alnavio.com

Hugo Chávez

Pedro Benítez (ALN).- Ya nada será igual en Venezuela. La era de la ingenuidad política frente al régimen de Nicolás Maduro ha terminado. Importantísimos medios internacionales como ‘Der Spiegel’ y ‘The New York Times’ han calificado de “carnicero” al mandatario venezolano y al suyo como gobierno del mal. Dos crímenes que han marcado a la sociedad venezolana revelaron con toda nitidez la naturaleza del grupo que la domina.

Leticia Núñez (ALN).- El chileno Fernando Mires, profesor emérito de Política Internacional en la Universidad de Oldenburg (Alemania), sostiene que “todas las dictaduras se parecen, pero algunas más”. En este apartado incluye al régimen de Alberto Fujimori en Perú, el de Daniel Ortega en Nicaragua y el de Hugo Chávez en Venezuela por ser “autocracias que se convirtieron en dictaduras”. En declaraciones a ALnavío, dice que “Maduro probablemente tomó en cuenta [del fujimorismo] hechos como la inhabilitación del Parlamento y la corrupción de las instituciones y simplemente los impuso sobre la realidad de Venezuela”.

Pedro Benítez (ALN).- El bolívar fuerte fue otra de las ilusiones perdidas del largo mandato de Hugo Chávez. Un símbolo de su poder y de un proyecto que creía eterno. La pulverización del signo monetario corre paralelo a la demolición de su legado. El socialismo del siglo XXI le hace pagar a los venezolanos las consecuencias del permanente desafío a las leyes de la economía.

Leticia Núñez (ALN).- El catedrático y analista político Luis Verdesoto sostiene en entrevista con ALnavío que Ecuador “no puede salir al mundo de modo autónomo y no alineado si es de la mano de Maduro”. Por ello, defiende que el país debe abandonar la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), que promovieron Hugo Chávez y Fidel Castro a finales de 2004: “Quito no puede vivir de espaldas al conjunto de las grandes agendas internacionales”.

Redacción (ALN).- El Gobierno cubano se ha quedado con la participación que tenía Petróleos de Venezuela en la Refinería Cienfuegos, que gestionaban de forma conjunta desde 2007. Dice un exfuncionario venezolano a la agencia Reuters que es para saldar deudas pendientes. Curioso justo cuando Caracas lidia con la peor crisis económica de su historia y cuando pese a ello, sigue enviando a La Habana cerca de 100.000 barriles diarios con subsidios.

Juan Carlos Zapata (ALN).- “Cuando salieron del poder y se vieron huyendo, refugiándose en apartamentos de amigos, en casas de amigos, en humildes ranchos de simpatizantes de la causa, y sintiéndose además limpios, sin dinero, ahí, sin que nadie se los dijera, se lamentaron de haber confiado en que el poder era para siempre. Como corrieron con la suerte de retomar el poder, se prometieron no desaprovechar la oportunidad que una vez más se les abría. Pero se les pasó la mano. Le cogieron tanto gusto al dinero que no han parado. La excusa es que el dinero es para el partido y la revolución. Todos lo saben. Y lo que comenzó como un seguro de vida se convirtió en un gran negocio y como todo negocio ofrece sus complicaciones: la competencia, la lucha por los espacios para acumular más, para tener más”.

Pedro Benítez (ALN).- Parece el libreto de una serie de televisión, pero en realidad es mejor porque es verídico. La trama de corrupción, financiamiento ilegal de campañas electorales, encubrimiento de un acto terrorista, sospechas de homicidio contra un fiscal y mentiras que persigue a la expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner se comenzó a tejer hace una década en Caracas, en una reunión entre Mahmud Ahmadinejad y Hugo Chávez.

Juan Francisco Alonso (ALN).- En sendas decisiones tomadas con apenas días de diferencia, el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela ordenó a una constructora y a una aseguradora pagarle más de 1.500 millones de bolívares a Vitaly Kryuchkov, director de la Fundación Rusa para la Construcción de Viviendas, creada para ejecutar uno de los grandes proyectos habitacionales del fallecido Hugo Chávez.

Pedro Benítez (ALN).- ¿Es posible una intervención militar internacional que cambie el Gobierno de Venezuela? ¿O debatir sobre ello desvía la atención respecto a la crisis que está ocurriendo dentro del régimen que encabeza Nicolás Maduro? ¿Cuál es el escenario más probable en el país suramericano en este 2018?

Pedro Benítez (ALN).- El presidente de Venezuela está ofreciendo una moneda digital respaldada en reservas de petróleo no explotadas como alternativa al colapso del bolívar. Asegura que será una nueva criptomoneda, pero no es sino un nuevo intento de buscar una solución milagrosa al desastre económico que ha provocado. Otra muestra de su concepción económica radicalmente errada.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Esta es la crónica de los últimos días de Hugo Chávez. Corre 2012. El año que se gasta al extremo para reelegir a un moribundo a la Presidencia de la República de Venezuela. Pero en los cálculos del poder, era imprescindible reelegirlo para que el sistema político continuara. Y Chávez, consciente de ello, se presta para la puesta en escena. La manipulación extrema de la enfermedad es una gran estafa a la sociedad, sobre todo a sus partidarios.

Pedro Benítez (ALN).- La condena por narcotráfico en Nueva York de los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, Nicolás Maduro y Cilia Flores, no tendrá efectos políticos en el país. Pero ese hecho y las tramas de corrupción de la industria petrolera retratan muy bien el tipo de régimen político que ha dominado Venezuela por casi dos décadas.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Tal vez Rafael Ramírez olvide a propósito. Tal vez no recuerde. O tal vez quiera confundir. O tal vez se confunda él mismo. El caso es que no. Las discrepancias con Nicolás Maduro no comenzaron cuando este toma posesión de la Presidencia de la República y decide entre los primeros actos de gobierno, destituirlo de la presidencia de PDVSA. “Ahí empezó una tensión, unas diferencias, pero me mantuve en mis responsabilidades”, señaló Ramírez en entrevista concedida al diario ‘Panorama’ de Venezuela. El asunto viene de atrás. Tres años atrás. Remite a 2010.

Leticia Núñez (ALN).- Un fantasma recorre América Latina: la tentación de los presidentes de no dejar el poder. No entiende de ideologías. Los hay de izquierdas, como Evo Morales, quien desde hace una semana tiene vía libre para ser reelegido tantas veces como quiera en Bolivia. También de derechas, como Alberto Fujimori en Perú. Todos han cambiado las Constituciones movidos por un mismo sueño: eternizarse en el poder. Los expertos le ponen nombre: tentación autoritaria.

Alonso Moleiro (ALN).- Muy activo en las redes durante estos meses, en su empeño de obtener un nuevo período presidencial en Bolivia con ayuda del Tribunal Constitucional, Evo Morales parece haber fracasado en su último intento, el de las elecciones judiciales. En Twitter, Morales sigue recordando a Fidel Castro, a Hugo Chávez, pidiendo una salida al mar para Bolivia y fustigando a sus adversarios políticos del pasado y del presente.