alnavio.com
Edición testing    16 de julio de 2020

Michelle Bachelet

Juan Carlos Zapata (ALN).- ¿Recuerdan la denuncia de Trump de que la OMS favoreció a China? ¿Que no fue severa en los comienzos del coronavirus? Quedaron sembradas las dudas. Que apuntaron al director de la OMS. Japón apoyó a Donald Trump. El primer ministro de Japón ironizó con esta expresión: “Organización China de la salud”. Al director de la OMS, el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, se le ha señalado de peón de Pekín. Dicen que todo tiene su origen en la influencia china en Africa. Algo parecido puede estar pasando con la FAO y Venezuela. ¿Por qué?

Juan Carlos Zapata (ALN).- Lo asegura la ONU. Está escrito en el informe presentado por la Red Mundial contra la Crisis Alimentaria. Que en Venezuela más de 9 millones de personas sufrieron en 2919 inseguridad alimentaria grave o hambre extrema.

Ysrrael Camero (ALN).- La pandemia del Covid-19 no sólo ha cambiado las prioridades de los más diversos gobiernos, conduciendo a los ciudadanos a un confinamiento inédito en todo el mundo, sino que obliga a alterar sustancialmente la toma de decisiones de los líderes políticos venezolanos, se encuentren al servicio del régimen autoritario chavista o del gobierno interino de Juan Guaidó.

Daniel Gómez (ALN).- Desde el régimen de Nicolás Maduro repiten como loros la petición de la ONU de levantar las sanciones las sanciones económicas para enfrentar al coronavirus. ¿Harán lo mismo ahora que la Oficina de Michelle Bachelet está pidiendo la liberación de presos políticos?

Juan Carlos Zapata (ALN).- Impensable un titular como este hace apenas unas semanas. Impensable que la propuesta provenga de una de las figuras que más oposición le han hecho al régimen de Nicolás Maduro dentro de Venezuela, en Colombia, en América Latina y España. Se trata del expresidente colombiano, Andrés Pastrana. “Si hay algún enemigo de Maduro reconocido nacional e internacionalmente soy yo”, reconoce, y es eso lo que le confiere autoridad para hacer el llamado al gobierno de Iván Duque.

Zenaida Amador.- El brote del Covid-19 en Venezuela está estimulando la idea de que es necesario que ocurra un gran acuerdo nacional para hacer frente a las dificultades, tanto en el ámbito de la salud como a nivel económico, algo que a simple vista luce como la medicina indispensable para un país que lleva años en una profunda crisis política e institucional, con la población empobrecida y el aparato productivo destruido. Sin embargo, existe el temor de que se trate de una nueva oportunidad para Nicolás Maduro de aprovechar políticamente la crisis a favor de su estrategia de sostenerse en el poder a cualquier precio.

Daniel Gómez (ALN).- La alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, fue clara en decir que las sanciones agravan la crisis humanitaria y que deberían levantarse. Pero también en pedir a los países sancionados transparencia y respeto a los derechos humanos. Sobre Venezuela puntualizó que la crisis sanitaria existe desde antes de las sanciones.

Ysrrael Camero (ALN).- Mientras se reduce el margen de maniobra para los actores internos, las perspectivas de una crisis mundial, agravada por la pandemia del coronavirus, pueden llegar a debilitar el compromiso de la comunidad internacional con el caso venezolano. Todo parece confluir hacia la realización de un proceso electoral competitivo en Venezuela que abra paso a una democratización.

Daniel Gómez (ALN).- Nicolás Maduro llegó a decir que Washington elaboró el informe sobre Venezuela que firmó la oficina de Michelle Bachelet, alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU. De haber sido así Naciones Unidas lo hubiera llamado expresidente del antiguo régimen de Venezuela. Bachelet no llega tan lejos, pero coincide en lo básico: el régimen de Maduro persigue, reprime, tortura y mata.

Daniel Gómez (ALN).- Lo de Diosdado Cabello con Michelle Bachelet ya es personal. El número dos del chavismo, señalado por la ONU de participar “en una retórica que estigmatiza a la oposición”, dice que la alta comisionada para los Derechos Humanos no está habilitada para hablar de lo que ocurre en Venezuela. Y no lo está porque, según Cabello, Bachelet ha callado sobre la situación de Chile y Colombia. Se equivoca.

Daniel Gómez (ALN).- Michelle Bachelet no sólo habló como alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU en Ginebra. Asumió el papel de mujer, madre y pediatra para advertir la situación que viven los niños venezolanos con necesidad de trasplante. Esto es una crítica doble. Al régimen, por la inoperancia del sistema de salud, y también a las sanciones económicas.

Daniel Gómez (ALN).- El bloqueo a la Asamblea Nacional a principios de enero. Las agresiones a manifestantes y periodistas que cubrían el regreso de Juan Guaidó de la gira internacional. Y el intento de atentado en Barquisimeto. Estos son los tres acontecimientos que refleja la alta comisionada Michelle Bachelet en su nuevo informe sobre Venezuela.

Daniel Gómez (ALN).- La alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, advirtió que continúan “las tensiones políticas y los actos de violencia contra parlamentarios de la oposición”. También criticó el trato a periodistas, ONGs, así como los tratos “crueles e inhumanos” que se dan en la sede de Contrainteligencia Militar.

Daniel Gómez (ALN).- ¿En qué se parece el gobierno de Iván Duque al régimen de Nicolás Maduro? Estos por primera vez tienen algo en común: las críticas a la oficina de la alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet. A Duque no le gustó el informe que presentó Bachelet sobre Colombia la semana pasada y lo criticó con dureza. Hasta el punto de rebajarse al nivel de Maduro y Cabello cuando estos descalificaron a Bachelet y la ONU por su trabajo en Venezuela. ¿Es la actitud de Duque una buena noticia para el régimen de Maduro? ¿En qué situación deja el gobierno de Colombia a Juan Guaidó? ¿Acaso no hay que tomarse en serio a la ONU?

Pedro Benítez (ALN).- Peleas a golpes a plena luz del día entre funcionarios de distintos cuerpos policiales. Disputas, rivalidades y conflictos entre los distintos organismos de seguridad. Balaceras en la vía pública ante la atónita mirada de los transeúntes. Deserción de oficiales militares. No son hechos aislados sino recurrentes que indican un patrón y tienen una causa de fondo. Son una señal alarmante de descomposición.