alnavio.com
Edición testing    11 de julio de 2020

OEA

Carlos Moreno (ALN).- Se activa más presión internacional para sentar de nuevo en la mesa de negociación a Nicolás Maduro. El TIAR viene a ser un instrumento para redoblar esos esfuerzos. Giovanna de Michele, internacionalista, habla con el diario ALnavío y dice que la estrategia es hacer ver al mismo Maduro que su única opción es una salida negociada y a tiempo. La opción militar se diluye, salvo que el régimen opte por atacar a Colombia en la frontera.

Carlos Moreno (ALN).- Alias “Lenin”, “Antonio García”, “Grannobles”, “Jhon 40”, “Jesús Santrich”, “Iván Márquez” y Rodrigo Granda son blindados por órdenes de Nicolás Maduro y altos funcionarios del régimen. Así lo expuso Carlos Holmes Trujillo, canciller de Colombia, en la reunión de la OEA donde ayer se aprobó avanzar en la aplicación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR). Freddy Bernal, jefe nacional de los CLAP, sería uno más en esta lista, el canal más directo de Maduro para negociar logística y protección.

Carlos Moreno (ALN).- Si Estados Unidos dice que no habrá acción militar en contra de Nicolás Maduro no la habrá, y ya lo ha dicho de nuevo. Sólo existe hoy una excepción y es que el régimen de Maduro se atreva a atacar a Colombia en la frontera, lo que desencadenaría una operación estadounidense para apoyar al gobierno de Iván Duque. La Casa Blanca replantea estrategias para hundir a Maduro, y todo sugiere que la presión es para llevarlo a un asalto final en una mesa de negociaciones.

Daniel Gómez (ALN).- El pasado 28 de agosto se produjo una votación histórica en la OEA. Más que por el resultado, porque Bolivia, la Bolivia de Evo Morales, no se alineó con Nicolás Maduro. Pero este no es el único episodio que demuestra por qué Morales ya no apoya de manera incondicional a Maduro.

Pedro Benítez (ALN).- Es inevitable que el velo de la sospecha caiga sobre el gobierno del presidente Tabaré Vázquez y del Frente Amplio uruguayo en su para nada disimulado respaldo a Nicolás Maduro. Después de todo, el régimen que este encabeza se ha dedicado por años a comprar apoyos mediante la más gigantesca trama de corrupción del continente. Esto último está suficientemente documentado y mancha a cuantos aparezcan respaldando a Maduro.

Daniel Gómez (ALN).- En conversación con el diario ALnavío, el senador chileno José Miguel Insulza habla de su turbulenta relación con el expresidente Hugo Chávez, quien le llegó a llamar, siendo Insulza secretario general de la OEA, “insulso, pendejo y virrey del imperio”.

Daniel Gómez (ALN).- “Hay un presidente que gobierna y dice que no hay crisis. Y hay un presidente encargado que quiere gobernar, pero nadie le hace caso”, dice el senador chileno y exsecretario general de la OEA, José Miguel Insulza. Por eso insiste en que la solución pasa por Oslo.

Zenaida Amador.- Juan Guaidó ha ido abonando el terreno para conectar el malestar social con la protesta política e ir desmoronando las bases sobre las que Maduro sostiene operativamente su régimen en las distintas instituciones públicas, incluyendo la castrense, intentando así que se produzca la salida de Maduro por una vía menos costosa y dolorosa, lo que permitiría avanzar más rápidamente hacia la gobernabilidad del país y hacia una elección libre que abra paso a la restauración del hilo constitucional en Venezuela. La apuesta de Guaidó es al quiebre interno del régimen.

Aníbal Romero (ALN).- El tema de una posible intervención militar extranjera en Venezuela tiene tres aspectos principales: 1) ¿Cuál sería el propósito, es decir, el fin político? 2) ¿De qué tipo de intervención estamos hablando, en función de ese fin? 3) ¿Es deseable la misma, y cuáles podrían ser sus consecuencias?

Daniel Gómez (ALN).- El presidente encargado quiere paz. Que el pueblo no se altere pese a que el régimen ha reprimido el ingreso de la ayuda humanitaria impidiendo su paso por la frontera de Colombia. No así por la de Brasil, donde sí pudo pasar un primer camión con alimentos y medicinas.

Zenaida Amador (ALN).- Este viernes los ojos del mundo estuvieron puestos sobre Venezuela. Todos seguían con atención el concierto “Venezuela Aid Live”, así como el movimiento de los diputados y voluntarios a los puntos fronterizos para buscar la ayuda humanitaria, mientras el chavismo intentaba mostrarse fuerte en su desvencijado concierto paralelo “Por la paz y la vida”. Todo esto hizo más notoria la ausencia de Nicolás Maduro en toda la jornada.

Daniel Gómez (ALN).- El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, no exagera cuando usa en redes sociales el hashtag #AvalanchaHumanitaria para responder a los planes de ayuda que le llegan. Y es que no hay rincón del planeta que no se haya movilizado por la causa venezolana.

María Rodríguez (ALN).- Estados Unidos ordena la repatriación de diplomáticos no esenciales de Haití. Canadá cierra temporalmente la embajada en ese país. La Comunidad del Caribe pide diálogo. También el secretario general de la OEA, Luis Almagro. La comunidad internacional tardó en reaccionar, pero las protestas violentas en Haití ya se hacen sentir más allá de las fronteras del país. Los manifestantes reclaman la dimisión del presidente Jovenel Moïse, que gobierna un país azotado por la crisis económica y la corrupción.

Zenaida Amador (ALN).- A más de un mes de haber finalizado su período constitucional de Gobierno, Nicolás Maduro sigue aferrado a la Presidencia de Venezuela. Lo hace deslegitimado y con un amplio rechazo popular. Pero además lo hace negando la existencia de los grandes problemas que golpean con fuerza a la población. Niega que haya una tasa de inflación de siete dígitos, afirma que la diáspora es un invento de los medios y descarta que haya una crisis humanitaria. La Venezuela de la que Maduro habla es una que los venezolanos no conocen.

Zenaida Amador (ALN).- Uruguay es uno de los últimos reductos que le quedan al chavismo en América del Sur. Las gestiones que adelanta ayudan a ganar tiempo a Nicolás Maduro y a darle piso político a pesar del rechazo del pueblo venezolano y de buena parte de la comunidad internacional. La vinculación genera ruidos internos y salpica al presidente Tabaré Vázquez, que ahora también podría estarle abriendo margen a Maduro para que se oxigene financieramente.