alnavio.com
Edición testing    4 de abril de 2020

Néstor Reverol

Pedro Benítez (ALN).- La medición de fuerzas dentro de la Asamblea Nacional de Venezuela que debía ocurrir el próximo 5 de enero se adelantó el pasado martes 17 de diciembre. El PSUV lo interpreta como lo que fue, una celada. Juan Guaidó adelantó una votación para impedirle al oficialismo armar su propia emboscada. Modificar el reglamento interno de la AN sólo fue el pretexto. Con eso ganó el primer round de una pelea donde se juega el liderazgo de la oposición venezolana.

María Rodríguez (ALN).- Néstor Reverol, ministro de Justicia de Nicolás Maduro, leyó el comunicado del arresto de Roberto Marrero, jefe de Despacho de Juan Guaidó, lentamente, sin seguridad. Equivocaba palabras, hacía pausas no justificadas e incluso gramaticalmente incorrectas. Enfatizaba finales de frase que no venían a cuento. Como si fuera la primera vez que se enfrentaba al texto que leía. Como si el comunicado no tuviera nada que ver con él.

Pedro Benítez (ALN).- La comunidad democrática internacional comienza a conocer la lógica con la que opera el régimen de Nicolás Maduro. Mentir y engañar invariablemente. Mostrar debilidad cuando más fuerte se siente y fuerza cuando sabe que está más débil. El arte de la guerra. Actuar de la manera más despiadada. Llevar a situaciones límite. Amenazar y secuestrar para desde esa posición aparentar que negocia. Es lo que Maduro se dispone a hacer dando un golpe de fuerza y desafiando abiertamente a las democracias del mundo.

Zenaida Amador (ALN).- Desde su juramentación el 10 de enero Nicolás Maduro ha anunciado formalmente la inversión de unos 2.300 millones de euros. Este monto es clave para un país que viene de cinco años de recesión en los que ha perdido más del 50% del PIB. Pero no deja de llamar la atención que Maduro afirme que puede disponer alegremente de ese monto tras haber sometido a la población a la escasez de productos básicos, como alimentos y medicinas, porque carecía de recursos.

Pedro Benítez (ALN).- Las versiones encontradas que han suministrado tanto el ministro del Interior, Néstor Reverol, como el fiscal general designado por la Asamblea Constituyente, Tarek William Saab, sólo han contribuido a asentar entre los dirigentes opositores venezolanos la convicción de que el concejal Fernando Albán no se suicidó, sino que por el contrario fue una víctima mortal del aparato represor y que este suceso es el inicio de una nueva escalada por parte del régimen. Esta certeza tendrá consecuencias políticas.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Carlos Vecchio, 49 años, huyó de Venezuela en 2014. Es el número dos del partido de Leopoldo López. En esta entrevista asegura que el modelo y Nicolás Maduro ya están derrotados. Sólo falta sacarlos del poder. Vecchio es hoy el dirigente partidista que acumula más tiempo en el exilio. Perdió la cuenta de los países que ha visitado. Y dice que de todos los líderes con los que se ha reunido, Felipe González y Ricardo Lagos son los que más lo han impactado. Afirma que Maduro es un dictador y Diosdado Cabello un criminal.

Pedro Benítez (ALN).- Contrariamente a lo que se cree dentro y fuera de Venezuela, en este país no se está consolidando un régimen totalitario al estilo de Cuba o Corea del Norte, sino por el contrario, cada día se parece más a un Estado fallido. Nicolás Maduro no gobierna Venezuela, no la administra, no desarrolla políticas públicas. Manda, domina sobre el país, de manera cada vez más precaria. Para muestra, basta observar el caos de la frontera con Colombia, cuyo flujo de emigrantes parece una estampida.

Juan Francisco Alonso (ALN).- La decisión de Luisa Ortega Díaz, la Fiscal General removida por la Asamblea Nacional Constituyente, de presentar una demanda por “delitos de lesa humanidad” contra el mandatario de Venezuela y cuatro altos oficiales militares no fue algo sobrevenido, sino bien pensado y meditado. Así lo prueba el extenso documento que terminó llevando a la corte el pasado 15 de noviembre y al que ALnavío tuvo acceso.

Pedro Benítez (ALN).- Bien sea por ignorancia o imprudencia, Nicolás Maduro y los altos mandos militares venezolanos están repitiendo los argumentos que en los años 70 y 80 del siglo pasado esgrimieron Jorge Rafael Videla en Argentina y Augusto Pinochet en Chile. Y lo hacen desafiando a la comunidad interamericana.
  • 1