alnavio.com
Edición testing    8 de abril de 2020

Vladimir Padrino López

Zenaida Amador(ALN).- Desde el 13 de marzo, cuando en Venezuela se decretó el estado de alarma nacional por la aparición de Covid-19 en el territorio, Nicolás Maduro no ha escatimado en sus prácticas represivas y en sus violaciones a la libertad de expresión. La “furia bolivariana” va en escalada, sin importar si se trata de líderes políticos, médicos o periodistas. Para eso el régimen tiene en las calles a sus fuerzas especiales de seguridad a cargo de la represión.

Ysrrael Camero (ALN).- En momentos en que la opinión pública mundial se encuentra enfocada en la respuesta de los gobiernos a la pandemia global del coronavirus, William Barr, fiscal general de los Estados Unidos, anuncia la presentación de cargos criminales contra Nicolás Maduro y otros altos personajes del entorno de su régimen, llegando a ofrecer altas recompensas a quienes contribuyan a su aprehensión. ¿Cómo ha de ser leído este paso? ¿Qué consecuencias políticas reales tiene este anuncio en Venezuela? ¿Acerca un cambio político democratizador o contribuye a consolidar el autoritarismo? ¿Obedece esta decisión a factores internos de la política del gobierno de Trump?

Pedro Benítez (ALN).- Ni la Fuerza Armada Nacional, ni la Milicia bolivariana, ni los colectivos, ni el ELN, nadie en Venezuela va a dar su vida para que Nicolás Maduro y Diosdado Cabello sigan en el poder. Y ellos menos que nadie. La historia del chavismo se ha caracterizado por poner pies en polvorosa ante cualquier amenaza real de fuerza. A la hora que se desenfundan las armas o amenaza con correr la sangre (de ellos) sus dirigentes siempre han huido y no hay nada que indique que en el futuro será distinto.

Pedro Benítez (ALN).- Sin prurito alguno Diosdado Cabello ha felicitado a los colectivos que hostigaron a los diputados opositores, maestros y periodistas el miércoles pasado en las inmediaciones del Palacio Federal Legislativo en Caracas. De paso dejó claro que la Asamblea Nacional de mayoría opositora allí no sesionará porque “no tienen mucho que hacer aquí”. Eso pese a lo que diga el Parlamento Europeo. Allí y en los alrededores manda él. De modo que sin haber ganado una elección ni siquiera en el PSUV, Cabello le impone su política a Nicolás Maduro, a la FAN y a Venezuela entera.

Pedro Benítez (ALN).- Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y Vladimir Padrino López han decidido arriesgarse. Ignorar las ofertas de negociación, aislarse internacionalmente aún más y apostar a su alianza con Rusia. Ya pusieron en práctica esa política cuando instalaron la Constituyente en agosto de 2017 y luego en la cuestionada elección del 20 de mayo de 2018.

Pedro Benítez (ALN).- El general Vladimir Padrino López se sumó a la enrevesada maniobra política de Nicolás Maduro para tomar el control de la Asamblea Nacional de Venezuela. La maniobra ha salido mal de todas las formas posibles. Entre otras cosas porque ha puesto a la fuerza militar en el ojo del huracán al tener que confrontar y ceder antes los políticos civiles. Juan Guaidó no ha sido anulado sino que, por el contrario, se ha crecido y los militares lo saben. Son ellos los que sostienen a Maduro y la población también lo sabe.

Juan Carlos Zapata.- La operación de Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y el general Vladimir Padrino López se venía diseñando desde hace semanas. Lo que no se esperaba es que la puesta en escena se hiciera de una forma tan burda. Ante el mundo quedaron en evidencia las alcabalas policiales y militares, el bloqueo al recinto parlamentario para impedir el paso de Juan Guaidó y los diputados que lo respaldan, la violación del reglamento interno del Parlamento, el uso de un grupo de parlamentarios mercenarios y corruptos para integrar la directiva ilegítima, el modo en que se procedió a la juramentación y la actitud clara de que los diputados comprados por el régimen recibían instrucciones precisas de lo que debían hacer y deben seguir haciendo una vez posicionados en los cargos. El próximo paso será que el Tribunal Supremo de Justicia sentenciará que esa directiva y esa Asamblea Nacional son las legítimas.

Pedro Benítez (ALN).- Vladímir Putin, presidente de la Federación Rusa, ha decidido apostar por Nicolás Maduro. Pero tiene una condición: sacar a Juan Guaidó de la presidencia de la Asamblea Nacional (AN). Se sabe que es la presión rusa la que está detrás del repentino interés de Maduro por ponerle la mano a la AN en este mes de enero y no en 2021. Luego de meses de amagues y disimulos Putin muestras sus cartas con respecto a Venezuela. Son las que siempre usa, el engaño y la explotación de las debilidades de sus contrarios.

Daniel Gómez (ALN).- Pese a ser todo un poder en Cuba, el ministro de Defensa, Leopoldo Cintra Frías, es un hombre de bajo perfil. EEUU lo acaba de sancionar. Lo acusan de cometer “graves violaciones de los derechos humanos” y de “sostener al ilegítimo régimen de Nicolás Maduro”. En 2015 el general Cintra estuvo en Caracas. Se reunió con el ministro de la Defensa de Maduro, Vladimir Padrino López. Entonces firmaron un acuerdo técnico-militar que dice así: “En caso de amenaza de la soberanía nacional de ambas naciones se comprometen a prestarse asistencia recíproca”.

Pedro Benítez (ALN).- La medición de fuerzas dentro de la Asamblea Nacional de Venezuela que debía ocurrir el próximo 5 de enero se adelantó el pasado martes 17 de diciembre. El PSUV lo interpreta como lo que fue, una celada. Juan Guaidó adelantó una votación para impedirle al oficialismo armar su propia emboscada. Modificar el reglamento interno de la AN sólo fue el pretexto. Con eso ganó el primer round de una pelea donde se juega el liderazgo de la oposición venezolana.

Juan Carlos Zapata.- Guaidó dice que la lucha sigue. Que el balance de la lucha no puede medirse con el hecho de que Maduro se mantenga en el poder “ejerciendo como dictador” sino porque “la esperanza de cambio se mantiene”. Guaidó sigue convencido de que el chavismo está en su peor momento. Su peor momento histórico que ya abarca 20 años en el poder. ¿Pero en qué se equivocó? ¿Por qué Maduro sigue en el Palacio de Miraflores?

Pedro Benítez (ALN).- El nudo gordiano que no logra resolver el campo democrático en Venezuela es el enigma militar. Entre la Venezuela civil y la militar ha habido un abismo histórico que el chavismo ha usado (y usa) a su favor. Mientras la Fuerza Armada no le retire el apoyo a Maduro no hay transición en Venezuela y no lo hará mientras no vea una alternativa clara.

David Placer (ALN).- Rafael Ramírez, el exZar de la industria petrolera y expresidente de PDVSA habla desde su exilio en Europa. Ahora lo hace sobre los líderes chavistas que se mantienen en el poder con Nicolás Maduro. Uno de ellos, Diosdado Cabello. El segundo del régimen. Asegura que Cabello le confesó que está en desacuerdo con la política de Maduro, pero lo mantiene por “supervivencia” mutua.

Pedro Benítez (ALN).- Dos sectores de la sociedad venezolana se cruzaron este jueves. Los estudiantes, el grupo más contestatario y movilizado de cualquier sociedad. Y los militares, los guardianes del orden. Todo estaba preparado para una confrontación que no ocurrió. Los dos ganaron. Los dos se cruzaron mensajes. Pero la tensión que acumula una sociedad llena de descontento sigue allí.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Evo Morales se fue. Denunciando un golpe de Estado cívico, político, policial. Evo Morales no dice golpe militar. Habla en la carta de renuncia de golpistas. Así, de forma genérica. Se ve que Evo Morales no quiere enfrentar a los militares. De hecho, en la campaña electoral, mientras denunciaba que estaba en marcha un golpe de Estado, asistía a eventos militares, y visitaba cuarteles y guarniciones.