alnavio.com
Edición testing    26 de mayo de 2020

Hiperinflación

Por José Guerra (ALN).- La economía venezolana está paralizada. El Covid-19 lo que ha hecho es agravar una situación que comenzó en 2014 cuando la luz roja de la recesión se encendió tras la burbuja de 2012, cuando Chávez forzó la marcha de la economía acabando con las reservas internacionales y creando una situación fiscal insostenible que luego hizo explosión.

Guillermo Ortega (ALN).- Desde finales de 2018 el gobierno de Nicolás Maduro inició un viraje en su política económica: eliminó el control y permitió cierta flexibilidad en la determinación de la tasa de cambio, introdujo un esquema de restricción monetaria, abandonó la política de control de precios y en materia petrolera le dio gran libertad a sus socios para que determinaran el rumbo del negocio, relajando la camisa de fuerza desde los tiempos de Rafael Ramírez, expresidente de Petróleos de Venezuela. Algunos pensaban que se trataba de un cambio a una especie de socialismo chino, en el cual el gobierno mantenía un control político rígido, mientras permitía que el mercado se encargase de los asuntos económicos. Era el momento de los optimistas anónimos.

Pedro Benítez (ALN).- El chavismo tiene una habilidad enorme para vender sus derrotas como victorias. Con la finalidad de combatir el reciente rebrote hiperinflacionario, el pasado lunes Tareck El Aissami, vicepresidente de Área Económica de Nicolás Maduro, anunció que los precios, en dólares, de 27 productos fueron fijados de mutuo acuerdo con el sector privado. No en petros ni en bolívares. Por otro lado, Maduro anunció nuevas compensaciones salariales para los trabajadores…pero en bolívares. Todos estos anuncios se han hecho con un aire triunfalista y de mucho optimismo pese a que con los datos en la mano queda en evidencia quién ganó la guerra económica y que el dólar no fue el derrotado.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Maduro presiona. En la calle y en las empresas. Maduro sigue el libreto. A la ofensiva. Como hasta ahora le ha funcionado, pues aprieta más. Pero la situación tiene un límite. La situación puede estallarle. La cuerda puede romperse.

Zenaida Amador (ALN).- 10 años atrás las casas de bolsa venezolanas dejaron de comercializar bonos del gobierno o títulos valores en dólares, luego de ser acusadas por las autoridades de propiciar ilícitos cambiarios y de estimular el mercado negro de divisas en medio del férreo control de cambio impuesto por Hugo Chávez. Hoy, en una nueva muestra del giro pragmático que ha dado el chavismo, el régimen venezolano decidió desmontar este cerco y darles luz verde a las empresas privadas para que emitan títulos de deuda en moneda extranjera para financiarse través del mercado de valores.

Zenaida Amador (ALN).- Para gestionarse en medio de la crisis Nicolás Maduro ha aplicado una extraña mezcla de medidas económicas, que no atienden los problemas de fondo de la economía venezolana, pero que intentan contener la escalada del dólar mientras flexibiliza de forma desordenada los controles de cambio y de precios, creando una precaria sensación de mejoría en medio de la debacle del país. Este modelo implicó un sacrificio severo para un sector clave del país: la banca.

Pedro Benítez (ALN).- El chavismo descubre el capitalismo sin entenderlo. El régimen de Maduro ha tomado medidas pragmáticas en la economía que han creado una ilusión de cierta mejora. Eso es parte de un plan político más ambicioso de cara al 2020. Pero el precio del dólar se vuelve a disparar; una señal muy clara que indica que este giro está haciendo crisis rápidamente.

Zenaida Amador (ALN).- Si bien el país acumula 21 trimestres consecutivos de caída del PIB y hasta las estimaciones más optimistas hablan de que 2020 se consumirá también en ese hálito recesivo, este año hay múltiples convocatorias para que los consumidores disfruten este 29 de noviembre de las “ofertas” del Black Friday a lo venezolano.

Guillermo Ortega (ALN). ¿Qué busca Nicolás Maduro con el petro? Cree tener un plan para combatir la hiperinflación y aunque muy pocos creen que lo tiene, lo ha ido ejecutando. A veces da la impresión de que a Nicolás Maduro lo asesora una secta monetarista ingenua. Toda la parafernalia en relación al petro, la criptomoneda, medio de pago que, de tiempo en tiempo, Maduro resucita, parece ser una pieza fundamental en ese plan. En realidad la pregunta no es si tiene un plan, la interrogante fundamental es cuáles son sus posibilidades de éxito.

Pedro Benítez (ALN).- Ante la esperada (por inevitable) agudización de la crisis económica venezolana, Nicolás Maduro demuestra una vez más su absoluta falta de ideas. Sólo le queda repetir su gastada retórica, sus promesas siempre incumplidas. En ese terreno ya no tiene más cartas que jugar.

Zenaida Amador (ALN).- La crisis de la economía venezolana entró en una nueva etapa donde la precariedad es la que hace posible sostener en mínimos operativos a sectores fundamentales como el petrolero y el eléctrico, mientras se acentúan las distorsiones que aniquilan la capacidad de compra de la mayoría de los venezolanos y van arrasando con lo que todavía queda en pie del aparato productivo. Es un efecto constrictor que se acentúa sin que se vislumbren en lo inmediato salidas al conflicto político.

Zenaida Amador.- Concluye el primer trimestre de 2019. Este lapso en Venezuela ha sido determinante en materia política para exponer los desmanes del régimen de Nicolás Maduro, forjar su desconocimiento internacional y restringirle el margen de acción; pero en términos económicos y sociales también ha sido uno de los períodos más corrosivos para los venezolanos, quienes a duras penas intentan sobrevivir a la crisis, la escasez y las fallas de los servicios básicos en un país que parece colapsar por los cuatro costados.

Zenaida Amador (ALN).- Recientemente se conoció la noticia de que Caracas es la ciudad más barata del mundo, información que generó sorpresa y extrañeza entre los caraqueños.

Daniel Gómez (ALN).- Desplome, tras desplome, tras desplome. La actividad de Telefónica en Venezuela va cuesta abajo y sin freno. En 2018 facturó 18 millones de euros, 82% menos que en 2017. Eso, pese a los esfuerzos de una plantilla que, con todos los problemas, logra que la operación se comporte “espectacularmente bien”. Eso dijo a ALnavío el presidente de la compañía, José María Álvarez-Pallete.

Zenaida Amador (ALN).- A más de un mes de haber finalizado su período constitucional de Gobierno, Nicolás Maduro sigue aferrado a la Presidencia de Venezuela. Lo hace deslegitimado y con un amplio rechazo popular. Pero además lo hace negando la existencia de los grandes problemas que golpean con fuerza a la población. Niega que haya una tasa de inflación de siete dígitos, afirma que la diáspora es un invento de los medios y descarta que haya una crisis humanitaria. La Venezuela de la que Maduro habla es una que los venezolanos no conocen.