alnavio.com
Edición testing    22 de enero de 2020

PSUV

Pedro Benítez (ALN).- Sin prurito alguno Diosdado Cabello ha felicitado a los colectivos que hostigaron a los diputados opositores, maestros y periodistas el miércoles pasado en las inmediaciones del Palacio Federal Legislativo en Caracas. De paso dejó claro que la Asamblea Nacional de mayoría opositora allí no sesionará porque “no tienen mucho que hacer aquí”. Eso pese a lo que diga el Parlamento Europeo. Allí y en los alrededores manda él. De modo que sin haber ganado una elección ni siquiera en el PSUV, Cabello le impone su política a Nicolás Maduro, a la FAN y a Venezuela entera.

Pedro Benítez (ALN).- El general Vladimir Padrino López se sumó a la enrevesada maniobra política de Nicolás Maduro para tomar el control de la Asamblea Nacional de Venezuela. La maniobra ha salido mal de todas las formas posibles. Entre otras cosas porque ha puesto a la fuerza militar en el ojo del huracán al tener que confrontar y ceder antes los políticos civiles. Juan Guaidó no ha sido anulado sino que, por el contrario, se ha crecido y los militares lo saben. Son ellos los que sostienen a Maduro y la población también lo sabe.

Pedro Benítez (ALN).- La medición de fuerzas dentro de la Asamblea Nacional de Venezuela que debía ocurrir el próximo 5 de enero se adelantó el pasado martes 17 de diciembre. El PSUV lo interpreta como lo que fue, una celada. Juan Guaidó adelantó una votación para impedirle al oficialismo armar su propia emboscada. Modificar el reglamento interno de la AN sólo fue el pretexto. Con eso ganó el primer round de una pelea donde se juega el liderazgo de la oposición venezolana.

Por Zenaida Amador (ALN).- La idea de Nicolás Maduro es sostenerse indefinidamente en el poder y para ello apela a cualquier recurso. En el abanico va desde la represión y el control social hasta llegar a la compra de voluntades, pasando por una amplia gama de matices, alianzas y negocios que trascienden las fronteras de Venezuela. Como parte de su afán ahora decidió profundizar su línea de acción religiosa de la mano de la organización partidista de base.

Pedro Benítez (ALN).- Acosado por todos los flancos, la lucha que lidera Juan Guaidó al frente de la Asamblea Nacional (AN) entra en un mes decisivo. El futuro del campo democrático venezolano, y el destino inmediato del país, dependen de si consigue mantenerse como presidente de la AN luego del 5 de enero de 2020. Mientras tanto, desde el lado del oficialismo y de sectores de la propia oposición, se hace todo lo posible para que no ocurra.

Pedro Benítez (ALN).- Tres masacres en sus comunidades en menos de un año es lo que han denunciado los líderes indígenas de la etnia Pemón en Venezuela. Si esto ocurriera en Chile, Colombia o Brasil sería un escándalo mundial y habría en estos momentos una campaña internacional para denunciarlo. Pero no es el caso de Nicolás Maduro que dispone del aval (o complicidad) de parte de la izquierda mundial y del aparato comunicacional del gobierno ruso.

Daniel Gómez (ALN).- “No entrarán”, afirma al diario ALnavío el eurodiputado venezolano Leopoldo López Gil. Después de que este lunes el Parlamento Europeo cerrara las puertas a la delegación de Nicolás Maduro a Estrasburgo, estos probarán suerte de nuevo. Aunque en la agenda de la Eurocámara para este martes no hay ningún espacio para ellos.

Pedro Benítez (ALN).- Nicolás Maduro se declara pecador. Admite las ventajas que implica el uso de facto que se está dando en Venezuela a la moneda emitida por la Reserva Federal de Estados Unidos. Ni yuanes, ni rublos, ni petros. El dólar ha vencido al socialismo del siglo XIX. La mano invisible del mercado y la lógica del capitalismo han vuelto a ganar. En su empeño por sobrevivir Maduro opta por el pragmatismo. Esto indica que dentro del régimen las cosas se mueven.

Pedro Benítez (ALN).- El proceso de repartir a girones pedazos del territorio nacional para mantener cohesionados a los dirigentes regionales del chavismo es una de las tácticas que Nicolás Maduro sigue para aferrarse al poder en Venezuela. Con lo que la promesa del socialismo del siglo XXI ha devenido en la instauración de una especie de feudalismo en pleno siglo XXI. Para esto Maduro paga con oro.

#NegociacionesenVenezuela

Juan Carlos Zapata (ALN).- La mediación noruega se mueve para Washington. Y para Washington se mueve al menos uno de los miembros del equipo de Juan Guaidó que llevaba la negociación con Nicolás Maduro. Decimos llevaba porque aún no se reactiva. Noruega anda en fase exploratoria. Tanteando el terreno. Otra vez.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Hacía falta que la fracción chavista regresara a la Asamblea Nacional que preside Juan Guaidó. Hacía falta verles la cara a los diputados rojos. Escucharlos respirar. Sentirlos de cerca. Seguirlos en los discursos. Tropezarse con ellos en los pasillos del Parlamento. Cruzar palabras en el hemiciclo. Mirarse a los ojos. Y lo que comenzó con un saludo parco, formal, Cómo está colega, ha dado pie a frases de mayor elaboración y contenido y también sentimiento. Todo esto indica que se están construyendo puentes. Aún no firmes. Pero al fin y al cabo, el proceso está en desarrollo. El escenario del Parlamento funciona. Ese es el escenario. Lo ha dicho Juan Guaidó. Lo ha dicho el segundo vicepresidente de la Cámara, Stalin González, que insiste en la obligatoria reinstitucionalización del país. Y lo dijo el primer vicepresidente, Edgar Zambrano, al salir de la prisión en la que lo tuvo secuestrado el régimen de Maduro por más de 100 días: Hay que hacer política de la grande.

Pedro Benítez (ALN).- Maduro no tiene juego nuevo. Carece de nuevas cartas. No tiene ideas nuevas. Perdió el factor sorpresa, ese del que tanto alarde hizo Hugo Chávez. A Maduro se le ven los próximos pasos. Todas sus jugadas de ahora en adelante son previsibles porque ya las aplicó y ninguna le ha funcionado. Exactamente la misma lógica que emplea en la economía.

Daniel Gómez (ALN).- En los canales de comunicación del Partido Socialista Unido de Venezuela es como si Diosdado Cabello nunca hubiera estado en Corea del Norte. Un trato bien distinto al que le están dando a la gira por Vietnam.

Pedro Benítez (ALN).- El regreso del PSUV a la Asamblea Nacional sería una victoria para Juan Guaidó, una derrota para Diosdado Cabello y un problema para Nicolás Maduro. Para el ala radical del chavismo gobernante que encabeza Diosdado Cabello implica una derrota. Es reconocer la inutilidad de la Constituyente que hace dos años se vendió como plenipotenciaria, supraconstitucional y todopoderosa. Pues bien, ella se pierde en sus manos. Razón por la cual no es de extrañar que ya haya empezado con sus tácticas de saboteo a los planes de Maduro.

Pedro Benítez (ALN).- Primero Nicolás Maduro pretendió anular a la Asamblea Nacional por medio de las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia. Luego probó reemplazarla con su Asamblea Nacional Constituyente. Como esto no le ha funcionado, ahora tratará de tomarla por dentro o elegir una nueva.