alnavio.com
Edición testing    14 de julio de 2020

Giovanni Dell’Ariccia

Caleb Zuleta (ALN).- Si la pandemia del coronavirus no es una guerra, lo parece. “O en muchos sentidos lo es”, señala un equipo del FMI en un reciente trabajo. “La gente está muriendo. Los profesionales de la salud están en el frente de batalla. Quienes trabajan en servicios esenciales, distribución de productos alimenticios, servicios de entregas y suministros públicos hacen horas extraordinarias para respaldar estos esfuerzos. Y también están los soldados escondidos: aquellos que luchan contra la pandemia confinados en sus hogares, sin poder contribuir plenamente a la producción”.
  • 1