alnavio.com

Luis Almagro

Juan Carlos Zapata (ALN).- Evo Morales dejó a Bolivia en el caos. Lo que hizo y lo que está haciendo forman parte del patrón del chavismo. Después de mí, el diluvio. Yo soy el único que garantiza la paz, decía Hugo Chávez en Venezuela. Yo soy el único que garantiza la pacificación, señala Evo Morales, desde su exilio en México. Hace una semana que Evo Morales se fue de Bolivia. Renunció. Y con él, el núcleo del poder. Pero Evo Morales dejó dadas y sigue dando las instrucciones a su partido, el MAS, y a los movimientos que lo respaldan, de cómo deben actuar para que la paz no vuelva a Bolivia, y sea llamado de vuelta a la Presidencia. Ya ha dicho, quiere volver con el fin de darle término al mandato. Esta puede ser una trampa más de Evo Morales. ¿Qué garantías hay de que suelte el poder?

Juan Carlos Zapata (ALN).- Mario Vargas Llosa es un férreo opositor del chavismo. Lo hizo contra Hugo Chávez. Lo ha hecho contra Nicolás Maduro. A Mario Vargas Llosa le interesa Venezuela, y así lo dice, así lo escribe. Pero el Premio Nobel de Literatura no es de aquellos que se pronunciaron a las primeras por la intervención militar como vía para sacar a Nicolás Maduro del poder. Mario Vargas Llosa lo dice con conocimiento de causa. Y las claves se encuentran en su nueva novela, Tiempos Recios.

Daniel Gómez (ALN).- La delegación de Juan Guaidó, y así lo decidió la Asamblea General por mayoría, es la representante de Venezuela ante la OEA. ¿Por qué es importante este gesto? “Es una manera de presionar más a Maduro para que se siente a negociar. De verdad”, dice al diario ALnavío la investigadora senior para América Latina del Centro de Información y Documentación Internacional de Barcelona, Anna Ayuso. Sobre las negociaciones, la internacionalista Beatriz de Majo dice que ahora mismo se ven posiciones “extremas” y que será “el más débil” el que finalmente termine cediendo. ¿Debilitará el gesto de la OEA a Nicolás Maduro?

Daniel Gómez (ALN).- El presidente encargado quiere paz. Que el pueblo no se altere pese a que el régimen ha reprimido el ingreso de la ayuda humanitaria impidiendo su paso por la frontera de Colombia. No así por la de Brasil, donde sí pudo pasar un primer camión con alimentos y medicinas.

Aníbal Romero (ALN).- El reciente discurso del presidente Donald Trump en Miami tiene gran importancia, y constituye en sí mismo un evento político de primer orden. Ante todo, porque explicó con suma claridad qué ha pasado en Venezuela bajo el régimen chavista-madurista, y en segundo lugar porque esbozó con trazos inequívocos una estrategia dirigida hacia un futuro distinto y mejor. Lo dicho por Trump puede sintetizarse en tres frases principales.

María Rodríguez (ALN).- Estados Unidos ordena la repatriación de diplomáticos no esenciales de Haití. Canadá cierra temporalmente la embajada en ese país. La Comunidad del Caribe pide diálogo. También el secretario general de la OEA, Luis Almagro. La comunidad internacional tardó en reaccionar, pero las protestas violentas en Haití ya se hacen sentir más allá de las fronteras del país. Los manifestantes reclaman la dimisión del presidente Jovenel Moïse, que gobierna un país azotado por la crisis económica y la corrupción.

Daniel Gómez (ALN).- Caracas no sólo resiste a las críticas de Washington, Ginebra, Bogotá y Brasilia sino que contrataca. Y en ocasiones, sale ganando. Que se lo digan al futuro canciller brasileño, Ernesto Araújo; al jefe de la OEA, Luis Almagro; y al presidente colombiano, Iván Duque. Criticaron con dureza al régimen de Nicolás Maduro y de nada les sirvió. De hecho, perdieron más de lo que ganaron.

Daniel Gómez (ALN).- La última calentura de Luis Almagro fue llamar “imbécil” al expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero. Al secretario general de la OEA se le vio dolido porque el otro dudara de su apego democrático después de que planteara la intervención militar en Venezuela. Una opción que luego desdijo. Sobre esta polémica hablan los expertos con ALnavío.

Daniel Gómez (ALN).- El secretario general de la OEA, Luis Almagro, no sólo aceptó la invitación que le hizo Evo Morales para auditar el recuento de votos. También le pidió, al presidente y al opositor Carlos Mesa, que respeten la decisión de la OEA una vez esta haya dado su veredicto. Las conclusiones deben ser “vinculantes para las partes del proceso”.

Pedro Benítez (ALN).- Es inevitable que el velo de la sospecha caiga sobre el gobierno del presidente Tabaré Vázquez y del Frente Amplio uruguayo en su para nada disimulado respaldo a Nicolás Maduro. Después de todo, el régimen que este encabeza se ha dedicado por años a comprar apoyos mediante la más gigantesca trama de corrupción del continente. Esto último está suficientemente documentado y mancha a cuantos aparezcan respaldando a Maduro.

Zenaida Amador (ALN).- Este viernes los ojos del mundo estuvieron puestos sobre Venezuela. Todos seguían con atención el concierto “Venezuela Aid Live”, así como el movimiento de los diputados y voluntarios a los puntos fronterizos para buscar la ayuda humanitaria, mientras el chavismo intentaba mostrarse fuerte en su desvencijado concierto paralelo “Por la paz y la vida”. Todo esto hizo más notoria la ausencia de Nicolás Maduro en toda la jornada.

Maryhen Jiménez/Julia Zulver (ALN).- A pesar de la evidencia que destaca la importancia de la participación de las mujeres en los procesos de democratización, estos hallazgos no se están aplicando en el proceso político en Venezuela.

Zenaida Amador (ALN).- Uruguay es uno de los últimos reductos que le quedan al chavismo en América del Sur. Las gestiones que adelanta ayudan a ganar tiempo a Nicolás Maduro y a darle piso político a pesar del rechazo del pueblo venezolano y de buena parte de la comunidad internacional. La vinculación genera ruidos internos y salpica al presidente Tabaré Vázquez, que ahora también podría estarle abriendo margen a Maduro para que se oxigene financieramente.

Juan Carlos Zapata (ALN).- ¿Está dispuesto Donald Trump a asumir el reto de decretar la intervención militar en Venezuela? ¿Qué elemento será el detonante para que el presidente de los Estados Unidos tome la decisión? Diego Arria es el venezolano que mejor conoce a Trump. Lo conoció hace muchos años cuando estuvo involucrado en la negociación de unos terrenos en Nueva York junto al padre de Mauricio Macri, en efecto, el mismo que hoy es presidente de Argentina.

Pedro Benítez (ALN).- Ni política, ni estrategia. Las democracias más importantes del continente americano han condenado la deriva dictatorial de Nicolás Maduro. Han desconocido la instalación de su Asamblea Nacional Constituyente y su reelección del 20 de mayo pasado. Pero no han podido evitar que siga en el poder. Están ante el mismo dilema que por años ha tenido la oposición venezolana al chavismo: ¿Cómo enfrentar pacíficamente a un régimen que está dispuesto a permanecer en el poder a cualquier precio?