alnavio.com

Josep Borrell

María Rodríguez (ALN).- El ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell, subraya que “las únicas medidas” que se pueden tomar ante la crisis en Nicaragua son “sanciones”. El Consejo de la Unión Europea debatirá este martes la situación del país centroamericano.

María Rodríguez (ALN).- El ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell, afirma que pese a que la detención del presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, apenas fue de una hora y que “quizá no quepa llamarlo detención”, es algo “que lógicamente preocupa”. Borrell insistió en combinar la presión y las sanciones con el intento de diálogo en Venezuela.

Daniel Gómez (ALN).- Caracas no sólo resiste a las críticas de Washington, Ginebra, Bogotá y Brasilia sino que contrataca. Y en ocasiones, sale ganando. Que se lo digan al futuro canciller brasileño, Ernesto Araújo; al jefe de la OEA, Luis Almagro; y al presidente colombiano, Iván Duque. Criticaron con dureza al régimen de Nicolás Maduro y de nada les sirvió. De hecho, perdieron más de lo que ganaron.

Pedro Benítez (ALN).- A pocas horas del traspaso del Poder Ejecutivo en México, todavía es una incógnita saber si Nicolás Maduro atenderá la invitación que el nuevo presidente de ese país le ha hecho. Pero independientemente de eso, con este gesto hacia su par venezolano Andrés Manuel López Obrador le está enviando un mensaje a la región, al mundo y a los mexicanos.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Tal vez en política la pérdida de la confianza esté acompañada de la pérdida de la inocencia. Está ocurriendo en México con Andrés Manuel López Obrador. La confianza se ha resquebrajado. Se ha roto, escribiría hace poco un par de analistas del BBVA, expresión que con toda seguridad comparten los cargos de más arriba. Y es que dos banqueros españoles consultados por ALnavío coincidieron en que México, y también Centroamérica, se están convirtiendo en un problema de confianza. Hasta el punto que, dijo uno de ellos, ya algunas empresas han paralizado proyectos, y, señaló el otro, “hemos tenido que suspender líneas de crédito” para negocios de comercio exterior.

María Rodríguez (ALN).- Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores de España, afirma que “no pueden hacer más de lo que ya están haciendo” para que el gobierno de Nicolás Maduro pague a los pensionistas venezolanos en España. ¿Y qué están haciendo? “Ejercer toda clase de presión”, dice Borrell, quien asegura que el secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo de Laiglesia, trató esta cuestión en octubre en Caracas con el ministro de Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Que no corra la sangre en Venezuela. Que no se maten en Venezuela. Que no se metan en Venezuela. Que no haya intervención militar en Venezuela. ¿Qué busca Zapatero? No se cansa. Insiste en el diálogo. Asume que el diálogo responde a una posición de principios. “Los principios dicen lo que queremos ser y los compromisos lo que somos”. Los principios no son política de inmediatez. Es búsqueda de largo plazo. En tal sentido, el diálogo genera soluciones estables.

Daniel Gómez (ALN).- El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, busca una solución pacífica para Venezuela. Por eso, al igual que otros países de la UE, apuesta por el diálogo. Lo cual no quiere decir que vaya a renunciar a la política de sanciones de Bruselas. Así mismo lo aclaró Borrell.

Daniel Gómez (ALN).- El segundo mandato de Nicolás Maduro es ilegítimo para Madrid y Bruselas. Ya lo adelantó el ministro de Asuntos Exteriores de España, Josep Borrell, en octubre, y quedó confirmado este jueves 10 de enero. Ningún diplomático de la UE, ni siquiera de España, acude a la toma de posesión del presidente venezolano.

Daniel Gómez (ALN).- “Para los Derechos Humanos habrá esperanza cuando la parte más rica de la humanidad sea capaz de comprometerse con el resto”, dice el ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

Daniel Gómez (ALN).- Dice el expresidente español Felipe González que “la democracia no garantiza el buen gobierno. Garantiza que podemos echar a los gobiernos que no nos gustan”. Y en América Latina, dos gobiernos repudiados, pero que se aferran al poder, son los de Venezuela y Nicaragua. Así lo condena González, y así lo reiteran el canciller de España, Josep Borrell, y el expresidente de Chile Ricardo Lagos.

María Rodríguez (ALN).- Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores de España, hace un diagnóstico claro de los problemas que azotan América Latina. Entre ellos menciona la persistencia de la pobreza, la desigualdad, la inseguridad ciudadana, la corrupción, los flujos migratorios y quiebras de la institucionalidad democrática.

Juan Carlos Zapata (ALN).- El gobierno de Pedro Sánchez quiere demostrar una “voluntad de presencia” hacia América Latina. Esto frente a lo que en la Cancillería llaman el “ausentismo” en los tiempos de Mariano Rajoy y el PP. Ya una fuente había dicho al diario ALnavío que Sánchez iba a poner el foco en la región. Y, según el secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, todo comenzó con la gira de agosto del presidente a Chile, Bolivia, Colombia y Costa Rica. En la visita a estos países, señaló, “están sintetizados todos los elementos de la política latinoamericana”.

María Rodríguez (ALN).- De un extremo a otro. Así ha virado la posición de España frente a la crisis política en Venezuela. De apostar por las sanciones, estrategia defendida por el gobierno de Mariano Rajoy, a preferir una vía alternativa que pase por el diálogo. Una opción con matices y contradicciones: en Luxemburgo, el ministro de Asuntos Exteriores de España, Josep Borrell, dejó claro que España sigue la línea de la UE con las sanciones a Venezuela. En Madrid, Juan Pablo de Laiglesia, secretario de Estado de España de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, insistió en que la solución es el diálogo.

Redacción (ALN).- El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, le pidió tanto al ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, como al del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que aumenten la concesión de visados por cuestiones humanitarias a los venezolanos que huyen de la crisis en su país.