alnavio.com
Edición testing    10 de julio de 2020

Mauricio Macri

Rogelio Nuñez (ALN).- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, estridente en sus declaraciones pero pragmático en muchas de sus acciones, está protagonizando un giro en uno de los ejes de su política exterior: ha pasado de ser un fiero crítico del presidente de Argentina, Alberto Fernández, a acumular, en las últimas semanas, sucesivos gestos de acercamiento a su vecino del sur.

Juan Carlos Zapata (ALN).- El FMI le ha dado la razón a Alberto Fernández. La deuda es impagable. Argentina si no crece, no puede pagar la deuda. Cuando era candidato presidencial, y aun como presidente electo, Fernández señalaba que quería pagar, pero si el país no produce divisas no puede pagar. No hay otra fórmula. No se conoce otra fórmula para pagar, es lo que ha sostenido el presidente de Argentina.

Pedro Benítez (ALN).- No fue a Delcy Rodríguez a quien las autoridades españolas casi deportan el pasado 20 de mayo. No fue ella a quien el ministro socialistas José Luis Ábalos tuvo que persuadir de no ingresar a España (según una de sus varias versiones) para evitar una crisis diplomática. Fue a Nicolás Maduro; porque ella no es solo su vicepresidenta Ejecutiva: es su alter ego. Donde está Delcy Rodríguez están los intereses vitales de Maduro. Ella es la representante de su poder y la expresión más acabada de su estilo de hacer las cosas.

Pedro Benítez (ALN).- El presidente argentino Alberto Fernández no podrá cumplir los pagos de la deuda con el FMI contraída por su antecesor en el cargo, pero hay una deuda de carácter político que está obligado a pagar. La deuda con Cristina Fernández. La deuda con su vicepresidenta. En el discurso de toma de posesión no ha dejado de mencionar el compromiso clave que ha contraído con la exmandataria. Imposible.

Guillermo Ortega (ALN).- Argentina de nuevo en moratoria, es una especie de deja vu, un ciclo que se repite con cierta monotonía. Y no deja de tener algo de crueldad, como el mito de Sísifo. Mauricio Macri cerró el capítulo del default de 2001, reintrodujo al país en los mercados voluntarios, negoció con los fondos buitres luego de una batalla de 15 años y parecía destinado a modernizar el país, pero al término del gobierno, el legado no puede ser más desafortunado.

Rogelio Núñez (ALN).- Alberto Fernández ha asumido este martes como presidente de Argentina para el periodo 2019-2023 acompañado en la vicepresidencia por Cristina Fernández de Kirchner, primera dama entre 2003 y 2007, y jefa de Estado desde ese último año hasta 2015.

Por Juan Carlos Zapata.- Alberto Fernández está rodeado. Asume la presidencia de Argentina acosado por problemas de alto riesgo interno y por un entorno internacional que le demanda foco y dedicación. El peronista no tiene un camino fácil.

Por Juan Carlos Zapata.- Un venezolano lidera el equipo del FMI que ya comenzó a trabajar con el gobierno de Alberto Fernández. Decimos gobierno, porque Mauricio Macri es historia, y el equipo del peronista lleva días enfocado en el tema de la deuda con el FMI, la deuda que le deja como herencia Macri. Este venezolano se llama Luis Cubeddu y es subdirector del Departamento de Investigación del FMI.

David Placer (ALN).- Rafael Ramírez, el exZar de la industria petrolera y expresidente de PDVSA habla desde su exilio en Europa. Ahora lo hace sobre los líderes chavistas que se mantienen en el poder con Nicolás Maduro. Uno de ellos, Diosdado Cabello. El segundo del régimen. Asegura que Cabello le confesó que está en desacuerdo con la política de Maduro, pero lo mantiene por “supervivencia” mutua.

Daniel Gómez (ALN).- El presidente de Estados Unidos dice que Brasil y Argentina están dañando a los agricultores estadounidenses manipulando el precio de sus divisas. De ahí que imponga aranceles a las exportaciones de acero y aluminio.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Por allí dicen que Dios reparte las cartas. Que a unos les salen cartas malas y convierten esas cartas malas en una jugada buena, y ganan. Que a otros les salen cartas buenas, y hay quienes aseguran la mano con esas cartas buenas, pero que otros en cambio la botan, aun teniendo cartas buenas. Pierden el juego y despilfarran la suerte. En esta encrucijada puede encontrarse Guaidó. En cómo juega las cartas.

Rogelio Núnez (ALN).- El regreso del peronismo a la Casa Rosada con Alberto Fernández como presidente a partir del 10 de diciembre supone asimismo la vuelta de la líder y caudilla del kirchnerismo, Cristina Kirchner, al centro del poder ahora en calidad de vicepresidenta y factótum de la candidatura del mandatario electo. La estela de Cristina Kirchner podría ser seguida por otros como Rafael Correa en Ecuador, Lula da Silva en Brasil, Leonel Fernández en República Dominicana e incluso por el recién defenestrado Evo Morales.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Alberto Fernández tiene un as para enfrentar la crisis de deuda que hereda del gobierno de Mauricio Macri. Ese as no es otro que el propio FMI. Argentina le debe al FMI. El FMI le prestó a Argentina casi 57.000 millones de dólares. Pero, según el presidente electo de Argentina, fue un préstamo para sostener a Macri en el poder, y en eso el FMI fue cómplice, y eso lo sabe Europa, dice, y lo sabe todo el mundo.

Rogelio Núñez (ALN).- Alberto Fernández asumirá el 10 de diciembre como presidente de Argentina lastrado por una compleja situación económica. Con el país endeudado, en medio de una espiral inflacionaria, altos déficits, elevación del tipo de cambio y decrecimiento del PIB. Ante este panorama, el proyecto de Fernández tendría unos objetivos inmediatos y otros a medio plazo.

Juan Carlos Zapata ALN).- Alberto Fernández envía mensajes en tres direcciones. Quiere apostar con México por un nuevo eje de poder en América Latina pero esto no significa que la ideología prime sobre la economía. El presidente electo de Argentina juega al pragmatismo pues sabe el problema que tiene encima. El problema de la deuda. Por ello Argentina requiere inversiones. Requiere producir. Requiere exportar. Requiere ingresos. Alberto Fernández se reúne con Andrés Manuel López Obrador y también lo hace con Carlos Slim. Y le dice al FMI y a los acreedores. Yo voy a resolver el problema de la deuda. El mensaje no tiene desperdicio.