alnavio.com
Edición testing    11 de julio de 2020

Petróleo

Zenaida Amador (ALN).- Cinco cargueros con gasolina partieron de Bandar Abás, en Irán, para pasar por el canal de Suez y luego por el Estrecho de Gibraltar hacia el Océano Atlántico y navegar desde allí a costas venezolanas desafiando advertencias internacionales y la presencia de flotas militares de Estados Unidos en la zona. Si bien la llegada a Venezuela de la primera de esas naves el 23 de mayo disipó ciertas tensiones, algunos piensan en la posibilidad de una acción armada ante el paso de los buques, aunque otros consideran que esa opción está negada en las aguas de la región. Sin embargo, la historia confirma lo contrario.

Pedro Benítez (ALN).- El diario Granma, medio oficial del Partido Comunista, acaba de informar que el Consejo de Ministros aprobó un nuevo ajuste económico para Cuba. Uno más desde que la economía entró en recesión en 2016 cuando se inició la progresiva caída del suministro de petróleo desde Venezuela. Bajo la hegemonía chavista, Venezuela fue el único país del mundo que compartió su gigantesco boom petrolero con otro Estado y ninguno de los dos lo supo aprovechar. Chavismo y castrismo han actuado como un solo gobierno y la consecuencia es el mismo fracaso.

Zenaida Amador (ALN).- “A Venezuela no la detiene ni el petróleo a 10 ni a menos 10”, afirma Nicolás Maduro tratando de emular aquel grito de guerra que Hugo Chávez lanzó en 2009: “Pónganme el petróleo a cero y aún con eso Venezuela no entra en crisis”. El crudo marcador de Venezuela se cotizaba este martes entre 1 y 2 dólares. ¿Qué pasará?

José Manuel Rotondaro (ALN).- La cotización en precios negativos del barril de crudo WTI el lunes 20 de abril ha tenido lógicamente un impacto en los medios y en todos los que siguen el mercado petrolero. A estas alturas, tal impacto es sopesado a la luz de los elementos técnicos que se confabularon para producir ese inaudito resultado, los cuales explican el momento, la dimensión y la singularidad geográfica de lo ocurrido.

Juan Carlos Zapata (ALN).- La situación estaba casi cantada. Lo dijimos este fin de semana aquí en el diario ALnavío. El petróleo le está anunciando al mundo que la crisis tiene dinámica propia. Lo ocurrido ayer con los precios del crudo de Texas es la confirmación. El mercado nada en petróleo, los inventarios están llenos y se avecina un periodo largo de precios realmente bajos.

Juan Carlos Zapata (ALN).-c El mercado petrolero avanza hacia una crisis en tiempo y profundidad que ya en abril tendrá la clara manifestación de un derrumbe en la demanda en al menos 30 millones de barriles diarios. El mercado dijo que ante esta realidad los recortes de Rusia y la OPEP+ y otros países productores no surten efecto.

José Guerra (ALN).- El mercado leyó que tal pacto era insuficiente y entre el mismo jueves 9 y el viernes 10 los precios del petróleo se derrumbaron, perdiendo más de 3 dólares por barril, equivalente a un 12%. Ello fue así porque la caída de la demanda se estima para el resto de 2020 en cerca de 25.000.000 millones de barriles diarios, si la parálisis causada por el COVID19 no da tregua a las economías.

Zenaida Amador (ALN).- Los precios del petróleo se hunden y con ellos las últimas posibilidades de que la crisis en Venezuela fuera menos severa de lo esperado incluso antes del brote global del coronavirus. La precariedad es tal que sólo se pueden esperar ingresos petroleros por el orden de los 5.000 millones de dólares para todo el año, con los que será imposible atender los requerimientos básicos del país como la gasolina y los alimentos, que ya no se producen en el territorio. Mientras tanto, los venezolanos movidos por la necesidad desoyen las restricciones de la cuarentena para buscar opciones diarias para sobrevivir, a sabiendas de que sólo se espera un panorama desolador.

Pedro Benítez (ALN).- Una furia está a la vuelta de la esquina en Venezuela y no es precisamente “la bolivariana” con la que amenaza Diosdado Cabello a la oposición. El detonante puede ser el grave desabastecimiento de gasolina que ha paralizado al país. Esa es una crisis en desarrollo más urgente que una posible intervención militar extrajera.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Maduro hizo mal todo el procedimiento en la solicitud de los 5.000 millones de dólares al FMI. El organismo le dijo no. El argumento principal fue la legitimidad de Maduro. Este lo sabía. De modo que ahora se considera que la iniciativa de Maduro es más para hacerse víctima y sacar partido mientras la crisis avanza. ¿Es posible esto?

Pedro Benítez (ALN).- Según dos agencias de noticias el Fondo Monetario Internacional (FMI) no habría tardado ni 12 horas en negar la solicitud de 5.000 millones de dólares que Nicolás Maduro le hizo. Una versión proveniente del propio chavismo indica que Maduro ya sabía cuál sería la respuesta pero su intención era política: presentarse ante los venezolanos y el mundo como una víctima a la que el imperialismo no le da tregua ni ante una pandemia. Agitar otra vez la bandera del enemigo externo en medio de la crisis mundial provocada por el coronavirus. No obstante, según varios economistas venezolanos, la realidad es que Maduro se ha quedado sin fichas ante la caída de los precios del petróleo.

Moris Beracha (ALN).- Un solo hecho inesperado, un imponderable que nadie imaginó que podía desatar el terror colectivo, está arrasando con las expectativas positivas de crecimiento que se tenían con las principales economías mundiales.

José Guerra (ALN).- Hoy la economía está en un momento muy difícil por la propagación del coronavirus. Con la caída de los precios del petróleo, para Venezuela esta situación adquiere dimensiones de tragedia. Veamos.

Juan Carlos Zapata (ALN).- En 8 años Venezuela puede estar en condiciones de producir otra vez 3.000.000 de barriles diarios de petróleo. ¿Milagro? No. Visión. Estrategia. Trabajo. Consenso. Reglas claras de juego. Esto es lo que propone el Plan País de Juan Guaidó para poner a Venezuela en marcha una vez que se logre el cambio de régimen. ¿El cambio va? A los autores del programa de Guaidó no les cabe la menor duda de que va a ser así, y va a pasar pronto.

Zenaida Amador (ALN).- Aun bajo el fuerte peso de las sanciones internacionales en su contra, el régimen de Nicolás Maduro mantiene unos menguados despachos petroleros a Cuba. Se trata de un intento por garantizarle un piso mínimo de sostenimiento al castrismo, severamente afectado por la merma de la petrochequera venezolana de los últimos años. A Cuba le toca resistir el colapso del chavismo en medio de una crisis económica y de escasez que hace recordar los peores momentos del período especial en los años 90, cuando colapsó la Unión Soviética, su gran aliado de entonces.