alnavio.com

TPS

Leopoldo Martínez Nucete (ALN).- Dos proyectos legislativos en EEUU abordan la crisis venezolana, y son principalmente resultado del trabajo de legisladores demócratas. La Ley Verdad establece sanciones y profundiza las medidas ante la crisis humanitaria apoyando mecanismos para que la presión internacional desemboque en unas elecciones creíbles, libres y justas. La otra es la ley que otorgaría el estatus de protección temporal a los venezolanos, que Donald Trump se niega a aprobar.

Leopoldo Martínez Nucete (ALN).- Las encuestas, aplicadas al tablero de los colegios electorales, apuntan a que Donald Trump no puede ganar las elecciones presidenciales sin Florida y que necesitaría repetir, como en 2016, en el grueso del Midwest, si no puede compensar con otras conquistas electorales en estados que son cuesta arriba para él.

Leopoldo Martínez Nucete (ALN).- Hay al menos 150.000 venezolanos indocumentados en la Florida, expuestos a deportación e impedidos de trabajar legalmente en los EEUU. Por otra parte, hay más de 70.000 venezolanos con solicitudes de asilo pendientes, las cuales han crecido a un ritmo de más de 10.000 anuales desde que recrudeció la crisis en Venezuela. Por ello es inexplicable que el Partido Republicano y el gobierno de Donald Trump no se sumen al otorgamiento del TPS (Estatus de Protección Temporal) que de forma consistente vienen proponiendo los demócratas.
  • 1

Juan Carlos Zapata (ALN).- Fue este dirigente del Partido Demócrata el primero en asegurar que no habría intervención militar de los Estados Unidos en Venezuela. “En mi opinión, la invasión extranjera no se va a dar. Y la solución militar, abrupta, no es aconsejable”. Se lo dijo al diario ALnavío hace un año, cuando la frase más repetida era que todas las opciones estaban sobre la mesa, y cuando se llegaba a hablar -que fue el caso del secretario general de la OEA, Luis Almagro- de que la opción militar se justificaba si con ella se echaba a Nicolás Maduro. El dirigente que negó tal posibilidad es Leopoldo Martínez Nucete. Y hoy la historia le da la razón.