alnavio.com
Edición testing    19 de febrero de 2020

Twitter

Alonso Moleiro (ALN).- Con una postura categórica y un discurso abiertamente anti-independentista, Albert Rivera se ha convertido en el más esclarecido defensor del vínculo entre Cataluña y España, una causa que antes lucía dispersa y que no presentaba dolientes de arrastre. Su partido, Ciudadanos, fundado en Barcelona, parece ser uno de los beneficiarios de las tormentas actuales frente al electorado. Su liderazgo constituye uno de los termómetros naturales de la polarización política catalana.

María Rodríguez (ALN).- Para Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas de España, el paso de 140 caracteres a 280 en Twitter ayuda a “descomprimir la mente”. El eurodiputado del PSOE Javier López considera que esto supone un reto a los políticos para “no abusar” y seguir compactando los mensajes. También el magnate Andrónico Luksic opinó sobre la novedad: “Los esfuerzos tendrán que estar en no aburrirlos”.

Alonso Moleiro (ALN).- Entrando en la zona del exilio, encarando incluso la posibilidad de ir a prisión, el expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, presenta una cuenta de Twitter en la cual, básicamente a través del “retuit”, despliega una tupida red de argumentos y hace un esfuerzo especial para evidenciar que el independentismo catalán es una fuerza incontestable, y que a su movimiento le asiste por completo la razón.

Alonso Moleiro (ALN).- Aunque con sus fusiones, acuerdos, equivocaciones e inversiones siempre están en el foco noticioso, en líneas generales los millonarios latinoamericanos apuestan por la discreción y el testimonio moderado en las redes sociales. En un universo donde no existen antesalas, blindados, portavoces ni guardaespaldas, siempre será mejor ser dueño del silencio que esclavo de la palabra.

María Rodríguez (ALN).- Andrónico Luksic desarrolla su faceta más política en redes sociales a un mes de las elecciones presidenciales. Critica ciertas decisiones de la Administración de Michelle Bachelet, como recortes en subvenciones a colegios, y deja claras dos cosas: “No voté por este Gobierno y la presidenta no es mi amiga”.

Redacción (ALN).- La crisis de Cataluña inunda Twitter. Una catarata de advertencias legales por parte del Gobierno y de provocaciones desde el Ejecutivo catalán desborda la red social. Allí, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se expresa con la misma firmeza que en la sede parlamentaria y ante los medios de comunicación, y recuerda a los independentistas que su deber es hacer cumplir la ley. Y también en Twitter el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, no cesa en su empeño de proclamar la independencia.

Redacción (ALN).- Twitter ha renovado el puesto de máxima responsabilidad de la empresa para los países de la Península Ibérica. Ha nombrado directora general de Twitter España y Portugal a Nathalie Picquot.

Alonso Moleiro (ALN).- El presidente de República Dominicana, Danilo Medina, está consciente de la importancia estratégica de las redes sociales, y parece emplearlas con cierta disciplina, pero a la usanza antigua: diciendo “presente”, sin vídeos, sin audiencias en conferencia, sin demasiados enlaces. Medina llega con cada tuit, en calidad de telegrama, justo detrás de las noticias.

Alonso Moleiro (ALN).- El presidente del Gobierno español recalca en las redes sociales que “no habrá referéndum de autodeterminación” en Cataluña, como los independentistas pretenden celebrar el próximo 1 de octubre. Rajoy no se cansa de repetir su apuesta por la unidad de España y asegura que “la democracia responderá a los ataques con firmeza, aplomo y dignidad”.

Alonso Moleiro (ALN).- Aunque mucho menos prolífico y escandaloso que Donald Trump, el vicepresidente de Estados Unidos recoge en Twitter mucho del eco declarativo y pareceres de su jefe político, cuyos valores siempre afirma como propios. Después de los estragos del huracán Harvey en Texas, el relieve más notorio en la cuenta de Pence es la crisis venezolana. Queda cuidadosamente rebanada, entre reflexiones, promesas y advertencias en clave de amenazas veladas.

Alonso Moleiro (ALN).- Puesto que su interés por la política ha producido malentendidos, el músico, actor y excandidato presidencial panameño Rubén Blades ha decidido conducir sus redes sociales dentro de los asépticos confines del universo artístico. Metido en otra gira de conciertos, anunciando un nuevo “retiro”, Blades comparte sus fotos con la audiencia, consciente de que él es, por derecho propio, un objeto de culto, y que todavía no hay reparo que se le haga en política que pueda con el poderío seductor de su obra.

Alonso Moleiro (ALN).- Habla de sus gustos, comenta novedades económicas, esquiva provocaciones y ofrece una imagen flexible y abierta. Andrónico Luksic, el acaudalado hombre de negocios de Chile, ya llegó a su tuit número 1.000. Su cuenta, en la cual está permitido criticarlo, transita fluida, sorteando con ética deportiva los baches del camino, como el reciente episodio de la venta del Banco Popular, que le ha hecho perder una buena cantidad de dinero.

Redacción (ALN).- Solo un 36% de los estadounidenses aprueba al presidente Trump, según una encuesta de ‘The Washington Post’ y la cadena de televisión ABC. Es el más bajo porcentaje de aceptación en los últimos 70 años.

Mariana Zapata (ALN).- El presidente de Estados Unidos no puede parar de tuitear. Debe ser el tuitero más activo del mundo. Tuitea en todo momento, dondequiera que esté. Desde la Casa Blanca, desde la piscina de su mansión en Florida. Mientras juega golf, mientras baila, mientras come y seguramente sigue tuiteando mientras sueña. Donald Trump es adicto a Twitter. Quizá por ello se mete en tantos problemas.