alnavio.com

PNB

Pedro Benítez (ALN).- Nicolás Maduro aún manda pero no gobierna. En cambio, Juan Guaidó comienza a mandar y a gobernar. El primero conserva el control de los aparatos de inteligencia y la policía política, pero no puede tomar medidas de gobierno. El segundo apenas tiene escolta, pero comienza a dar pasos para concretar el gobierno de transición. El centro de gravedad del poder político en Caracas se está moviendo.

Pedro Benítez (ALN).- Secuestros de menores de edad, detenciones arbitrarias, razzias en los barrios y ejecuciones extrajudiciales son el coctel represivo con que los brazos policiales que acatan a Nicolás Maduro ponen a raya la protesta popular en Venezuela. Mientras la comunidad internacional busca salidas políticas al drama venezolano, las siniestras Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) ponen en práctica su propia versión de la caravana de la muerte en los barrios más pobres del país.
  • 1