alnavio.com

PSUV

Pedro Benítez (ALN).- El pretexto fue la organización del XXV Foro de Sao Paulo que tendrá lugar en Caracas del 25 al 28 de julio. El medio fue una foto con la plana mayor del régimen cubano. El propósito fue acercarse a ese mismo grupo que le bloqueó la posibilidad de ser el sucesor de Hugo Chávez, convencido de la necesidad de buscar aliados para impedir el cambio político en Venezuela.

Juan Carlos Zapata (ALN).- “Cuando se va a un proceso de negociación hay que decirlo sin prurito”. Esto afirma el diputado a la Asamblea Nacional de Venezuela, Luis Florido, de paso por Madrid, pero en condición de político en el exilio, porque Florido es uno de los tantos dirigentes opositores que han tenido que salir del país, perseguidos y acosados por el régimen de Nicolás Maduro. Florido salió de Caracas el 7 de mayo vía Colombia, Cúcuta, en un viaje que se extendió por 19 horas.

Zenaida Amador (ALN).- Una vez más todo parece indicar que los militares son la pieza clave para que en Venezuela se produzca un cambio, más allá de las acciones de los líderes de la oposición y del chavismo, así como de la sociedad civil que se ha movilizado desde que a primeras horas de la mañana Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, llamó a la calle para lograr el cese de la usurpación del poder por parte de Nicolás Maduro.

Pedro Benítez (ALN).- El PSUV, el alto mando de la Fuerza Armada Nacional de Venezuela, e incluso Cuba deberían tomar en serio la negociación que Donald Trump, por medio de su enviado especial Elliott Abrams, les ofrece. Después de todo siempre es preferible un mal acuerdo a una buena pelea. En esta última tienen todas las de perder, y Trump y Abrams no están jugando.

Zenaida Amador (ALN).- Tras los acontecimientos de este 23 de febrero, en los que Nicolás Maduro expuso a sus fuerzas de choque compuestas por grupos irregulares y civiles armados para atacar a los manifestantes, caben las dudas sobre el rol que tendrá la Fuerza Armada de Venezuela en la definición de la situación nacional y el papel que el propio Maduro le quiere conferir.

Zenaida Amador (ALN).- El esperado 23 de febrero finalmente llegó. Esta vez a Caracas le toca reforzar la ardua labor desplegada desde los puntos fronterizos para el ingreso al territorio de la ayuda humanitaria y dar la cara en las horas cruciales de lo que parece una nueva etapa histórica para Venezuela.

Zenaida Amador (ALN).- La maquinaria del chavismo se activó con fuerza esta semana. Ya no sólo se hacen alardes de cohesión en las filas del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y se busca exhibir la lealtad de los componentes militares a Nicolás Maduro. Ahora Maduro y sus altos funcionarios se atrincheran, se radicalizan y tratan de meter miedo con las palabras y los hechos. En la medida en que se acerca el 23 de febrero se esfuerzan por sembrar temor en un intento por anular el ímpetu del rechazo popular.

Zenaida Amador (ALN).- “No quiero bonos, no quiero CLAP, lo que yo quiero es que se vaya Nicolás”. Esta es la consigna que se escucha en las reuniones callejeras, en los atestados vagones del metro y en las protestas espontáneas que se repiten en las barriadas de Venezuela. Puertas adentro de las cúpulas del chavismo la frase es evidencia de que el esquema de control social aplicado en los últimos años hace aguas en medio de una crisis sin precedentes. El margen de maniobra de Nicolás Maduro se acorta y sólo le resta apelar a las acciones represivas y al miedo.

Pedro Benítez (ALN).- En los últimos días Diosdado Cabello ha vuelto al centro de la escena del drama venezolano. Está disfrutando su protagonismo como juez, policía y verdugo de los diputados de la Asamblea Nacional de Venezuela con su control de la policía política, y desde su programa de televisión pretende imponer la estrategia del miedo y la desesperanza en la población. Incluso se está dando el lujo de eclipsar a Nicolás Maduro.

María Rodríguez (ALN).- El enviado especial de EEUU para Venezuela, Elliott Abrams alienta a los “jóvenes chavistas” a unirse al debate libre sobre el futuro democrático de Venezuela y a que el PSUV actúe “únicamente como un partido político democrático”. Algo que choca con la realidad de Venezuela y de ese partido. Entonces, ¿a quién habla Abrams? “O desconoce la realidad o la propuesta responde a otro tipo de intereses estratégicos”, explica un experto al diario ALnavío.

#VenezuelaSeApaga

Zenaida Amador (ALN).- Venezuela poco a poco desanda sus pasos en el desarrollo para sumirse en la precariedad y son pocos los atisbos de que haya una recuperación si antes no se produce un cambio político. En esta serie de entregas ALnavío analizará a fondo la paralización de una de las naciones más ricas del mundo.

Zenaida Amador (ALN).- La radicalización del régimen de Nicolás Maduro alcanzó un estadio superior este 23 de febrero a pesar de que los ojos del mundo estaban centrados en Venezuela. No sólo bloqueó el acceso al país de la ayuda humanitaria, sino que para hacerlo se valió de colectivos civiles armados y otros grupos de choque con saldo de al menos dos asesinados y 66 heridos. Maduro cerró la puerta a las opciones conciliadoras y, con su respuesta, lanzó un reto a la comunidad internacional.

Zenaida Amador (ALN).- Son horas cruciales en Venezuela, en las cuales quienes ya lo tienen todo perdido apuestan a la radicalización total y los otros, los que aspiran a algún arreglo provechoso para sí mismos y sus familias, están por jugarse las cartas decisivas. De allí la trascendencia del pronunciamiento del militar retirado Hugo “El pollo” Carvajal, quien conoce bien las interioridades del chavismo y se ha valido de ellas hasta ahora.

Zenaida Amador (ALN).- El 4 de febrero de 1992 Venezuela amaneció con un intento de golpe de Estado que le dio piso a Hugo Chávez para llegar a la Presidencia unos años después. A 27 años de aquel día, luego de dos décadas de ejercicio del poder, el movimiento que Chávez lideró hace aguas y deja una estela de corrupción, destrucción de la economía, empobrecimiento de la población, desmantelamiento de la institucionalidad democrática y violación reiterada de los derechos fundamentales.

Zenaida Amador (ALN).- Más allá de las salidas milagrosas -que muchos añoran- para resolver los problemas de forma inmediata, en el caso de Venezuela todo se cocina a fuego lento. Dos décadas de chavismo así lo confirman. De allí que la esperada, temida y cuestionada fecha del 10 de enero luzca como una más de las piedras en el camino a recorrer en 2019 para perfilar el futuro del país.