alnavio.com

Evo Morales

Juan Carlos Zapata (ALN).- ¿Cuántas agendas hay en desarrollo en Bolivia? Los principales actores políticos del país ya parecen encaminados a pactar el esquema y la fecha de las nuevas elecciones. Pero la calle sigue activa, la protesta sigue viva. Desde el exilio el expresidente Evo Morales mantiene la línea de que se siga ejerciendo presión sobre el gobierno interino de Jeanine Áñez y al mismo tiempo endurece el lenguaje contra los militares a los que una vez consideró leales al proceso político que lideró. Evo Morales ha llegado ahora al punto de denunciar que pudo haber sido objeto de un atentado. Evo Morales suma ahora dos problemas. Ya no cuenta con un partido monolítico -unos parlamentarios piden su regreso y otros no- y el haber endurecido el lenguaje contra los militares, lo aleja de estos.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Esto es irreversible, dice un colaborador de Evo Morales que prefiere el anonimato. La situación en Bolivia es irreversible, señala, y Evo Morales no debería regresar porque lo van a atacar, será enjuiciado, será acorralado, no le darán respiro. Sin embargo, el expresidente, desde México, insiste en el retorno para contribuir a la pacificación del país.

Daniel Gómez (ALN).- Poco a poco retoma la vía institucional en Bolivia, mientras el caos en las calles no cede. Este miércoles habrá sesión en la Cámara de Senadores para anular las elecciones del 20 de octubre, procesar la dimisión de Evo Morales y allanar el camino hacia nuevos comicios. Lo dice la presidenta del Senado, Eva Copa, quien es dirigente del MAS, el partido de Morales. Y lo dice justo después de que el ministro interino de Presidenta, Jerjes Justiniano, amenazara con convocar elecciones por decreto si los parlamentarios de Evo Morales no ponían de su parte para desbloquear la situación política.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Evo Morales dejó a Bolivia en el caos. Lo que hizo y lo que está haciendo forman parte del patrón del chavismo. Después de mí, el diluvio. Yo soy el único que garantiza la paz, decía Hugo Chávez en Venezuela. Yo soy el único que garantiza la pacificación, señala Evo Morales, desde su exilio en México. Hace una semana que Evo Morales se fue de Bolivia. Renunció. Y con él, el núcleo del poder. Pero Evo Morales dejó dadas y sigue dando las instrucciones a su partido, el MAS, y a los movimientos que lo respaldan, de cómo deben actuar para que la paz no vuelva a Bolivia, y sea llamado de vuelta a la Presidencia. Ya ha dicho, quiere volver con el fin de darle término al mandato. Esta puede ser una trampa más de Evo Morales. ¿Qué garantías hay de que suelte el poder?

Daniel Gómez (ALN).- “Nosotros tenemos nuestros tiempos y en su momento se va a tomar una decisión”, respondió este lunes el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a la pregunta de si su gobierno va a reconocer o no a la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez. Mientras, el expresidente Evo Morales sigue asilado en Ciudad de México.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Evo Morales dice que tiene información de que hay comandos de las Fuerzas Armadas que se le están volteando al gobierno interino que preside Jeanine Añez. “Me informan que miembros de la Fuerza Armada se están volteando contra la dictadura”, apunta. Evo Morales sigue en México.

Daniel Gómez (ALN).- La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, dice que no tiene ningún apetito de poder. Que convocará elecciones cuanto antes. Que respetará la independencia de las instituciones. De los políticos. “Nosotros lo que esperamos es cumplir”. Y agrega que también cumplieron cuando Evo Morales era presidente participando en las elecciones del 20 de octubre. “Cumplimos para no quedar al margen”, dijo. “Si no nos hubiera ocurrido como en Venezuela”.

Pedro Benítez (ALN).- Evo Morales cayó por no seguir el ejemplo de Cristina Kirchner. La expresidenta argentina y su grupo político salieron del poder en 2015 luego de perder unas elecciones. Cuatro años después han regresado intactos por la misma vía. En cambio, el exmandatario boliviano dejó a su país sumido en el caos y a su movimiento en la incertidumbre. ¿Le dice eso algo al chavismo en Venezuela? ¿Los herederos de Hugo Chávez tienen algo que aprender de las dos situaciones? ¿Sus dirigentes se lo plantean?

Daniel Gómez (ALN).- En Bolivia el saldo de las protestas es de más de 23 muertos y más de 700 heridos. Las Fuerzas Armadas están en las calles. Seguidores de Evo Morales amenazan con dinamita. Manifestantes de la oposición responden de forma violenta. El Alto, La Paz y Cochabamba son las regiones más golpeadas. También la industria ha sufrido las consecuencias. Hay obras paralizadas. El transporte no funciona. La comida se pudre en las calles. Sube el precio de los alimentos. El caos es total.

Daniel Gómez (ALN).- Evo Morales todavía está desconcertado con la actuación de las Fuerzas Armadas. No entiende cómo los militares no se pusieron de su lado. Los mismos militares que clamaban contra el antimperialismo y la derecha. Creía que eso era suficiente. Creía que estaban contentos. Pero no. Ahora Evo Morales los acusa de dejarse comprar por EEUU. He aquí el gran error del expresidente.

Daniel Gómez (ALN).- Ahora los militares son unos golpistas que colaboran con la derecha y Estados Unidos para sacarlo del poder. Al principio ni los señalaba. Creía que con equipamiento e ideología había comprado su lealtad.

Daniel Gómez (ALN).- La decisión del gobierno interino de Jeanine Áñez de dar impunidad a los militares es un error. Y por partida doble. No sólo firma un decreto que va en contra de los derechos humanos, sino que contribuye al relato de Evo Morales. Ya no se habla del fraude que obligó al expresidente a dimitir. Ya no se habla de la estrategia de caos con la que trataba de regresar al poder. Ahora se habla de los muertos y de las balas de las Fuerzas Armadas. “Es poco oportuno y además inútil”, dice al diario ALnavío la experta Anna Ayuso, en referencia al decreto.

Juan Carlos Zapata.- Evo Morales le envía un mensaje a Juan Guaidó. Al Juan Guaidó de este 16 de noviembre. Y el mensaje pasa por el Palacio de Miraflores desde donde gobierna Maduro. Pasa por los cuarteles del PSUV, el partido de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello. Y pasa por los cuarteles militares y policiales. Evo Morales dice que quiere la paz en Bolivia, que quiere la pacificación, pero que el pueblo no va a parar. Y es que desde el exilio Evo Morales sigue estimulando la violencia y la confrontación. Evo Morales insiste en el caos. Evo Morales aun cree que el caos es su principal arma. El caos en la calle y el caos institucional. Evo Morales todavía calcula que los militares, o un sector de la Fuerza Armada puedan llevarlo de vuelta al poder.

Daniel Gómez (ALN).- Evo Morales fracasó. La estrategia de generar el caos en Bolivia a través de un vacío de poder no le funcionó y ahora el gobierno está en manos de la oposición. Por eso el MAS, su partido, regresa a a Asamblea Legislativa y se hace de las presidencia en Congreso y Senado. Un movimiento que sin duda añade interrogantes al futuro del país. ¿El MAS impondrá su mayoría parlamentaria para anular la presidencia de Jeanine Áñez? ¿Querrá devolver a Evo Morales al poder? ¿O simplemente participará en la transición de Bolivia?

Daniel Gómez (ALN).- “Fernando Camacho es el mejor candidato para que la gente empiece a llamar de nuevo a Evo Morales”, dice al diario ALnavío el académico Fernando Mires. “No sólo representa una política extremista sino que parece la continuación boliviana de Jair Bolsonaro”.