alnavio.com
Edición testing    22 de enero de 2020

Rosneft

Daniel Gómez (ALN).- Lo dijo el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Juan Pablo Guanipa: la maniobra de Nicolás Maduro fue para “demostrarle a Rusia” que tenían el control del Parlamento. Esta era una condición que impuso Moscú al régimen. El objetivo, como revela ahora el diputado Ángel Alvarado, tiene que ver con la entrega de unos contratos petroleros.

Zenaida Amador (ALN).- “El año 2020 tiene que ser el año del regreso de la industria venezolana a su nivel histórico (…) el año del crecimiento y la prosperidad que merece nuestro pueblo”, aseguró el presidente de Petróleos de Venezuela, Manuel Quevedo, en un mensaje institucional que divulgó por las redes sociales de la petrolera estatal. No es la primera vez que Quevedo promete la recuperación de PDVSA aunque su gestión siempre ha fracasado en alcanzar esa meta, pero en esta ocasión hay diferencias en el trasfondo que pueden indicar que sus comentarios tienen algo más de asidero. ¿Qué es lo que está pasando en la industria petrolera?

Juan Carlos Zapata (ALN).- Las sanciones tienen un objetivo. Presión contra los funcionarios, líderes y familiares del régimen de Nicolás Maduro. Hasta que el régimen ceda. Hasta que Maduro entregue el poder. El impacto inicial de las sanciones en la industria petrolera de Venezuela fue de desconcierto. Tanto en Petróleos de Venezuela, ya destruida por el chavismo hasta el punto de bajar la producción a niveles mínimos históricos, como en las multinacionales que operan en el país. ¿Pero qué está pasando ahora?

Juan Carlos Zapata (ALN).- A Putin le importan los intereses de Rusia en Bolivia. Putin dice que está preocupado por la situación en Bolivia. Donde “no hay poder”, “hay un vacío de poder”, y, por ende, “se está al borde del caos”. Dicho esto, Vladímir Putin señala que no le preocupa quién llegue al poder y que sea quien sea el que se sostenga, “mantenga el interés en desarrollar las relaciones con Rusia”.

Daniel Gómez (ALN).- En este momento, la deuda de la petrolera estatal venezolana, PDVSA, con Rosneft es de 800 millones de dólares. Esto quiere decir que en el tercer trimestre de 2019 el régimen de Nicolás Maduro le devolvió a la compañía rusa 300 millones de dólares.

Daniel Gómez (ALN).- En los estados financieros de Rosneft aparecen resultados multimillonarios, y un comentario sobre Venezuela. Dicen que monitorean continuamente los proyectos que ejecutan en el país. Lo curioso es que hagan este comentario inmediatamente después de advertir que manejan activos en el extranjero en “riesgos políticos, económicos y fiscales”. Cabe destacar que Venezuela es el único mercado extranjero al que se refiere el informe.

Daniel Gómez (ALN).- Elliott Abrams acusa a Rosneft de sostener al régimen de Nicolás Maduro. La petrolera responde y llama hipócrita al enviado especial de Trump para Venezuela y cita el ejemplo de Chevron, a la que EEUU acaba de extender la licencia para operar en el país. En este duelo de potencias también asoma el Bono PDVSA 2020.

José Manuel Rotondaro (ALN)-. La noticia transmitida por la agencia TASS dice que “los presidentes de Rusia y Turquía discutieron la conexión de los bancos turcos con el sistema de mensajes financieros del Banco Central de Rusia”. La información se le atribuye de manera directa al presidente Vladímir Putin “luego de conversar con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan”. ¿Pero qué tiene que ver esto con el régimen de Nicolás Maduro?

Zenaida Amador (ALN).- Rusia es el aliado estratégico que el régimen de Nicolás Maduro exhibe ante el mundo cuando la escena global le juega en contra, es el espaldarazo necesario frente al cerco de Estados Unidos y el contrapeso en el tablero de la geopolítica. Pero no es todo lo que el chavismo espera y necesita, al menos no con la urgencia que lo demanda.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Lo de Maduro fue una foto. Y un par de videos. Hasta allí lo de Putin y lo de Moscú. Maduro quería la foto para mostrarle al mundo que no está solo en el mundo y el balance de la visita al presidente de Rusia es peor de lo que imaginaba. ¿Por qué?

Daniel Gómez (ALN).- Nada más llegar a Moscú, Nicolás Maduro le dijo al presidente Vladímir Putin que tiene un plan para rescatar la economía. Mentira. Como mentira también fue lo que le dijo Putin a Maduro sobre el intercambio comercial Rusia-Venezuela. Según el mandatario ruso está subiendo. Pero los datos sugieren otra cosa.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Maduro puede hacer magia para evadir las sanciones. Los expertos de Maduro pueden recurrir a la experiencia de Cuba, o la experiencia de Corea del Norte, que llevan años inventándose fórmulas que les permiten sortear el cerco. El régimen de Nicolás Maduro puede obligar a los proveedores a abrir cuentas en bancos de Rusia, China o Turquía y países árabes y pagarles en moneda local. Maduro puede apelar al rublo, al yuan. Pero todo esto tiene una limitación. Y es que no hay ingresos. No hay recursos. Maduro se queda sin dinero.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Rusia importa para Maduro. Rusia es fundamental. Rusia es dinero, es política, es diplomacia, y es también soporte sicológico, soporte moral. Rusia es apoyo militar. Rusia es contrainteligencia. Sin Rusia, ¿qué sería del régimen de Maduro?

Juan Carlos Zapata (ALN).- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ya le ha explicado esto a los Estados Unidos. Y le ha dicho a Washington que lo que hay en Venezuela son técnicos militares que realizan mantenimiento a equipos adquiridos por Caracas a Rusia. Venezuela es en América Latina el principal cliente de armas de Rusia.

Juan Carlos Zapata (ALN).- La oposición en Venezuela abrigó un tiempo las esperanzas de que Rusia y China se alejen del régimen de Nicolás Maduro. Pero tal aspiración se congeló. Y todo por la postura tomada por Moscú. Por el apoyo, sin dudas, que Vladímir Putin le ha brindado a Caracas. Respaldo en lo militar, en lo económico, en lo político y en lo diplomático. ¿Por qué Putin se comporta así? ¿Sólo intereses?