últimos. Ella se llama Eva. ¿Se viene un nuevo evismo?

  • 1