alnavio.com
Edición testing    25 de mayo de 2020

Lenín Moreno

#NegociacionesenVenezuela

Juan Carlos Zapata (ALN).- La mediación noruega se mueve para Washington. Y para Washington se mueve al menos uno de los miembros del equipo de Juan Guaidó que llevaba la negociación con Nicolás Maduro. Decimos llevaba porque aún no se reactiva. Noruega anda en fase exploratoria. Tanteando el terreno. Otra vez.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Evo Morales tiene la ventaja. Todas las encuestas lo dicen. Pero falta el remate. En el comando de campaña del mandatario no están seguros de alcanzar el 40% de los votos este domingo y al mismo tiempo sacarle 10 puntos de ventaja al expresidente Carlos Mesa para así evitar la riesgosa segunda vuelta.

Daniel Gómez (ALN).- Ni en Ecuador ni en Argentina parecen funcionar las recetas del FMI. Y el chavismo mundial se está aprovechando, lanzando una campaña mundial para desprestigiarlo. Otro problema más para la nueva directora del organismo, Kristalina Georgieva, quien hará su presentación formal este martes en la reunión anual del Fondo en Washington.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Bolivia entra en la recta final de la campaña electoral. Evo Morales confía en el triunfo. Las encuestas comienzan a reflejar la ventaja necesaria para sortear una segunda vuelta frente al expresidente Carlos Mesa, una segunda vuelta que le podría complicar la victoria. Hasta esta semana, Evo Morales no lograba sacarle a Carlos Mesa, como mínimo, los 10 puntos obligatorios. Al parecer, la crisis de Ecuador ha venido en ayuda de Evo Morales.

Daniel Gómez (ALN).- Si el gobierno de Lenín Moreno no está muerto como dice el expresidente Rafael Correa, al menos está “muy herido”, “debilitado”. En ello coinciden los analistas consultados por el diario ALnavío. “Le faltó pedagogía política”, dice el investigador Rogelio Núñez. “Mano izquierda”, agrega la experta Anna Ayuso. Moreno no tuvo en cuenta la historia reciente de Ecuador, en la que dos presidentes como Abdalá Bucaram y Lucio Gutiérrez perdieron el gobierno por subir el precio de los combustibles y de la energía. Al menos supo dar marcha atrás a la reforma. Ahora la redactará con el apoyo de los movimientos indígenas.

Daniel Gómez (ALN).- Vuelve la retórica chavista contra el FMI. Por fomentar el neoliberalismo que “conduce al infierno”, como dijo el expresidente Hugo Chávez. El blanco de las críticas es el presidente de Ecuador, Lenín Moreno. Críticas que vienen de Nicolás Maduro y también, sorpresa, de sus enemigos y marginados en el chavismo: los exministros Rafael Ramírez y Elías Jaua. Críticas, por supuesto, del expresidente de Ecuador Rafael Correa. Y del Partido Comunista de Cuba. Y del Partido de los Trabajadores de Lula da Silva en Brasil. Críticas también de un español, el asesor de Maduro, Alfredo Serrano Mancilla. Todo el chavismo mundial está en contra de Moreno y su paquete del FMI.

Juan Carlos Zapata (ALN).- El expresidente Rafael Correa acaba de reconocer que trabaja para Maduro. Lo ha hecho en una entrevista con el diario El Mundo de Madrid. Dice que es consultor para el gobierno, y que ha presentado sus propuestas. El misterio es cuánto cobra.

Caleb Zuleta (ALN).- Para Rafael Correa, el gobierno de Lenín Moreno está en “muerte clínica”. O peor, “está acabado”, y lo que haga, por ejemplo, revertir las medidas, lo hundirá más. Entonces, “el gobierno estaría más que muerto”. Lo que quiere decir Correa es que el presidente Lenín Moreno no tiene salida. Por ahora, goza de muerte vegetal.

Daniel Gómez (ALN).- Poco a poco las protestas en Quito van decayendo. Y mientras, el presidente Lenín Moreno toma aire. Le interesa porque se acaba de dar cuenta de que su enemigo Rafael Correa es todavía un poder en Ecuador. Tiene una masa de incondicionales que le apoyan. Aunque, por desgracia para el expresidente, los movimientos indígenas no están de su lado. Y estos, además de ser un factor clave en las protestas, se abrieron a negociar con Moreno. Por eso la piedra está sobre su tejado. Si Moreno consigue resultados en la negociación con los indígenas podría reforzar su debilitada imagen frente a Correa. Así lo piensan los analistas consultados por el diario ALnavío.

Daniel Gómez (ALN).- El expresidente de Ecuador acaba de compartir una foto en Twitter desde las oficinas de prensa del Parlamento Europeo. En Bruselas. La acompañó de un comentario irónico cargando contra quienes dicen que está en Venezuela.

Juan Carlos Zapata (ALN).- El chavismo de Maduro anda de fiesta. Nicolás Maduro calcula que la crisis en Ecuador le dará un respiro regional. La atención del continente y buena parte del mundo se desvía hacia el gobierno de Lenín Moreno. Maduro se burla de Moreno, que lo llamó tirano, que lo llamó dictador, y que ahora le dice que está detrás de un movimiento que intenta derrocarlo. Moreno señaló a Maduro y al expresidente Rafael Correa de conspirar contra su gobierno. Maduro se ríe de Moreno. Y él mismo se autodenomina el superbigotes que tumba gobiernos.

Rogelio Núñez (ALN).- El Ecuador estable y gobernable de los últimos años bajo la hegemonía de Rafael Correa (2007-2017) y de su sucesor, Lenín Moreno, parece que ha llegado a un final abrupto. Ha vuelto a alzarse la sombra y el espectro de los años de la inestabilidad (1997-2007) en los que se sucedían golpes de Estado, levantamientos indígenas y caídas de presidentes.

Daniel Gómez (ALN).- “Sólo el núcleo duro del correísmo y Correa llaman a elecciones, que ni mucho menos tienen apoyo popular. Son sólo unos pocos miles sin capacidad de articular un problema”, dice al diario ALnavío el profesor de economía de la Universidad San Francisco de Quito, Luis Espinosa Goded, quien considera que la manifestación de este martes no representará “un problema serio” para el presidente, Lenín Moreno.

Caleb Zuleta (ALN).- Rafael Correa carga contra Lenín Moreno. Señala que traicionó el programa político. El programa económico. Y se lo entregó a los grupos de poder. El expresidente le sale al paso a lo que dice el presidente Lenín Moreno que detrás de la protesta hay la operación de un golpe de Estado cuyo origen se encuentra en Nicolás Maduro y el propio Correa. Este apunta que Moreno sigue en la línea de echarle la culpa de todo lo que está pasando.