alnavio.com
Edición testing    7 de julio de 2020

Kristalina Georgieva

José Manuel Rotondaro (ALN).- La frase de Kristalina Georgieva, directora Gerente del Fondo Monetario Internacional, es lapidaria: “La perspectiva es peor que nuestra proyección más pesimista”. Esto lo mencionó el martes 12. Al día siguiente, Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos indicó que “el camino hacia delante es altamente incierto y está sujeto a riesgos negativos significativos”, por lo que pidió mayores ayudas fiscales a la economía para “evitar daños económicos a largo plazo”.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Ya no quedan dudas. Las más altas autoridades del mundo comienzan a enviar mensajes en la misma dirección. Que la crisis económica será peor a lo previsto y que habrá que hacer nuevos esfuerzos. El martes habló la directora Gerente del FMI. Y este miércoles lo hizo el presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos. Jerome Powell pronostica una recuperación más lenta, y alerta de “riegos a la baja”, o lo que puede interpretarse como recaídas en el comportamiento de la economía.

Caleb Zuleta (ALN).- Los pronósticos del impacto del Covid-19 en el ingreso mundial, en el PIB mundial, en el empleo mundial, no refleja todo lo que vendrá. O mejor dicho, los pronósticos de los organismos multilaterales, los gobiernos y los expertos, no revelan un aspecto más profundo: Las consecuencias de la crisis sobre los más pobres y los más vulnerables.

Caleb Zuleta (ALN).- ¿En qué coinciden Rusia y el FMI? En que la economía mundial puede evolucionar hacia un escenario mucho peor. El FMI ha dicho que los escenarios elaborados hasta ahora son referenciales. Que los resultados del PIB mundial para 2020 y 2021 dependen de cuánto se extienda la pandemia. Y la verdad es que la pandemia no remite. Ni en Estados Unidos, ni en Rusia, ni en Europa, y ahora se teme por los nuevos brotes en Asia, en China y Corea del Sur, y aun está por verse cómo termina afectando a América Latina, región en la que Brasil y México copan la atención.

Caleb Zuleta (ALN).- República Dominicana, Panamá, El Salvador y Bolivia son los países de América Latina que concentran el grueso de recursos aprobados este lunes por el Fondo Monetario Internacional para hacer frente a la crisis generada por el coronavirus. Le siguen Paraguay, Haití, Santa Lucía y Granada. Colombia y Ecuador ya gozaban de aprobaciones, y Honduras ha solicitado una ampliación de recursos.

Caleb Zuleta (ALN).- El FMI entiende que la crisis que deja el coronavirus no tiene precedente. Es global, es incierta y es compleja, señala la directora Gerente, Kristalina Georgieva. El FMI tiene 1 billón de dólares en recursos. Georgieva señala que la acción temprana es más efectiva. Para ello necesita más recursos. Sobre todo para apoyar a los países pobres.

Juan Carlos Zapata (ALN).- El FMI tiene el reto de que para fines de abril habrá “considerado” la mitad de las solicitudes de ayuda de emergencia de 103 países. El FMI se encuentra en el desafío de duplicar los fondos de “desembolso rápido” hasta una increíble cifra de 100.000 millones de dólares.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Nadie está seguro con los pronósticos. Ni el FMI, ni el Banco Mundial ni la ONU, ni los expertos. Lo único seguro es que el coronavirus sigue haciendo estragos, y que las instituciones, los países, los organismos internacionales han tomado medidas pero sin que ellas configuren una estrategia coordinada. Hasta ahora, como dice el FMI, los escenarios económicos calculados son sólo referenciales. Porque nadie sabe cuándo se derrotará la pandemia y si esta se extenderá hasta 2021. ¿Entonces qué pasará con la economía?

Caleb Zuleta (ALN).- La directora Gerente del FMI señala que así como urge derrotar el coronavirus también es necesario “proteger la salud de las personas para alcanzar la recuperación económica”. El FMI lo ha dicho. La crisis que dejará la pandemia es de la magnitud de la Gran Depresión.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Panorama desolador. El FMI no puede ocultar la emergencia mundial. Hasta el punto que ya pronostica un panorama negativo en 170 países cuando hace tres meses auguraba que al menos 160 países iban a crecer en 2020. “Experimentarán un crecimiento negativo del ingreso per cápita este año”, dice Kristalina Georgieva, directora Gerente del Fondo Monetario Internacional.

Caleb Zuleta (ALN).- Se celebró la reunión del G-20. Convocada por Arabia Saudita. Reunión sin asistencia presencial de los líderes de las principales economías del mundo. Pero eso no evitó que se miraran y hablaran. Como casi todas, la conferencia de la directora Gerente del FMI, Kristalina Georgieva, fue a distancia. Ya las cartas están echadas. El mundo se encamina hacia una recesión en 2020. El coronavirus resultó ser un factor que no figuraba en el análisis de finales de 2019 y enero de 2020 como tampoco en los análisis subsiguientes se consideraba que la pandemia se iba a extender tanto tiempo con los estragos que está causando en la población, los mercados, las finanzas y la economía globales.

Caleb Zuleta (ALN).- El FMI ha reconocido que el mundo estará en recesión en 2020. Que esta crisis ocasionada por la pandemia del coronavirus será tan “aguda o peor” que la crisis financiera mundial. Pero el FMI dice que 2021 será año de crecimiento. ¿Y qué puede hacer el FMI para que los países salgan del problema? ¿Qué está pasando con las economías emergentes?

Caleb Zuleta (ALN).- Ya es un hecho. Los peores pronósticos del FMI se han cumplido. Se había dicho en enero que el coronavirus, entonces con focos en contados países, iba a afectar el crecimiento de 2020, que iba a bajar las perspectivas, pero que aun así, ya se temía, que todo iba depender de la extensión del problema. Hoy el coronavirus es pandemia. Y afecta a todo el globo. Por ello, el FMI, señala que “las perspectivas de crecimiento mundial” son negativas para 2020.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Maduro hizo mal todo el procedimiento en la solicitud de los 5.000 millones de dólares al FMI. El organismo le dijo no. El argumento principal fue la legitimidad de Maduro. Este lo sabía. De modo que ahora se considera que la iniciativa de Maduro es más para hacerse víctima y sacar partido mientras la crisis avanza. ¿Es posible esto?

Caleb Zuleta (ALN).- El FMI plantea esta prioridad. Evitar el contagio por el coronavirus. Plantea esta otra. Evitar las muertes por contagio. Pero también hay otra más y no menos urgente: La protección de las personas del impacto económico. Que “aquellos más afectados no deben arruinarse y perder sus medios de vida por circunstancias ajenas a ellos mismos”.