alnavio.com
Edición testing    12 de agosto de 2020

OPEP

Caleb Zuleta (ALN).- Nunca los precios el petróleo se habían derrumbado tanto en medio de una crisis o una recesión. Desde que apareció el coronavirus, los precios se han manifestado en baja, hasta el punto de que este 21 de abril cayeron a niveles negativo, que fue el caso del West Texas; un escenario que ha puesto en riesgo a la industria del fracking petrolero. “Las caídas reflejan la fuerte disminución de la demanda y se han visto exacerbadas por la incertidumbre en torno a los niveles de producción de los principales productores de petróleo”, señala el Banco Mundial.

Juan Carlos Zapata (ALN).- La rusa Rosneft ya había adelantado que se iba de Venezuela. Y Chevron podrá quedarse pero sin sacar petróleo de la Faja del Orinoco ni vender petróleo. ¿Cómo afecta esto la producción? ¿Podrá Maduro cubrir estas dos bajas en la ya menguada industria petrolera?

José Manuel Rotondaro (ALN).- La cotización en precios negativos del barril de crudo WTI el lunes 20 de abril ha tenido lógicamente un impacto en los medios y en todos los que siguen el mercado petrolero. A estas alturas, tal impacto es sopesado a la luz de los elementos técnicos que se confabularon para producir ese inaudito resultado, los cuales explican el momento, la dimensión y la singularidad geográfica de lo ocurrido.

Juan Carlos Zapata (ALN).- La situación estaba casi cantada. Lo dijimos este fin de semana aquí en el diario ALnavío. El petróleo le está anunciando al mundo que la crisis tiene dinámica propia. Lo ocurrido ayer con los precios del crudo de Texas es la confirmación. El mercado nada en petróleo, los inventarios están llenos y se avecina un periodo largo de precios realmente bajos.

Juan Carlos Zapata (ALN).-c El mercado petrolero avanza hacia una crisis en tiempo y profundidad que ya en abril tendrá la clara manifestación de un derrumbe en la demanda en al menos 30 millones de barriles diarios. El mercado dijo que ante esta realidad los recortes de Rusia y la OPEP+ y otros países productores no surten efecto.

Por José Guerra (ALN).- Venezuela enfrenta una situación fiscal explosiva. Los precios del petróleo luego del acuerdo de la OPEP lejos de recuperase se han desplomado hasta alcanzar -la cesta venezolana- el 17 de abril el irrisorio nivel de13 dólares por barril, con el cual no se cubren los costos de producción, situados en promedio cerca de 27 por barril.

Pedro Benítez (ALN).- El presidente Donald Trump logró lo que no pudo la OPEP: poner de acuerdo a Arabia Saudita y Rusia a fin de apuntalar los precios mundiales del petróleo. Al promover (y respaldar) un acuerdo entre los mayores productores de crudo del mundo desafía todas las convicciones del libre mercado en el país emblema del libre mercado. Pero en un momento excepcional apela al pragmatismo en estado puro.

Moris Beracha (ALN).- Un solo hecho inesperado, un imponderable que nadie imaginó que podía desatar el terror colectivo, está arrasando con las expectativas positivas de crecimiento que se tenían con las principales economías mundiales.

Daniel Gómez (ALN).- Nicolás Maduro había construido una estructura financiera que le permitía resistir con poco dinero en caja. El problema es que esta se sostenía con un precio del petróleo próximo a los 50 dólares. Hoy el barril Brent cotiza a 37,95 dólares y no parece que se vaya a mover de ahí en el corto plazo. Y esto es una mala noticia para el régimen en Venezuela, y también para el de Cuba.

Daniel Gómez (ALN).- El precio del petróleo está en caída libre. La producción de Venezuela está en mínimos y seguirá bajando. Estados Unidos amenaza con más sanciones contra Nicolás Maduro. Persisten las deudas, la inoperancia de PDVSA, los acuerdos con Cuba… “Un golpe fatal”, dijo al diario ALnavío el consultor petrolero Evanán Romero. “Venezuela está en el peor escenario posible”, agregó el economista Leonardo Buniak.

Pedro Benítez (ALN).- A siete años del anuncio del fallecimiento de Hugo Chávez la gran pregunta es cómo ha sido posible que Nicolás Maduro no haya caído del poder. La respuesta probablemente sea muy sencilla: se le ha subestimado. A él en lo personal y a las fuerzas que lo han sostenido.

Daniel Gómez (ALN).- El Banco Central de Rusia analizó el rumbo del petróleo de referencia ruso. Dijo que el precio del barril caerá de 63 a 55 dólares en 2020 y entre los motivos aparecen el coronavirus y la desaceleración económica global. Por otro lado, cita el caso de Venezuela, donde “una disminución más significativa de la producción en el contexto de la actual crisis económica y política en el país” apoyará la estabilización de los precios, pues contribuye a cumplir con los objetivos de producción de la OPEP.

Daniel Gómez (ALN).- La Procuraduría de Juan Guaidó recuerda que los contratos petroleros que firma Nicolás Maduro son inconstitucionales porque no han pasado por la Asamblea Nacional que él mismo preside. Y apunta también que los inversores favorecidos por esos contratos tendrían que rendir cuentas, “incluso, ante el Derecho Internacional”. Todo un mensaje para Rusia.

Zenaida Amador (ALN).- “El año 2020 tiene que ser el año del regreso de la industria venezolana a su nivel histórico (…) el año del crecimiento y la prosperidad que merece nuestro pueblo”, aseguró el presidente de Petróleos de Venezuela, Manuel Quevedo, en un mensaje institucional que divulgó por las redes sociales de la petrolera estatal. No es la primera vez que Quevedo promete la recuperación de PDVSA aunque su gestión siempre ha fracasado en alcanzar esa meta, pero en esta ocasión hay diferencias en el trasfondo que pueden indicar que sus comentarios tienen algo más de asidero. ¿Qué es lo que está pasando en la industria petrolera?

Zenaida Amador (ALN).- Los ingresos por exportaciones petroleras de Venezuela llegaron a 6.115 millones de dólares al cierre del primer trimestre del año, 72% menos que en igual período de 2013. Aun así, siguen siendo la principal fuente de recursos del país, por lo que Nicolás Maduro hace toda clase de esfuerzos por burlar las sanciones en su contra impuestas por Estados Unidos con tal de preservar esa válvula de oxígeno que le permite sostenerse en el poder.