alnavio.com
Edición testing    27 de enero de 2020

Jair Bolsonaro

Rogelio Núñez (ALN).- En este nuevo decenio la división bloquea algunos procesos (OEA y Celac) y la fragmentación condena a la extinción de otros (Prosur, Unasur y ALBA). América Latina se ve recorrida por fracturas transversales plasmadas en la pugna entre el Grupo de Lima y el Grupo de Puebla con la crisis de Venezuela recorriendo todas y cada una de las fracturas regionales. La Alianza del Pacífico luce con mejores opciones de futuro, pero condicionada por la necesidad de dar un salto cualitativo para no caer en una inercia paralizante.

Rogelio Núñez (ALN).- Este 2020 va a ser un año decisivo para Jair Bolsonaro y para la construcción de su proyecto político. Un objetivo que pasa por conformar en torno a su figura y liderazgo un partido que se lo deba todo a él y le sea enteramente fiel. Y, sobre todo, que se alce como la plataforma y el trampolín para conseguir la reelección en 2022, derrotar al Partido de los Trabajadores que renace de la mano de Lula da Silva y, a la vez, evite que prospere cualquier tipo de alternativa de derecha moderada.

Daniel Gómez (ALN).- El presidente de Rusia envió este lunes los mejores deseos a sus aliados de cara al 2020. En América Latina se refirió personalmente a los mandatarios Jair Bolsonaro, Alberto Fernández, Miguel Díaz-Canel y Nicolás Maduro. A este le tocó el mensaje más emotivo.

Daniel Gómez (ALN).- Hoy el oasis de Latinoamérica es Perú. Y parte de la responsabilidad la tiene el presidente, Martín Vizcarra, quien ha sabido gestionar un entorno político complejo marcado por la corrupción. De ahí que su popularidad sea la más alta de todos los países de la región. No pueden decir lo mismo otros mandatarios como Sebastián Piñera, Lenín Moreno, Iván Duque y Jair Bolsonaro. Ni siquiera Andrés Manuel López Obrador, quien llegó al gobierno con altas cuotas de apoyo popular.

Rogelio Núñez (ALN).- Cuatro son las características que presentará 2020 para la región latinoamericana: será un año de muy alta intensidad electoral, de persistencia de la parálisis reformista a causa de los bloqueos político-institucionales, de favoritismo de las oposiciones en las urnas y de persistencia de las grandes incertidumbres.

Por Juan Carlos Zapata.- Alberto Fernández está rodeado. Asume la presidencia de Argentina acosado por problemas de alto riesgo interno y por un entorno internacional que le demanda foco y dedicación. El peronista no tiene un camino fácil.

Pedro Benítez (ALN).- Los expresidentes Lula da Silva y Cristina Kirchner transforman sus respectivos juicios en causas políticas. Una estratagema hábilmente cínica para mantener el apoyo de sus seguidores dentro y fuera de sus países y conseguir impunidad.

Daniel Gómez (ALN).- El presidente de Estados Unidos dice que Brasil y Argentina están dañando a los agricultores estadounidenses manipulando el precio de sus divisas. De ahí que imponga aranceles a las exportaciones de acero y aluminio.

Moisés Naím (ALN).- Ante la pregunta de si Juan Guaidó le pide ayuda, asesoría, ¿qué le diría?, Jeffrey Sachs, uno de los economistas más influyentes del mundo, responde: “La idea de exigir que Nicolás Maduro debe irse no me parece correcta, ni viable ni que vaya a funcionar. No creo que sea necesario que Maduro se vaya para que Venezuela logre el objetivo de superar esta crisis. Lo que sí creo necesario es que la oposición tome control de los ministerios económicos como parte de un acuerdo y que haya nuevas elecciones libres y justas, supervisadas por entes internacionales, sin el control del régimen ni de ningún otro actor político venezolano”.

Daniel Gómez (ALN).- El concepto de “sentencia firme” ha cambiado para el Tribunal Supremo Federal de Brasil, explica el expresidente Michel Temer. Por eso cuando apresaron a Lula da Silva la justicia actuó de forma correcta. Y por eso cuando lo excarcelaron a principios de noviembre también lo hizo de forma correcta.

Daniel Gómez (ALN).- México y Brasil son las potencias de Latinoamérica. Es sabido que no atraviesan su mejor momento y el carácter de sus presidentes tampoco invita al optimismo. Pero el Banco Santander piensa diferente.

Rogelio Núnez (ALN).- El regreso del peronismo a la Casa Rosada con Alberto Fernández como presidente a partir del 10 de diciembre supone asimismo la vuelta de la líder y caudilla del kirchnerismo, Cristina Kirchner, al centro del poder ahora en calidad de vicepresidenta y factótum de la candidatura del mandatario electo. La estela de Cristina Kirchner podría ser seguida por otros como Rafael Correa en Ecuador, Lula da Silva en Brasil, Leonel Fernández en República Dominicana e incluso por el recién defenestrado Evo Morales.

Daniel Gómez (ALN).- Julio Borges, canciller de Juan Guaidó, denuncia que el venezolano Manuel Barroso, militar y expresidente de la Comisión Nacional de Administración de Divisas, asaltó la sede de la embajada de Venezuela en Brasil “con grupos violentos del Foro de Sao Paulo y agentes cubanos”. Una sede que en la mañana del miércoles fue entregada por los funcionarios de Maduro al equipo de Guaidó.

Daniel Gómez (ALN).- La relación entre las dos grandes potencias de Suramérica va entrando en el terreno del pragmatismo. La última declaración del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, así lo demuestra: “Argentina precisa de Brasil y nosotros precisamos de Argentina”.

Juan Carlos Zapata ALN).- Alberto Fernández envía mensajes en tres direcciones. Quiere apostar con México por un nuevo eje de poder en América Latina pero esto no significa que la ideología prime sobre la economía. El presidente electo de Argentina juega al pragmatismo pues sabe el problema que tiene encima. El problema de la deuda. Por ello Argentina requiere inversiones. Requiere producir. Requiere exportar. Requiere ingresos. Alberto Fernández se reúne con Andrés Manuel López Obrador y también lo hace con Carlos Slim. Y le dice al FMI y a los acreedores. Yo voy a resolver el problema de la deuda. El mensaje no tiene desperdicio.