alnavio.com
Edición testing    3 de julio de 2020

PT

Rogelio Nuñez (ALN).- La crisis del coronavirus puede acabar siendo la tumba del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro: no en el corto plazo (todo el empeño va a estar puesto en superar la pandemia durante los próximos meses) sino después, cuando el centro de atención gire hacia las actitudes asumidas a lo largo de esta crisis por los gobernantes y cómo ha quedado el país tanto desde un punto de vista económico como social.

Rogelio Núñez (ALN).- Brasil parece encaminarse a una gran pugna entre el presidente Jair Bolsonaro y el bolsonarismo por un lado, y Lula da Silva y el petismo por otra. Entonces, ¿Brasil está condenado a asistir a un choque de trenes inevitable que se va a prolongar hasta los comicios presidenciales de 2022? Aunque todo indica que sí, algunos liderazgos incipientes empiezan a emerger para romper con la doble polarización lulismo-antilulismo y bolsonarismo-antibolsonarismo.

Pedro Benítez (ALN).- Los expresidentes Lula da Silva y Cristina Kirchner transforman sus respectivos juicios en causas políticas. Una estratagema hábilmente cínica para mantener el apoyo de sus seguidores dentro y fuera de sus países y conseguir impunidad.

Pedro Benítez (ALN).- Los dos principales herederos del régimen chavista están contentos por las protestas en Chile y Ecuador. Tienen algo más que un respiro. Pero ellos saben que las cosas no han salido como las planearon. También están sorprendidos y temerosos del efecto contagio que no se detiene en regímenes de izquierda o de derecha. El segundo a bordo del régimen chavista, Diosdado Cabello, transmite euforia en sus intervenciones públicas. Desde su punto de vista no es para menos. La ola de protestas primero en Ecuador y luego en Chile lo tiene en regocijo. Nicolás Maduro por su parte está satisfecho pero es más prudente.

LO MEJOR DE 2018

Juan Carlos Zapata (ALN).- Siempre hay que volver a lo mismo. Saltarse la norma para ser reelecto. O acudir al ventajismo electoral –con todo el peso del Estado y la corrupción- pues el propósito es ganar elecciones para que el modelo mantenga la mascarada democrática. Lo hizo Chávez. Lo hizo Correa. Lo hicieron los Kirchner. A Correa le salió mal la jugada. Jamás pensó que de las propias filas del correísmo iba a surgir la corriente que lo denunciaría por corrupción, por abuso de autoridad, por mal manejo de la economía y por egocéntrico y mesiánico. Lo que le ocurrió a Correa no es lo que quieren quienes apoyan a Evo Morales.

Leticia Núñez (ALN).- Sebastián Piñera, de visita oficial en España, asegura que comparte “en gran medida” el plan económico presentado por el equipo de Jair Bolsonaro, ganador de la primera vuelta electoral en Brasil. “Las señales que ha dado de abrir la economía, bajar el déficit y reducir el tamaño del Estado con muchas privatizaciones son lo que necesita Brasil”.

Redacción (ALN).- Fernando Haddad, candidato del PT, cuenta con 22% de apoyo para las elecciones del 7 de octubre. Un avance de 3% respecto al último sondeo.

Redacción (ALN).- El candidato ultraderechista, Jair Bolsonaro, y el del PT, Fernando Haddad, empatarían con 40% de apoyo en la segunda vuelta electoral en Brasil, según Ibope.

Redacción (ALN).- Quien incumpla la medida, impuesta por el Tribunal Superior Electoral, tendrá que pagar una multa de 123.000 dólares.

Redacción (ALN).- El expresidente brasileño Lula da Silva no se amilana. Pese a la condena de nueve años de prisión, confirma que se presentará a las presidenciales de 2018.
  • 1