alnavio.com
Edición testing    10 de julio de 2020

Fuerza Armada

José Guerra (ALN).- Un general de la República Bolivariana de Venezuela, después de estudiar en las academias, con postgrado y con 30 años de servicios en la Fuerza Armada Nacional, FAN, devenga un salario, incluyendo bonos, de aproximadamente 3.500.000 bolívares mensuales, equivalentes a 18 dólares. Por su parte, un teniente coronel recibe una remuneración mensual de 3.000.000 de bolívares; es decir 16 dólares. A ello probamente habrá que agregar el beneficio del IPSFA, Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada, el ticket de alimentación y uno que otro crédito que reciba del Banco de la Fuerza Armada. En cualquier caso se trata de una ofensa al honor militar, el hecho de que se haya depauperado el ingreso de los oficiales de la FAN.

José Guerra (ALN).- El martes 26 de mayo de 2020 fue asesinado en una emboscada en el estado Bolívar, el primer teniente de la Fuerza Armada Bolivariana de Venezuela, Jesús Manuel González Gómez. También falleció un sargento. Fueron muertos por una banda de delincuentes, traficantes de oro y tal vez de drogas. El primer teniente González Gómez murió en el cumplimiento de su deber y vocación, sirviendo a la patria, no sirviéndose de la patria. Y como ese teniente y ese sargento, así están miles de oficiales y tropas de la institución, prestos a cumplir lo que juraron cuando adoptaron el uniforme como símbolo de vida. El honor fue divisa.

Pedro Benítez (ALN).- Independientemente de las disputas, divisiones y fracasos de la oposición, de la impotencia de la comunidad internacional para promover una transición en Venezuela o de la imaginaria narrativa que el chavismo pretende imponer, el factor real y fondo del cuadro político del país es el extendido hastío y repudio (fácilmente constatable) por parte de la población hacia Nicolás Maduro y su régimen. ¿Puede eso provocar por sí mismo un cambio político? Por supuesto que no. Pero ese mar de fondo es una invitación. Son las condiciones objetivas. Porque cualquier intervención externa o solución interna que desaloje a Maduro del poder será recibida con un enorme respaldo popular.

José Guerra (ALN).- Los principales referentes del régimen de Nicolás Maduro han estado muy activos con la denuncia de la denominada Operación Gedeón con el objeto de cohesionarse internamente frente a lo que consideran una amenaza externa. Quien esto escribe no consiente la contratación de fuerzas pagadas para provocar invasiones o incursiones de naturaleza política. Esto es muy distinto, por ejemplo, de la participación de la Legión Británica encabezadas por el General James Rook, el coronel Henry Wilson y el teniente Daniel Florencio O`Leary en la guerra por la independencia de Venezuela.

Pedro Benítez (ALN).- La Fuerza Armada de Venezuela ha sido el convidado de piedra de la extraña historia que gira alrededor de la Operación Gedeón. Sus altos mandos lo han querido disimular, pero el protagonismo dentro del régimen se lo atribuye Diosdado Cabello, a quien el propio Nicolás Maduro en cadena de radio y televisión le cedió la palabra para explicar los detalles de la maniobra contra insurgencia. Por encima del ministro de la Defensa y del comandante del Centro Estratégico Operativo de la Fuerza Armada Bolivariana, Ceofanb.

Juan Carlos Zapata (ALN).- “La jefatura no se divide”. La frase se lee en Gómez el amo del poder. Un libro clásico que narra el ascenso de Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez al poder. Un periodo que se extendió por 35 años. Un libro al que hay que volver en estos tiempos de disputa e incertidumbre en la Venezuela de Maduro y Guaidó.

Pedro Benítez (ALN).- Los motines del hambre sacuden a la Venezuela profunda. Ese país azotado por la carestía y abandonado a su suerte por el régimen chavista. El detonante del malestar es la manera corrupta y arbitraria como los funcionarios civiles y militares chavistas venden la gasolina y las cajas de los alimentos sociales, Clap. Mientras tanto, desde el centro del poder en Caracas, Nicolás Maduro mira con indiferencia confiado en su control sobre la Fuerza Armada Nacional y apostando a una población resignada. Dispuesto a imponer una “normalidad relativa y vigilada”.

Hernán Castillo (ALN).- “Nada es tan peligroso como un Ejército en medio de una nación pacífica”, dice Alexis Tocqueville. Y de aquí partimos para decir que el tema esencial para comprender el proceso político venezolano, paradójicamente es uno de los temas menos estudiado por la sociedad civil. Me refiero a las relaciones civiles y militares y la seguridad y defensa del Estado democrático.

Daniel Gómez (ALN).- El presidente encargado, Juan Guaidó, quiere que la ayuda humanitaria entre a Venezuela. Por eso se dispone a colaborar con la Fuerza Armada, pero en ningún caso con Nicolás Maduro. Esto era algo que le pedían algunos sectores de la oposición, entre ellos el excandidato presidencial Henrique Capriles. Otros sectores, no obstante, le reclaman a Guaidó más dureza contra Maduro.

Daniel Gómez (ALN).- El Cartel de los Soles es una supuesta red de narcotráfico conformada por oficiales de la Fuerza Armada de Venezuela. “Hay indicios” de su existencia, dijo este jueves un informe presentado en la sede de la ONU en Ginebra. ¿Pero qué más se sabe? ¿Es realmente un cartel? ¿Quiénes lo conforman? ¿Qué actividades realizan?

Caleb Zuleta (ALN).- “Los golpes militares no solamente afectan a las instituciones democráticas en el corto plazo, sino que también tienen efectos de largo plazo que las hacen más débiles y generan por ello incentivos para volver a recaer en la intervención de las Fuerzas Armadas”.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Habló Trump y Maduro respondió. Defendió el derecho a construir el socialismo. Maduro dijo: “Donald Trump habló de aplastar y quebrar a Venezuela. ¿Aplastar a un país que es la cuna de los libertadores de América? Jamás, a Venezuela no la aplasta nadie. Con trabajo y constancia seguirá su camino a la prosperidad, a la felicidad”. Maduro sabe que su discurso está lleno de mentiras. La tragedia humanitaria lo desmiente. Maduro repite lo que ya nadie cree sobre el socialismo humanista, democrático, cristiano que dice estar construyendo en Venezuela.

Pedro Benítez (ALN).- Para medir el éxito de la gira de Juan Guaidó por Europa basta con escuchar a Nicolás Maduro. Los insultos que ha proferido contra aquel indican que ha sido golpeado en un flanco vulnerable. La razón reside en el impacto que el audaz viaje de su rival ha tenido puertas adentro del régimen chavista. El aparato político y militar que sostiene a Maduro se está percatando que el apoyo a Guaidó por parte de Estados Unidos, la Unión Europea, Colombia y Brasil es más firme que el apoyo a Maduro por parte de Rusia, su único valedor internacional hoy.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Ya Maduro tiene su épica. Como Hugo Chávez en 2002. Ya Maduro montó su relato. El de todo 2019. Un año que, palabras suyas, fue “tormentoso” y al mismo tiempo “poderoso” porque venció todas las agresiones. Las internas y externas. Las venidas desde Colombia como las orquestadas por el imperio y Donald Trump. Maduro vende una historia en la que coloca como protagonistas a la Fuerza Armada y al pueblo. Y la Fuerza Armada lo aplaude y le sigue jurando lealtad.

Caleb Zuleta (ALN).- Todo comenzó como una reacción. Pero se convirtió en un levantamiento masivo. El país entró en conflicto. Evo Morales y el Tribunal Supremo Electoral perdieron toda credibilidad. De allí en adelante, los acontecimientos se desencadenaron. Esta es una historia que bien vale recrear a casi un mes del fin de la Era de Evo Morales en Bolivia.