alnavio.com
Edición testing    25 de mayo de 2020

Narcotráfico

María Rodríguez (ALN).- Para Nacho Carretero escribir Fariña era una necesidad desde joven. Lo explica en esta entrevista con ALnavío. Quería contarle al mundo el “fenómeno extraordinario” que se vivía en Galicia con la “omnipresencia de la cocaína” en la región. ¿Habrá más Fariñas? “Míos no”, responde contundente, aunque matiza: “Creo que debería haber más Fariñas”. Su libro lleva secuestrado por orden de un juez casi dos meses.

María Rodríguez (ALN).- Juan Carlos Pinedo, venezolano, es un entusiasta de la narcoliteratura. Como narrador de audiolibros pone voz a un joven y ambicioso narco en una saga literaria. Pinedo tiene claro por qué triunfan estas obras: aportan una visión gráfica de lo que está ocurriendo, con detalles y descripción microscópica de esta realidad.

María Rodríguez (ALN).- Para Nacho Carretero escribir Fariña era una necesidad desde joven. Lo explica en esta entrevista con ALnavío. Quería contarle al mundo el “fenómeno extraordinario” que se vivía en Galicia con la “omnipresencia de la cocaína” en la región. ¿Habrá más Fariñas? “Míos no”, responde contundente, aunque matiza: “Creo que debería haber más Fariñas”. Su libro lleva secuestrado por orden de un juez casi dos meses.

María Rodríguez (ALN).- Paulo Alvarado, profesor e investigador en el Departamento de Humanidades de la Universidad de Monterrey (México), explica en esta entrevista con ALnavío que “el anclaje de realismo y novela histórica” característico de la narrativa mexicana favoreció el desarrollo de la narcoliteratura. “Muchos de nuestros escritores, a la par que la novela, han cultivado la crónica, la historiografía y el periodismo”, subraya.

María Rodríguez (ALN).- Jesús G. Maestro, profesor de Teoría de la Literatura y de Literatura Comparada en la Universidad de Vigo, se muestra crítico con las obras sobre narcotráfico en esta entrevista con ALnavío. Considera que se prestan más “a una seudoliteratura de consumo que a una obra de arte”.

María Rodríguez (ALN).- Las obras sobre narcos prosperan poco a poco en España bajo el aliento de Fariña, el libro secuestrado de Nacho Carretero. A las nuevas obras no les falta realidad en la que fijarse: España se ha convertido en el muro de contención contra el narcotráfico tras incautar en 2017 el 40% de la cocaína de Europa proveniente de Suramérica y casi el 70% del hachís procedente de Marruecos. Como en toda historia que se precie, el narcotráfico en España también tiene unos escenarios destacados: Galicia, Andalucía y Cataluña.

Redacción (ALN).- Fabio Lobo, hijo el ex presidente hondureño Porfirio Lobo, ha sido condenado en Nueva York por un delito de narcotráfico. El fallo judicial le ha impuesto una condena de 24 años de prisión y cinco años de libertad condicional, así como al pago de una multa de 50.000 dólares.

Nelson Rivera (ALN).- La historia profesional del vicepresidente de Colombia, Óscar Naranjo, debe ser única en el mundo. Tras una carrera de 36 años como funcionario policial, es el primer general cuatro estrellas de la Policía. Ahora, en el libro ‘El cazador de la mafia’, el periodista Julio Sánchez Cristo narra el papel clave que Naranjo desempeñó en la guerra contra el narcotráfico.

Redacción (ALN).- El mandatario uruguayo, Tabaré Vázquez, cree que la venta de cannabis en farmacias es un intento de encontrar “un camino alternativo para combatir el narcotráfico”.

Sergio Dahbar (ALN).- El dictador militar Manuel Antonio Noriega tuvo el poder y los contactos necesarios para mandar en Panamá en los años 80 del siglo pasado. Solo, sin amigos, fue acusado de narcotraficante en 1989, y condenado en 1992. Su final es aleccionador. Los narcos salen bien en TV, pero en la realidad no tienen vida.

Daniel Gómez (ALN).- Los costos del crimen superan el 3% del PIB en países como Honduras, El Salvador y Guatemala. Un perjuicio económico que, según la Conferencia de Ministros de Justicia de Iberoamérica, no tiene origen en la región -considerada de tránsito-, sino en los países emisores de drogas y armas.