alnavio.com
Edición testing    14 de julio de 2020

Mario Vargas Llosa

Juan Carlos Zapata (ALN).- Cuánto y cuántos nos han dicho de los cambios que dejará el coronavirus en el mundo. Se habla de cambios en la geopolítica. Que el capitalismo está en quiebra. Que se impondrá la vigilancia tecnológica. Que seremos mejores, y más solidarios. Que la democracia está moribunda. Que la globalización en riesgo. Qué no se ha dicho. Lea lo que dicen estos filósofos, historiadores, analistas, empresarios, expertos y hasta un artista y un creador de moda y su hija. Quizá tengan razón. O quizá ninguna de estas profecías termina por cumplirse.

Juan Carlos Zapata (ALN).- China mintió. Y la mentira en lo que tiene que ver con el coronavirus, es la mentira de un gigante. Y cuando se trata de algo tan grande, las consecuencias son impredecibles. Ya se ven. Se perdió tiempo, instituciones globales como la Organización Mundial de la Salud, OMS, bajaron la guardia y el virus avanzó. Pero Vargas Llosa dijo lo que tenía que decir.

Juan Carlos Zapata (ALN).- A los 84 años, Mario Vargas Llosa está leyendo más que nunca. Lee 10 horas al día. Y lee, dice, desde que amanece hasta que anochece. Y lee, dice, “en un estado de felicidad absoluta”. Una felicidad que sólo modera el latente recuerdo de que el coronavirus está allí, afuera, acechando. Pero es por cierto la plaga la que ha obligado a que se establezca en Madrid el “aislamiento forzoso” que el premio Nobel aprovecha y lo lleva a los tiempos de la infancia y la juventud cuando descubrió las letras y la lectura.

Rafael del Naranco (ALN).- En estas largas jornadas encerrado en casa por el coronavirus, retorno una vez más a releer la obra de Albert Camus, el ateo creyente, que escribió: “Jamás he podido renunciar a la luz, a la felicidad de existir”. Es decir, a la vida inmensa, sublime, única e irrepetible en cada uno.

Caleb Zuleta (ALN).- Fernando Mires reconoce que Mario Vargas Llosa es un “escritor riguroso”. Que “ha probado serlo en muchas de sus novelas. Sus investigaciones sobre tiempo y lugar son acuciosas; en ese punto no se diferencia de un buen historiador”. El propio Vargas Llosa ha contado cómo investigó, en cuánto tiempo, cuántas veces viajó a Guatemala, cuántos archivos revisó, y cuánta gente entrevistó para luego escribir Tiempos Recios. Ya se sabe que la más reciente obra del premio Nobel aborda el golpe de Estado contra Jacobo Arbenz en Guatemala, un golpe de Estado organizado por la CIA y la United Fruit Company, un golpe de Estado que, según Vargas Llosa, marcó el destino de Guatemala y de América Latina.

Daniel Gómez (ALN).- En conversación con el diario ALnavío, el académico chileno Francisco Javier Galindo dice que la crisis en Chile se parece más al movimiento de los indignados en España que a cualquiera de las revueltas en América Latina. Es también la opinión del Premio Nobel Mario Vargas Llosa, quien establece el paralelismo con los chalecos amarillos en Francia. Al miedo de las clases medias por dejar de prosperar, se une la desconexión de la clase política en Chile y la necesidad de establecer un nuevo contrato social.

Daniel Gómez (ALN).- Pocas cosas tienen en común Joaquín Sabina y Esperanza Aguirre. El cantante y la dirigente política. El hombre de izquierdas. La mujer de derechas. Pero en la presentación de la nueva novela de Mario Vargas Llosa se sentaron en la misma fila. Y hablaron de Venezuela. El diario ALnavío les preguntó.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Mario Vargas Llosa es un férreo opositor del chavismo. Lo hizo contra Hugo Chávez. Lo ha hecho contra Nicolás Maduro. A Mario Vargas Llosa le interesa Venezuela, y así lo dice, así lo escribe. Pero el Premio Nobel de Literatura no es de aquellos que se pronunciaron a las primeras por la intervención militar como vía para sacar a Nicolás Maduro del poder. Mario Vargas Llosa lo dice con conocimiento de causa. Y las claves se encuentran en su nueva novela, Tiempos Recios.

Juan Carlos Zapata (ALN).- En el equipo de Juan Guaidó entienden que Alberto Fernández no es Cristina Fernández de Kirchner. Han estudiado el tema. Han seguido las declaraciones del excandidato y ahora presidente electo de Argentina. Entienden que no es Nicolás Maduro. No es Evo Morales. No es Miguel Díaz-Canel. No es Daniel Ortega. El equipo de Guaidó por ello traza una estrategia diferente para Alberto Fernández.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Ya decía una amiga venezolana de la pareja que no sólo a Mario Vargas Llosa sino también a Isabel Preysler le preocupa Venezuela. Que está atenta a los acontecimientos. Que los sigue al detalle. De hecho, esta amiga de Caracas cenó con el matrimonio y cuenta que durante la velada quien más habló fue Isabel Preysler. Preguntaba sobre cómo haces tú, cómo hacen los venezolanos para adquirir los bienes básicos, para resistir el problema de la electricidad, para estudiar, para ducharse, para llevar la vida.

Caleb Zuleta.- Mario Vargas Llosa siempre tiene una opinión sobre Venezuela. Y no resiste la tentación de hablar sobre lo que él define como un caso triste, un caso trágico. El Premio Nobel mantiene una conexión sentimental con Venezuela. Y le preocupa Venezuela. Por estos días Mario Vargas Llosa no ha dejado de hablar de la crisis de Venezuela. Su nueva novela. Tiempos Recios, le ha servido la oportunidad.

Daniel Gómez (ALN).- Por suerte para América Latina, dice el escritor Mario Vargas Llosa, poca gente confía en el comunismo como modelo de desarrollo para América Latina. “Hoy sólo grupos muy insignificantes creen que Cuba, Corea del Norte y Venezuela ayudan a salir del subdesarrollo. Hay que ser ciegos y fanáticos”.

Daniel Gómez (ALN).- El escritor y premio Nobel de Literatura apoya la medida del presidente de Perú de cerrar el Congreso, cuyos parlamentarios, dice, son “semianalfabetos y pillos”. Ahora espera que los peruanos “voten mejor” en las elecciones parlamentarias convocadas por Martín Vizcarra para enero.

Daniel Gómez (ALN).- Bertín Osborne les preguntó sobre quién es el verdadero líder de la oposición en Venezuela y la respuesta no pudo ser más clara. El expresidente español Felipe González y el escritor Mario Vargas Llosa respondieron al unísono “Guaidó”. Para ellos el líder es Juan Guaidó.

Daniel Gómez (ALN).- Fue un regaño y también una lección. De uno que ejerció como Presidente 14 años, a otro que es mandatario encagado desde hace apenas seis meses. Un regaño y una lección de un “viejo político”, como se define Felipe González, de 77 años, a otro joven como Juan Guaidó, de 35.