alnavio.com
Edición testing    25 de mayo de 2020

militares

José Guerra (ALN).- Se le atribuye a un conocido líder político la siguiente anécdota. Estando una vez reunido con sus ministros le dijeron: “Presidente hay una conspiración militar en puertas. ¿Cómo es eso, replicó el presidente? Sí, respondió el interlocutor que había traído la noticia. Tomó la palabra el presidente y afirmó: a los militares hay que aplicarles la política del general Obregón. ¿Cómo es eso presidente?, inquirió uno de los presentes, a lo que el presidente respondió: no hay general que aguante un cañonazo de cuarenta mil pesos por el estómago”. Se refería al presidente de México, Álvaro Obregón uno de los líderes de la Revolución Mexicana, mandatario entre 1920 y 1924.

Pedro Benítez (ALN).- Una furia está a la vuelta de la esquina en Venezuela y no es precisamente “la bolivariana” con la que amenaza Diosdado Cabello a la oposición. El detonante puede ser el grave desabastecimiento de gasolina que ha paralizado al país. Esa es una crisis en desarrollo más urgente que una posible intervención militar extrajera.

Pedro Benítez (ALN).- Peleas a golpes a plena luz del día entre funcionarios de distintos cuerpos policiales. Disputas, rivalidades y conflictos entre los distintos organismos de seguridad. Balaceras en la vía pública ante la atónita mirada de los transeúntes. Deserción de oficiales militares. No son hechos aislados sino recurrentes que indican un patrón y tienen una causa de fondo. Son una señal alarmante de descomposición.

Pedro Benítez (ALN).- El general Vladimir Padrino López se sumó a la enrevesada maniobra política de Nicolás Maduro para tomar el control de la Asamblea Nacional de Venezuela. La maniobra ha salido mal de todas las formas posibles. Entre otras cosas porque ha puesto a la fuerza militar en el ojo del huracán al tener que confrontar y ceder antes los políticos civiles. Juan Guaidó no ha sido anulado sino que, por el contrario, se ha crecido y los militares lo saben. Son ellos los que sostienen a Maduro y la población también lo sabe.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Ya Maduro tiene su épica. Como Hugo Chávez en 2002. Ya Maduro montó su relato. El de todo 2019. Un año que, palabras suyas, fue “tormentoso” y al mismo tiempo “poderoso” porque venció todas las agresiones. Las internas y externas. Las venidas desde Colombia como las orquestadas por el imperio y Donald Trump. Maduro vende una historia en la que coloca como protagonistas a la Fuerza Armada y al pueblo. Y la Fuerza Armada lo aplaude y le sigue jurando lealtad.

Pedro Benítez (ALN).- Dos sectores de la sociedad venezolana se cruzaron este jueves. Los estudiantes, el grupo más contestatario y movilizado de cualquier sociedad. Y los militares, los guardianes del orden. Todo estaba preparado para una confrontación que no ocurrió. Los dos ganaron. Los dos se cruzaron mensajes. Pero la tensión que acumula una sociedad llena de descontento sigue allí.

Carlos Moreno (ALN).- Los ejercicios militares ordenados por Nicolás Maduro siguen su desarrollo. Muestran arsenal y equipos de guerra por redes sociales en una estrategia sin mucho fundamento de secreto militar. Pero nada de eso mueve más titulares y tensiones que la invocación del TIAR el lunes y las pruebas de la alianza del régimen con la guerrilla que correrán en la ONU por cuenta de Colombia.

Carlos Moreno (ALN).- En pocas horas comienzan los ejercicios militares ordenados por Nicolás Maduro en la frontera con Colombia tras su anuncio de un “alerta naranja”. Hay, según el régimen, 3.000 militares desplegados y un sistema de misiles que demostrará el poder de fuego, pero Colombia ni se inmuta con el amago belicista. Ni el Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada ni el Ministerio de la Defensa hacen mucho ruido en las redes. Los jefes militares de Colombia andan activos en frentes que asumen más peligrosos.

María Rodríguez (ALN).- Tras el inicio de movimientos militares en Venezuela, el último mensaje de EEUU a las Fuerzas Armadas venezolanas cobra más trascendencia. Fue hace una semana, en boca de Elliott Abrams, sobre el papel de los militares en la transición democrática. Abrams dijo que los militares se mantendrán alejados de la política, que no dependerán de bandas armadas y que estarán realmente preparados para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Esta madrugada comenzaron movimientos militares en Venezuela. Los primeros reportes señalan que los focos se registran en Caracas.

Daniel Gómez (ALN).- Por la fuerza del discurso. Por lo certero del diagnóstico. Por el nivel de oratoria. Por todo, se ha hecho viral el vídeo en el que Kelvyn Rannyer Oliveros Solís, sargento segundo e infante de la marina venezolana, explica por qué la Fuerza Armada debe ponerse del lado de Juan Guaidó. Habla tan claro que incluso podría confrontar al mismísimo Vladimir Padrino López, el general que sostiene a Maduro.

Aníbal Romero (ALN).- El reciente discurso del presidente Donald Trump en Miami tiene gran importancia, y constituye en sí mismo un evento político de primer orden. Ante todo, porque explicó con suma claridad qué ha pasado en Venezuela bajo el régimen chavista-madurista, y en segundo lugar porque esbozó con trazos inequívocos una estrategia dirigida hacia un futuro distinto y mejor. Lo dicho por Trump puede sintetizarse en tres frases principales.

María Rodríguez (ALN).- El premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa afirma que la lealtad de la Fuerza Armada a Nicolás Maduro responde a dos factores. Tan poderosos son estos argumentos que dificultan lo que pide Juan Guaidó: que los militares den el paso y se coloquen del lado de la Constitución venezolana.

María Rodríguez (ALN).- En la FANB “los nombramientos y ascensos no se rigen por un sistema de mérito y capacidad, sino de lealtad y afinidad política”. Lo explica al diario ALnavío un analista de Seguridad y Defensa. ¿La principal consecuencia? Impacta directamente en el potencial militar de la Fuerza Armada venezolana.

María Rodríguez (ALN).- ¿Cómo reaccionarán los militares este 23 de enero? ¿Cambiarán de bando? La oposición les abre vías de escape para facilitar su negativa a la usurpación de Maduro. Los militares están invitados a participar en la gran marcha, a que no disparen, a que ayuden a recuperar la democracia. Su papel es tan clave que hasta en la Asamblea Nacional se discute la Ley de Amnistía para aquellos que no hayan cometido crímenes de lesa humanidad. Y si se debate esta concesión y se les invita a la gran marcha es porque no todo está perdido con ellos.