alnavio.com

Jair Bolsonaro

Daniel Gómez (ALN).- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, molesto porque Michelle Bachelet lo criticó, dijo que Chile no se convirtió en Cuba gracias a los que “tuvieron el valor de frenar a la izquierda en 1973”. Esos supuestos valientes fueron los militares del dictador Augusto Pinochet. Esos militares encarcelaron al padre de Bachelet, quien murió en prisión. Esos militares torturaron a la propia Bachelet. Bolsonaro descargó su furia contra Bachelet sin piedad. Como Nicolás Maduro. Como Diosdado Cabello. Incluso como Miguel Bosé. Será verdad que los extremos se tocan.

#Informe Confidencial

Rogelio Núñez (ALN).- El triunfo de Mauricio Macri y la derrota del kirchnerismo en las elecciones presidenciales de 2015 significó el punto de partida de la teoría del “giro a la derecha” según la cual América Latina, tras una década de “giro a la izquierda”, volvía a la política pendular y giraba hacia la derecha.

Daniel Gómez (ALN).- Todo comenzó con una declaración del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Dijo que los médicos cubanos que operaban en su país por encargo de la expresidenta Dilma Rouseff “formaban núcleos de guerrilla”. También cuestionó su calidad. “Si los cubanos fueran así tan buenos, habrían salvado la vida a Hugo Chávez”. Estas declaraciones fueron replicadas en Twitter por el mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel. Pero ahí no termina la polémica.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Jair Bolsonaro y Vladímir Putin se reunieron en Osaka, Japón, con motivo de la Cumbre del G-20. De ese encuentro, el presidente de Brasil salió diciendo que no quería polemizar con Putin sobre Venezuela porque el mundo sabe que son las potencias nucleares las que deciden la política en el mundo moderno.

Daniel Gómez (ALN).- Ya se produjo la reunión entre Donald Trump y Vladímir Putin en el G-20. Ni la Casa Blanca ni el Kremlin dieron detalle del contenido, pero sí confirmaron que la crisis de Venezuela fue uno de los temas. Venezuela fue tema también del encuentro que el presidente de EEUU mantuvo con el de Brasil, Jair Bolsonaro. Ahí Trump pidió paciencia: “Las cosas llevan tiempo. Estamos del lado del pueblo venezolano”. En el G-20 también habrá una reunión del Grupo de Lima en la que participarán los presidentes de Brasil, Argentina, Chile y Canadá.

Daniel Gómez (ALN).- En mayo de 2009, Lula da Silva se reunió con Hugo Chávez. Ambos eran presidentes. El primero de Brasil, el segundo de Venezuela. Tras la conversación, Lula decidió financiar las obras del Metro de Caracas con un préstamo de 747 millones de dólares tramitado por el Bndes. Hoy esta operación, en la que también participó Odebrecht, se encuentra bajo sospecha. Se encuentra en la caja negra del Bndes que Bolsonaro quiere destapar.

María Rodríguez (ALN).- El desempeño económico de Brasil está en manos del gobierno de Jair Bolsonaro. Y más concretamente de su capacidad para implementar reformas, sobre todo en la ley de pensiones y en la privatización de empresas del Estado. Así lo ve Torino Economics en un informe. ¿Y si no se aprueban? “Vemos un alto riesgo de que la economía entre en un periodo de cuasi estanflación, con una ralentización en el crecimiento y un índice de precios en aumento”, indica la firma.

María Rodríguez (ALN).- Jair Bolsonaro llega a los 100 días de gobierno de Brasil con la popularidad por los suelos. Sólo 32% considera que está haciendo una gestión muy buena o buena por el país. 30% la califica de mala o muy mala, según una encuesta de Datafolha. Se trata del peor escenario si se compara con la popularidad que tenían luego de tres meses en el gobierno los expresidentes Fernando Collor de Mello, Fernando Henrique Cardoso, Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff.

Daniel Gómez (ALN).- El presidente de Brasil dice que si en Argentina el peronismo vuelve al poder “Rio Grande do Sul podrá convertirse en un nuevo Estado de Roraima”. En Roraima, estado fronterizo con Venezuela, es donde se concentran los venezolanos del éxodo que están en Brasil.

#NegociaciónenVenezuela

Juan Carlos Zapata (ALN).- China, al igual que Cuba y Rusia, es otro factor que se mueve en esa delgada línea de la negociación entre Juan Guaidó y Nicolás Maduro, por un lado; y como factor de peso en América Latina. China, con menos exposición que Rusia y Cuba, no por ello deja de tener una posición respecto a la crisis de Venezuela. La manifestó en la más reciente visita del presidente Xi Jinping a Moscú. Porque Pekín y Moscú coinciden en un punto de fondo: que la solución es política y no militar y que no haya injerencia externa.

#Informe Confidencial

Rogelio Núnez (ALN).- La ausencia de Andrés Manuel López Obrador en la cumbre del G-20 y que en la firma del TLC entre la UE y Mercosur el gran triunfador fuera el argentino Mauricio Macri y no Jair Bolsonaro se transforman en dos síntomas de que las grandes potencias regionales (Brasil y México) carecen de liderazgo a escala latinoamericana y, por ende, mundial.

#Informe Confidencial

Rogelio Núñez (ALN).- Más allá de sus evidentes diferencias políticas, Andrés Manuel López Obrador y Jair Bolsonaro guardan claros paralelismos: se parecen en que su tendencia a la demagogia y a la improvisación está provocando una elevada sensación de inseguridad e imprevisibilidad en cuanto al tenor de sus decisiones y a sus respectivas gestiones. Esto ha desembocado en un empeoramiento de la situación económica de México y Brasil y de las previsiones macroeconómicas a corto plazo.

Daniel Gómez (ALN).- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, salió en defensa de su compatriota Neymar Jr., quien se encuentra en medio de un escándalo por la denuncia de una supuesta violación. Defendió su inocencia. “Creo en él”, dijo. Y para darle ánimos, vaticinó que en el partido contra Catar anotaría dos goles. Ahí se equivocó. Neymar no marcó. Se lesionó tras un mal apoyo.

María Rodríguez (ALN).- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el vicepresidente, Hamilton Mourao, chocan en sus declaraciones sobre una intervención militar en Venezuela. Bolsonaro no descarta esa opción. Algo que para los expertos consultados por ALnavío es una muestra más de “discurso populista” que pretende atraer a las bases en un momento en el que la popularidad del presidente está por los suelos. A lo que se suma la destitución de dos ministros en 100 días de gobierno.

María Rodríguez (ALN).- La visita del presidente brasileño Jair Bolsonaro a Israel, el encuentro con el primer ministro Benjamin Netanyahu y el anuncio de una oficina comercial en Jerusalén -primer paso para trasladar la embajada- responden a dos motivos. Uno es la buena sintonía con Donald Trump, que ya abrió la embajada en Jerusalén y con quien Netanyahu se reunió la semana pasada. Y el otro, la propia convicción religiosa de Bolsonaro.