alnavio.com

Miguel Díaz Canel

Daniel Gómez (ALN).- Todo comenzó con una declaración del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Dijo que los médicos cubanos que operaban en su país por encargo de la expresidenta Dilma Rouseff “formaban núcleos de guerrilla”. También cuestionó su calidad. “Si los cubanos fueran así tan buenos, habrían salvado la vida a Hugo Chávez”. Estas declaraciones fueron replicadas en Twitter por el mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel. Pero ahí no termina la polémica.

Zenaida Amador (ALN).- Un descolorido Foro de Sao Paulo fue el más reciente telón de fondo del que se ha provisto Nicolás Maduro para tratar de proyectar una imagen de fortaleza ante el mundo que cuestiona su permanencia en el poder por vías ilegales. La XXV reunión de la izquierda, convocada en Caracas del 25 al 28 de julio, no tuvo ni el brillo ni la relevancia que el chavismo intentó imprimirle en la etapa preliminar del evento, ni logró transmitir el espaldarazo a Maduro que el régimen esperaba. Sólo Cuba llegó en su apoyo.

Zenaida Amador (ALN).- Los regímenes de Nicolás Maduro y de Miguel Díaz-Canel/Raúl Castro se entrelazan, se apoyan, sobreviven. Buscan de dónde aferrarse para evitar que se desplome el modelo político que ambos propugnan y que Hugo Chávez y Fidel Castro exportaron al hemisferio, comprando voluntades y fabricando alianzas, sobre la plataforma del petróleo venezolano del que tanto depende La Habana.

Zenaida Amador (ALN).- Hugo Chávez, apuntalado en la petrochequera venezolana, ayudó a Cuba a superar el abismo en el que cayó tras el cese del apoyo de la Unión Soviética. Ahora, cuando el chavismo se tambalea, la economía cubana vuelve a crujir. Estados Unidos lo sabe y extiende a la isla el efecto de las sanciones contra el régimen de Nicolás Maduro en un paso más por acabar con el comunismo en el hemisferio; pero las alianzas de La Habana con Moscú pueden subir el tono de las tensiones con Washington en torno a la crisis venezolana.

María Rodríguez (ALN).- Las advertencias de los gobiernos de Rusia y Cuba sobre las posibilidades de una invasión militar en Venezuela vienen de lejos. Ahora se intensifican e incluyen más elementos: la toma de posiciones en el Caribe de tropas estadounidenses, las posibles consecuencias y la idea de que la ayuda humanitaria estaría camuflando una invasión de EEUU. Unas alertas con las que Rusia y Cuba también defienden sus propios intereses.

María Rodríguez (ALN).- Los apoyos de Nicolás Maduro se han reducido a Miguel Díaz-Canel, Evo Morales, Daniel Ortega, Salvador Sánchez Cerén y Anatoly Bibilov. Sólo estos cinco presidentes acompañan a Maduro en la toma de posesión de este 10 de enero en Venezuela. Un mandato que medio mundo no reconoce. Lejos queda la transición de 2013. Maduro inició aquel mandato como demócrata. Ahora muchos lo llaman tirano y dictador.

Juan Carlos Zapata (ALN).- La presencia de Evo Morales en la toma de posesión del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha sido catalogada como una señal de pragmatismo. Morales fue el único de los mandatarios de la órbita chavista-castrista en asistir este martes a Brasilia. Morales viene de mantener buenas relaciones con Michel Temer, no así Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Daniel Gómez (ALN).- Quedan dos días para que se cumpla el segundo aniversario de la muerte de Fidel Castro. Por eso Granma inunda la portada con noticias del líder cubano y deja en segundo plano la histórica visita del mandatario español, Pedro Sánchez. Hay otra cosa que sorprende. Que el periódico diera más bombo a la visita del presidente, Miguel Díaz-Canel, a la dictadura de Corea del Norte, que al recibimiento de Sánchez luego de tres décadas de ausentismo español en la isla.

Pedro Benítez (ALN).- El pretexto fue la organización del XXV Foro de Sao Paulo que tendrá lugar en Caracas del 25 al 28 de julio. El medio fue una foto con la plana mayor del régimen cubano. El propósito fue acercarse a ese mismo grupo que le bloqueó la posibilidad de ser el sucesor de Hugo Chávez, convencido de la necesidad de buscar aliados para impedir el cambio político en Venezuela.

María Rodríguez (ALN).- Pablo Casado, candidato del PP a la Presidencia del Gobierno de España, apuesta por que el país “tenga un papel protagonista en Iberoamérica”, donde dice que se ha perdido “por elegir a los aliados equivocados”. Señaló que no quieren tener “como aliados” a los regímenes de Nicolás Maduro en Venezuela ni de Miguel Díaz-Canel en Cuba. “Todo lo contrario”, añadió Casado desde Barcelona, en la presentación del programa del partido para las elecciones del 28 de abril.

Pedro Benítez (ALN).- En el reciente encuentro que sostuvo con su colega colombiano Iván Duque, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, a propósito de una pregunta sobre Venezuela advirtió: “Siempre tengo un plan B, C y D. Yo probablemente tendré más flexibilidad que cualquier hombre en este puesto”. En ese caso concreto no exagera, pues sus opciones son muy amplias. No obstante, lo que parece evidente es que sus estrategas en este tema, John Bolton y Elliot Abrams, siguen apostando a que el cambio en Venezuela ocurrirá desde adentro.

Pedro Benítez (ALN).- Venezuela fue el primer país que Fidel Castro visitó luego del triunfo de la revolución cubana en enero de 1959. También fue el país latinoamericano en el cual ese acontecimiento tuvo el mayor impacto emocional. 40 años después fue la tabla de salvación del castrismo, pero hoy puede ser el sitio de su sepultura, por obra y gracia del mal cálculo de los hermanos Castro al señalar a Nicolás Maduro como heredero y sucesor de Hugo Chávez.

Pedro Benítez (ALN).- Por presión externa y realidad interna hoy en Venezuela están planteados dos escenarios. Siguiendo el ejemplo de dos extintos regímenes comunistas en 1989: Una transición pactada como en Polonia o un colapso como en Rumania. Vladimir Putin influye en Maduro con el fin de que logre el entendimiento y la normalización de las relaciones con la oposición venezolana para estabilizarse. Pero puede que ya no haya nada que desde la oposición se pueda hacer en ese sentido.

Daniel Gómez (ALN).- Hasta ahora era Federica Mogherini, jefa de la diplomacia de la UE, quien lideraba el diálogo con Cuba en Europa. Tras el nuevo acuerdo firmado por el presidente español, Pedro Sánchez, en La Habana, España se suma a los esfuerzos de Bruselas, recupera el terreno perdido y “normaliza” la situación con el país caribeño.

Juan Carlos Zapata (ALN).- El epicentro del chavismo del continente está en crisis. Es la crisis de la Venezuela del chavismo y del gobierno de Nicolás Maduro. Y es también la crisis del chavismo en la Nicaragua de Daniel Ortega. Dos ejemplos que son ya casos de juicio internacional. Y dos casos en los que la inversión extranjera no quiere entrar. Si las grandes empresas españolas, por ejemplo, no se han retirado de Venezuela es porque aún aguardan por un cambio. El propio gobierno de España, en palabras del canciller, Josep Borrell, ha advertido que el mandato constitucional y legítimo de Maduro se acaba el 10 de enero próximo. ¿Y después qué? Hacia Nicaragua, por otra parte, se endurece la presión internacional, también marcada por la posición española. De hecho, banqueros consultados en Madrid han dicho a ALnavío que la represión del régimen de Ortega minó la confianza hacia Nicaragua y por coletazo hacia América Central, al punto de que se han suspendido proyectos de inversión hacia la zona.