alnavio.com
Edición testing    7 de julio de 2020

Plan País

Juan Carlos Zapata (ALN).- Estaba el embajador de Guaidó en España hablando de consenso cuando le reportaron que un joven venezolano quería saludarlo. Hablaba Antonio Ecarri del consenso con que ha sido elaborado y propuesto el Plan País de Juan Guaidó y el aviso acude como una señal precisa del consenso. El joven poco o casi nada tiene que ver con la participación política: lo mueve la urgencia del cambio, siendo él también víctima del desastre, y por ello está en Madrid, por ello ha migrado, por ello quiere saludar y enterarse. Al fin y al cabo esta es otra forma de consenso y de unidad.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Al exministro Miguel Rodríguez no es que le parezca mal la propuesta petrolera del Plan País de Juan Guaidó y su equipo. Un programa que llevaría a Venezuela a producir 3.000.000 de barriles diarios en 8 años, una vez se produzca el cambio de régimen. A Miguel Rodríguez lo que le inquieta es la oportunidad perdida. Los años perdidos. El tiempo perdido. Todo comenzó con la conspiración contra Carlos Andrés Pérez. Todo comenzó con el golpe de Hugo Chávez en 1992. Todo comenzó con una confabulación que defenestró a Pérez del poder en 1993 con lo cual el programa de ajuste económico quedó a medio camino. Miguel Rodríguez era el jefe del equipo económico.

Juan Carlos Zapata (ALN).- En 8 años Venezuela puede estar en condiciones de producir otra vez 3.000.000 de barriles diarios de petróleo. ¿Milagro? No. Visión. Estrategia. Trabajo. Consenso. Reglas claras de juego. Esto es lo que propone el Plan País de Juan Guaidó para poner a Venezuela en marcha una vez que se logre el cambio de régimen. ¿El cambio va? A los autores del programa de Guaidó no les cabe la menor duda de que va a ser así, y va a pasar pronto.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Aquí no hay extravagancias. Aquí no hay recetas fuera de tono. El Plan País es una ruta práctica. Con tiempos y medidas. Y prioridades. Lo han medido bien los expertos que se han involucrado en el diseño del programa de reconstrucción de Venezuela. Porque el problema es tan complejo que amerita una operación realista y al mismo tiempo que involucre a actores internacionales, inclusive a China. Es que, dice el economista y diputado a la Asamblea Nacional, José Guerra, la solución para Venezuela no es local. Es internacional.

Daniel Gómez (ALN).- Tamara Adrián entona el mea culpa. La diputada venezolana, la primera parlamentaria transexual de Latinoamérica, admite que el Plan País de Juan Guaidó no tiene perspectiva de género. “Fue por las urgencias”, dice en respuesta al diario ALnavío en un acto en Madrid. “Grupos feministas y trans estamos dándole una nueva perspectiva”.

Zenaida Amador (ALN).- Aun con el sombrío panorama que pesa sobre Venezuela, profesionales de las diversas áreas están trabajando en la preparación de las acciones para el día después de la salida de Maduro con las que será posible atender la emergencia del país y avanzar hacia su recuperación. El cambio político necesario y la forma en que se produzca lucen como la piedra en el zapato.

Maryhen Jiménez (ALN).- Para lograr el cambio y poder gobernar a un país en ruinas se requiere más que una crítica al chavismo. ¿Por qué sigue habiendo planes alternos a las propuestas hechas por Juan Guaidó? ¿Por qué a estas alturas persiste la división en la oposición? ¿Por qué, sabiendo que el personalismo es algo dañino para la democracia y el sistema de partidos, algunos liderazgos lo siguen cultivando? Todas esas preguntas merecen una respuesta, pero eso implica introspección y capacidad de autocrítica.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Juan Guaidó está dando los pasos necesarios para generar confianza y convencer a los actores de la economía y las finanzas. Guaidó y el equipo que lo acompaña en esta tarea saben del reto al que se enfrentan y al que se enfrentarán una vez se produzca el cambio en Venezuela. Así, Guaidó envía señales a los empresarios y banqueros nacionales como a los banqueros, fondos y organismos globales e internacionales. Señales positivas.

#VenezuelaSeApaga

Zenaida Amador (ALN).- El país no sólo transita una encrucijada política entre democracia y dictadura, está ante una disyuntiva histórica que puede conducir hacia una mayor destrucción en todas las áreas de la vida nacional o hacia un nuevo modelo que permita la recuperación productiva.
  • 1