alnavio.com
Edición testing    6 de abril de 2020

Guardia Nacional

Daniel Gómez (ALN).- Guerrillas, colectivos, paramilitares y grupos criminales. Estos son los cuatro tipos de organizaciones ilícitas que amenazan la seguridad de Venezuela. Lo dice el International Crisis Group en su más reciente informe. También advierte que el poder se está alejando de las instituciones estatales y concentrando en estos grupos armados.

Pedro Benítez (ALN).- El nudo gordiano que no logra resolver el campo democrático en Venezuela es el enigma militar. Entre la Venezuela civil y la militar ha habido un abismo histórico que el chavismo ha usado (y usa) a su favor. Mientras la Fuerza Armada no le retire el apoyo a Maduro no hay transición en Venezuela y no lo hará mientras no vea una alternativa clara.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Al Pollo Carvajal no le gusta un relato. El de la DEA. Opina que se trata de un invento. El general Hugo Armando Carvajal Barrios, exjefe de Inteligencia y Contrainteligencia Militar de Hugo Chávez, ha insistido que la DEA montó una historia sólo con el propósito de llevarlo a Estados Unidos y obligarlo a declarar y a que aporte información. El Pollo niega la acusación de conspirar para introducir cocaína en los Estados Unidos, o que vendieron cocaína incautada a narcotraficantes, o que ayudaron a las FARC. En fin, la acusación de conspiración y terrorismo. Para el Pollo Carvajal, no hay pruebas. El relato es un invento.

Pedro Benítez (ALN).- Los dos principales herederos del régimen chavista están contentos por las protestas en Chile y Ecuador. Tienen algo más que un respiro. Pero ellos saben que las cosas no han salido como las planearon. También están sorprendidos y temerosos del efecto contagio que no se detiene en regímenes de izquierda o de derecha. El segundo a bordo del régimen chavista, Diosdado Cabello, transmite euforia en sus intervenciones públicas. Desde su punto de vista no es para menos. La ola de protestas primero en Ecuador y luego en Chile lo tiene en regocijo. Nicolás Maduro por su parte está satisfecho pero es más prudente.

Zenaida Amador (ALN).- El mayor general de la Guardia Nacional, Manuel Quevedo, llegó a la presidencia de Petróleos de Venezuela en una circunstancia muy particular. Estaba por terminar 2017, bajo el peso muerto de los desmanes económicos de los primeros años del gobierno de Nicolás Maduro, más las secuelas profundas dejadas por el sobreendeudamiento y la politización de PDVSA promovidos por Hugo Chávez hasta su muerte en 2013. Fue precisamente su llegada la que le dio la estocada final a la maltrecha PDVSA, donde el propio Chávez combatió por todas las vías la meritocracia.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Hay personajes tóxicos que no pueden estar cerca de ningún presidente. Hay personajes tóxicos con quienes los mandatarios no pueden retratarse. Una fotografía puede ser mortal. O al menos dañina. Tóxica. Le está ocurriendo a Juan Guaidó con las fotos que se tomó con unos presuntos paramilitares cuando cruzaba la frontera desde Venezuela hacia Colombia el 22 de febrero. El chavismo ha convertido este hecho en una causa con la que pretende acorralar a Guaidó. Afortunadamente, el presidente de la Asamblea Nacional y Presidente Encargado, aún está en la etapa en que los ataques no le hacen mella.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Nada ha terminado allá en el seno del poder del madurismo. Una estructura partida como el corazón partío. Pues mientras más se indaga más se constata de la concreta participación de los altos mandos militares, de los altos y elevados jueces, de los encumbrados boliburgueses, y de ahí, en el mismo plano y más hacia abajo, una línea de oficiales militares y fichas civiles. No ha terminado ese 30 de abril. No ha terminado esa madrugada de la liberación de Leopoldo López y la huida del jefe del Sebin, Manuel Cristopher Figuera. No han terminado inclusive los rumores. No han terminado los recelos. Y las miradas que acusan y preguntan hasta dónde, hasta qué punto, en realidad, este alto jefe militar, este elevado magistrado, estaban involucrado.

Ysrrael Camero (ALN).- Venezuela parece encontrarse hoy en una disyuntiva, que pasa por las acciones u omisiones de las fuerzas militares. Se desprenden dos posibles escenarios a partir de acá, y ambos comprometen el futuro de la Fuerza Armada como institución.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Los analistas lo vienen señalando. No es el mismo López Obrador que criticaba a la Fuerza Armada. No puede serlo. Ya no es el candidato. Ahora es el Presidente de México. Por tanto, Andrés Manuel López Obrador cambia el discurso. Se distancia de los juicios polémicos. Y envía otro tipo de señales. Algunas que pueden interpretarse como un alerta.

Ezio Serrano Páez (ALN).- Faltan 10 minutos para las seis de la mañana. El paso a Cúcuta, Colombia, se inició lento, hay apretujamiento y tensión. Por alguna jugarreta cruel de la geografía política, nuevamente desde el Oriente se desplazan grupos humanos buscando sobrevivir en Occidente. Una chocante evidencia del trasunto cultural que subyace en la dicotomía revolución vs. democracia. Lo que fue una amplia avenida abierta para dos países, ahora recuerda una vía con cuerdas para conducir el ganado a sus rediles. Faltan pocos metros para rebasar la línea limítrofe de Venezuela y Colombia. La oficina de inmigración y el Seniat, la oficina de impuestos, nos recuerdan que aún el Estado revolucionario nos puede tocar.
  • 1